Así afronta la Residencia de Mayores El Rosal la pandemia de coronavirus

Hace dos semanas que Las Cuatro Esquinas empezó a recibir mensajes que alertaban de las condiciones precarias en las que supuestamente estaban trabajando los empleados de la Residencia de Mayores El Rosal de Priego. A mediados de marzo se confirmaron dos casos positivos de coronavirus entre los residentes –que fueron ingresados en el hospital de Cuenca– y eso obligó a adoptar una serie de medidas extraordinarias que provocaron aún más dificultades para todos.

Según Aralia Servicios Sociosanitarios –la empresa privada que gestiona este servicio público de la Junta de Castilla-La Mancha–, “la notificación del resultado de la prueba del Covid19 no es comunicada de manera inmediata por parte del hospital”. “A los trabajadores se les informó el mismo día en que se tuvo conocimiento, concretamente el 13 de marzo de 2020”, explica la empresa, que el 1 de abril remitió un comunicado a este periódico después de que Las Cuatro Esquinas insistiera repetidamente. Aralia añade que “una vez conocido el positivo se actúa conforme al protocolo aprobado, que consiste en el aislamiento preventivo de todos los residentes”.

residencia_opt

Fachada principal de la residencia de mayores de Priego. Fotografía Aralia.

Tanto los ancianos como los empleados habían compartido espacio y contacto directo con las personas que habían dado positivo, así que era imperativo extremar las medidas de aislamiento, protección, higiene personal y limpieza de las instalaciones para evitar más contagios. Según ha sabido este periódico a través de varias fuentes que piden mantener el anonimato, durante los primeros días supuestamente escasearon materiales imprescindibles como batas, mascarillas y alcohol, además de que no había test para confirmar si había más usuarios infectados.

Aralia explica que “no tiene test ni puede adquirirlos ni tiene obligación de tenerlos dado que es un supuesto absolutamente excepcional que no pudo preverse”. Según la empresa, “compete al Ministerio de Sanidad, a través de la administración autonómica competente, la adquisición centralizada de los mismos”. En cuanto al resto de materiales, a fecha 1 de abril la empresa decía disponer de “EPIs [equipos de protección individual] suficientes como batas, mascarillas de tela, quirúrgicas, gorros, buzos impermeables, pantallas y gafas de protección”.

Desde la Junta informan a este periódico que el viernes 27 de marzo “se mandó material a todas las residencias de la provincia de Cuenca, incluida la de Priego”. Además, el lunes día 31 se hizo “un nuevo envío a la residencia de Priego que incluye máscaras realizadas con impresoras 3D”. En cuanto a los test, la Junta asegura que “han llegado los primeros 5.800 a Castilla-La Mancha y se han distribuido por gerencias; están dirigidos a personal sanitario y de residencias, por lo que también llegarán a Priego”.

residencia salon_opt

Interior de la Residencia El Rosal. | Fotografía: Aralia.

Las fuentes consultadas por Las Cuatro Esquinas advertían de que tampoco se había desinfectado el interior del edificio, una responsabilidad que, según Aralia, no le compete: “La adopción de medidas en orden a la desinfección de las instalaciones o atención a los residentes, son totalmente ajenas a esta empresa”. Por su parte, la Junta dice que pidió “ayuda a la Subdelegación del Gobierno de España en Cuenca y a la Diputación Provincial para la desinfección de la residencia de Priego”, algo que finalmente ocurrió el 1 de abril.

Catorce trabajadores de la residencia El Rosal “estuvieron en aislamiento preventivo por haber tenido contacto directo” con los ancianos hospitalizados. Las personas a las que este periódico ha entrevistado aseguran que algunos de estos empleados supuestamente volvieron a su puesto de trabajo antes de que transcurrieran los 14 días de “aislamiento domiciliario” que establece el Ministerio de Sanidad para los “casos posibles”.

Sobre esta cuestión concreta, la empresa sostiene lo siguiente: “La fecha de reincorporación de los trabajadores en aislamiento domiciliario no es potestad de Aralia. Epidemiología y Medicina de la Salud de Cuenca realiza el seguimiento de todo el personal en aislamiento, y es quien decide, conforme al cuadro clínico de cada uno y las revisiones oportunas la fecha de incorporación, fecha de alta que comunica a la empresa”.

La Junta, por su parte, no ha aclarado este punto.

Aralia también quiere “recalcar que desde el día 13/03/2020 hasta el día de hoy [1 de abril] ni usuarios ni trabajadores presentan ningún tipo de síntomas compatibles con Covid19”. No obstante, la empresa dice que “la situación actual en el centro es que todo el personal está asintomático a excepción de una trabajadora que se ha sometido a la prueba y aún no tiene el resultado, y otra que tras volver de un viaje a Madrid, se encontró con síntomas, lo comunicó al centro y no se ha incorporado, por lo que ambas se encuentra de baja”.

residencia camas_opt

Una de las habitaciones compartidas de la residencia de Priego. | Fotografía: Aralia.

Las fuentes consultadas por Las Cuatro Esquinas, que han accedido a hablar a cambio de que se preservara su anonimato, aseguran que algunos de estos trabajadores que estuvieron de baja no fueron sustituidos. Aralia afirma que “se han realizado tres contrataciones desde el día 13 de marzo de 2020”, y asegura que “el resto de turnos que no se han podido cubrir con nuevo personal han sido cubiertos por personal de Ayuda a domicilio de Cuenca”. “Esta situación fue comunicada al Secretario Provincial de Bienestar Social y al Ayuntamiento de Cuenca y adoptada tras su aprobación. De tal forma que el servicio ha estado siempre cubierto teniendo más presencia de personal diariamente que la contemplada en el PPT”.

La Junta tampoco ha valorado esta cuestión.

Por último, Aralia insiste en que la situación que vive el país “sobrepasa a las empresas que gestionan las residencias al igual que a las autoridades públicas, gobiernos y estados, pero lo que nos gustaría transmitir a la opinión pública es que las empresas estamos limitadas en la contratación de personal, sujetas a la disponibilidad escasa del mercado, y en la adquisición de materiales sanitarios, centralizados en las administraciones públicas, por lo que nuestra dependencia de las dichas administraciones públicas es absoluta durante el Estado de Alarma, intentando con todos los medios materiales y con la entrega de los profesionales suplir cualquier carencia que pueda sobrevenir”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s