La Junta prohíbe quemar restos vegetales en el monte porque todavía existe riesgo de incendio

La campaña de extinción acabó el 30 de septiembre pero el calor y la sequía han obligado a adoptar esta prohibición.