La iglesia de Priego retoma su actividad bajo medidas de prevención que están “incluso por encima de lo exigido”

La Iglesia San Nicolás de Bari de Priego recuperó su actividad este lunes 11 de mayo después de haber estado cerrada durante casi dos meses ante el agravamiento de la pandemia del coronavirus. Al haber entrado la provincia de Cuenca en la Fase 1 del plan de desescalada, los lugares de culto han podido reabrir sus puertas siempre y cuando respeten una serie de precauciones con el fin de evitar posibles contagios.

En el caso de la parroquia pricense, Francisco Martínez, su sacerdote, ha establecido una serie de medidas de prevención que están “incluso por encima de lo exigido, evitando precipitaciones y riesgos a la larga contraproducentes”. Además, el párroco advierte de que estos primeros días serán de “prueba”, existiendo la posibilidad de que tras esta experiencia inicial las misas queden restringidas a “domingos y festivos” si se cree “conveniente”.

Este que se reproduce a continuación es el comunicado que Francisco Martínez ha puesto en conocimiento de los fieles de la Parroquia de Priego.


Con motivo de la mitigación de las medidas tomadas par evitar la propagación de la enfermedad del covid 19, mitigación que entrara en vigor el próximo 11 de mayo de 2020, después de considerar no sólo las disposiciones de Ministerio de Sanidad, de la Conferencia Episcopal Española, y de la Diócesis de Cuenca, sino también las particulares circunstancias de nuestras parroquias y la conveniencia de mantener las medidas prudenciales incluso por encima de lo exigido, evitando precipitaciones y riesgos a la larga contraproducentes, se pone en conocimiento de los fieles cristianos de ésta Parroquia, lo siguiente:

1. El culto público será restablecido en su horario habitual, durante la semana del 11 de mayo de manera de prueba, y según se vea conveniente se podrá reducir únicamente a los domingos y festivos a excepción de los funerales .

2. Aunque las normas emanadas por el Ministerio de Sanidad permiten el culto todos los días, reitero que es probable reducirlo, pues las circunstancias e incertidumbre sigue existiendo al igual que el virus no se ha ido. Ante todo prudencia y no precipitación.

3. En la participación en la misa se tendrán en cuenta las siguientes advertencias en cumplimiento de las normas emanadas por el Ministerio de Sanidad, la Coferencia Episcopal Española, y la Diócesis de Cuenca, así como las disposiciones añadidas en virtud de la autoridad parroquial.

4. Se mantiene la dispensa del precepto dominical y festivo, de modo que nadie ha de sentirse obligado a participar en la Santa Misa, especialmente si forma parte de la población considerada con especial riesgo de contagio, en particular enfermos y ancianos.

5. Sólo se admitirá un tercio del aforo total del templo. Los fieles ocuparán sólo los bancos impares que no están señalados y únicamente los extremos de los mismos, es decir 2 personas por banco hasta completar aforo.

6. Se guardará en todo momento la distancia de dos metros entre los asistentes, que deberán llevar mascarilla. Se administrara tanto a la entrada al templo como a su salida gel higroalcohólico, para que los fieles puedan desinfectarse al entrar y al salir.

7. El gesto de la paz se hará sin desplazamiento ni contacto físico. En las exequias o funerales queda prohibido terminantemente el pésame. Y de momento la asistencia máxima de 15 familiares o allegados.

8. Tanto a la entrada como a la salida del templo se guardará el debido orden y se mantendrá la distancia de dos metros, igualmente durante la procesión para recibir la comunión. No se harán corrillos ni se formarán grupos a la salida, ni se parará nadie a conversar o saludar a quienes encuentre en su camino.

9. No se pasará el canastillo para la ofrenda o donativo de los fieles sino que estará a la entrada del templo para que al salir cada uno lo deposite allí.

10. La Sagrada Comunión se recibirá en la mano y omitiendo el diálogo entre el Ministro y comulgante. Al recibir la comunión se volverá no por el pasillo central o vía sacra sino por uno de los laterales del templo se mantendrá la distancia de dos metros y se llevará mascarilla, recibiendo la comunión el comulgante, después de recibir la comunión se retirará un par de metros y retirando la mascarilla comulgará reverentemente y proseguirá por el lateral hasta llegar a su sitio correspondiente..

11. Para las lecturas el lector no se quitará la mascarilla y se lavara las manos con gel antes de tocar el libro litúrgico.

12. Para recibir el sacramento de la Penitencia el Ministro se pondrá en un extremo del banco y el penitente en otro extremo ambos con mascarilla.

13. Evidentemente queda totalmente prohibido tocar las imágenes en el Templo.

14. El Ministro se lavará con gel hidroalcohólico antes y después de administrar la Sagrada Comunión.

Esto es todo y siendo responsables y solidarios entre todos unidos en caridad fraterna venceremos al virus.

Un saludo de vuestro Párroco. Francisco Martínez del Olmo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s