Se multiplican los mensajes que piden a los habitantes de las ciudades que no viajen a los pueblos por la crisis del coronavirus

“Pido a mis paisanos, que como yo, vivís fuera del pueblo, que si no es por fuerza mayor, no lo visitéis durante esta crisis del coronavirus. Sobre todo por respeto hacia las personas mayores que allí viven. A todos nos gusta relajarnos en él, ya habrá tiempo”. Con este mensaje amaneció el viernes el foro de Facebook que mantiene en contacto a cientos de pricenses, a los que viven en el pueblo y a los que residen fuera.

Miles de personas están pidiendo a través de las redes sociales que los habitantes de las grandes capitales no se desplacen a los pueblos huyendo del coronavirus, cuya propagación está siendo mayor en las ciudades de la Comunidad de Madrid. “Siento deciros que ya hay mucha gente en el pueblo desde ayer que han venido de Madrid y que no se han quedado en sus casas sino que han salido a la calle como si nada. Nos estamos tomando esto a risa y es una cosa muy seria”, advertía otra persona en ese mismo foro de pricenses.

Desde que Madrid suspendió toda la actividad docente y muchas empresas han facilitado el teletrabajo, miles de personas se han desplazado a las áreas rurales o han vuelto a las pequeñas capitales de provincia de las que proceden. El presidente de Castilla-La Mancha advertía este jueves de que ésto posiblemente ocurriría: “La Comunidad de Madrid tiene que pensar en lo que va a pasar este fin de semana con la gente saliendo de su territorio. Estamos supeditados a lo que piense el presidente del Gobierno”, comentó Emiliano García Page.

En la provincia de Cuenca se registraron este viernes los primeros 11 casos positivos de coronavirus, siendo 194 las personas que ya se han contagiado en Castilla-La Mancha, de las que cinco se han recuperado y una ha fallecido. Aunque las características de una región tan despoblada y extensa como ésta hacen más difícil la propagación del virus, su cercanía a la capital de España, principal foco del Covid-19, supone un riesgo que no ha pasado desapercibido para las autoridades castellanomanchegas. Entre Madrid, Cuenca, Guadalajara y Toledo se producen grandes movimientos de población cada día, y los pueblos conquenses son el lugar en el que muchos madrileños buscan refugio los fines de semana.

Pero, si bien es cierto que en la España rural apenas se producen aglomeraciones que faciliten la propagación del virus, los pueblos están principalmente habitados por personas de avanzada edad, que son uno de los colectivos de riesgo. Conscientes de esta situación, no son pocos los que han pedido que se eviten los viajes. Así lo ha pedido, por ejemplo, la alcaldesa de Fuertescusa, donde la mayoría de los habitantes superan los 55 años: “Os ruego a todos aquellos que hayáis pensado venir al pueblo no lo hagáis, pensar que en el pueblo hay mucha gente mayor y hay que protegerlos. Tenemos que intentar entre todos no llevar el coronavirus allí. Todos tenemos que ser responsables.

Se pide responsabilidad

“A nuestros abuelos se les pidió que fueran a la guerra, a nosotros sólo nos piden quedarnos en casa. Irse al pueblo a pasar la cuarentena es insolidario e irresponsable. Por favor seguid las recomendaciones de los médicos y quedaros en casa. Gracias”, expresaba en Facebook otro vecino de la España vaciada, un mensaje al que se sumaba otra persona que también suele visitar Priego con frecuencia: “Ya quisiera yo estar allí, pero como quiero a mi pueblo y a su gente (la gran mayoría son mayores), me quedo en Madrid. Me quedo en casa”.

Los mensajes que llaman a la responsabilidad también están surgiendo entre quienes viven en las ciudades y están sorprendidos por el comportamiento que sus vecinos tuvieron incluso cuando ya se conocía la gravedad de la situación. El jueves, Madrid seguía siendo una ciudad frenética pese a que sí se notaba menos afluencia en las calles. “Los de Madrid que habéis salido de la comunidad en vez de quedaros en vuestras casas sois unos irresponsables y unos egoístas. Cuatro directrices nos han dado, ¡cuatro!. No sé qué no entendemos de quedarnos en nuestras casas. No es momento ni para carreritas al súper, ni para cerveceo, ni para irse al parque con los críos. Mucho menos para irse de vacaciones. Responsabilidad”, criticaba otra persona en las redes sociales. Los llamamientos al confinamiento voluntario, la psicosis colectiva y el cierre de los comercios sí han provocado que este viernes Madrid fuera una ciudad radicalmente distinta a lo que se podría esperar de ella cualquier otro día. La Plaza Mayor, a las once de la noche, lucía completamente vacía, tal y como se puede comprobar en este vídeo.

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Priego, como tantos otros, ya han decretado una serie de “mediadas excepcionales” para aumentar todas las precauciones, medidas que afectan a los servicios municipales y los eventos que se vayan a celebrar en público. Además, algunas empresas del pueblo y la comarca han anunciado a sus clientes que suspenden su actividad hasta nuevo aviso. “Por precaución y prevención, este establecimiento permanecerá cerrado según la evolución de la epidemia”, advertía este viernes el Bar España. “Con el objetivo de minimizar al máximo la propagación del COVID-19, nos vemos obligados a cerrar la empresa desde hoy día 13 de marzo hasta el 27 de marzo”, comunicaba Multiaventura Buendía. Otros muchos negocios han hecho exactamente lo mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s