Las tres granjas de Priego consumirían más de 70 millones de litros de agua y generarían casi 42 millones de litros de purín

De momento, en Priego sólo hay una granja porcina construida. En ella se ceba a 1.990 cerdos y ya tiene permiso de la Junta para ampliar su capacidad a 7.000 reses, aunque está pendiente de que la justicia falle a su favor ya que el Ayuntamiento se negó a concederle licencia de obras en 2018, algo que supuestamente hizo sin estar suficientemente motivado. Hace unas semanas, la Junta dio su visto bueno a una nueva granja de 6.180 cerdos que aún está pendiente de recibir licencia de obras del Ayuntamiento. Y además, en este momento también se está tramitando una tercera explotación con capacidad, igualmente, para 6.180 cabezas de porcino.

Si todas estas granjas llegan a construirse, en Priego se cebaría a un total de 19.360 cerdos. En su conjunto, las tres explotaciones consumirían 72.926.000 litros de agua cada año (la mayor parte dedicados a las necesidades de los animales) y producirían 41.624.000 litros de purín, la sustancia que se obtiene al mezclar la orina, las heces y el agua con que se limpian las instalaciones.

Así pues, las tres granjas consumirían más agua que todos los habitantes de Priego durante un año. Si tenemos en cuenta que el Plan Hidrológico del Tajo calcula que cada persona consume 210 litros al día, el pueblo de Priego, con 896 habitantes censados en 2019, necesita alrededor de 68,7 millones de litros al año sólo para abastecer a los pricenses. Por lo tanto, las granjas consumirían 4,2 millones de litros más.

macrogranja

Naves de la única granja porcina construida en Priego, que tiene licencia para ampliar sus instalaciones. | Fotografía: Las Cuatro Esquinas.

Estas son las cifras totales que ha calculado Las Cuatro Esquinas en base a los datos que aparecen en la documentación oficial elaborada por los promotores. La empresa Agropecuaria Los Villares, que gestiona la granja que está pendiente de ampliación (7.000 cerdos), recibió autorización para consumir cada año 21.608.000 litros de agua, según consta en la Declaración de Impacto Ambiental que elaboró la Junta y que sirvió para autorizar la ampliación de las instalaciones.

Las segunda granja, impulsada por Porcinos Villatrabaque (6.180 cerdos), calcula que consumirá 24.812.000 litros de agua cada año. Así se lo ha trasladado a la Confederación Hidrográfica del Tajo, que ha abierto un periodo de alegaciones por si alguien se considera afectado por este consumo. Si la empresa consigue este permiso y la licencia de obras del Ayuntamiento (que tiene que decidir si le autoriza a ocupar más de un 10% de la parcela), la granja podrá ser construida.

En cuanto a la tercera explotación, también promovida por Porcinos Villatrabaque (6.180 cerdos), su consumo de agua alcanzaría los 26.506.000 litros anuales. Esta es la cantidad que ha solicitado a la Confederación, que el 5 de febrero inició un periodo de alegaciones previo a la autorización. El documento en el que se hacía este anuncio incluía varios errores, así que la Confederación ha reiniciado ese periodo de 30 días, a contar ahora desde el 17 de febrero.

Las Cuatro Esquinas desconoce por qué la granja ampliada consume menos agua pese a tener más cerdos que los nuevos proyectos, y por qué los consumos de la segunda y la tercera granja no coinciden pese a tener la misma capacidad de cerdos. Cada uno de los animales bebe entre 10 y 12 litros al día; el resto del agua se destina a la limpieza de las instalaciones. El caudal se consigue con sondeos que se perforan en las inmediaciones.

El consumo de agua de las granjas porcinas es una de las principales críticas de quienes se oponen a la proliferación de la ganadería intensiva en la provincia de Cuenca. A su juicio, no se puede entender que la Junta esté autorizando explotaciones que consumen tanta agua en comarcas que ven mermadas sus reservas hídricas por la escasez de lluvias. Por su parte, Porcinos Villatrabaque asegura que sus granjas necesitarían tanta agua como 3,5 hectáreas de alfalfa o maíz, y añade que “la Comunidad de Regantes de Priego viene cultivando habitualmente 250 hectáreas de estos productos”.

Producción de purín

Los 7.000 cerdos de la granja ampliada producirían 15.050.000 litros de purín cada año, según consta en la documentación oficial aportada por la empresa promotora. En cuanto a las dos granjas de Porcinos Villatrabaque, ambas con capacidad para 6.180 cerdos, tienen previsto generar 13.287.000 litros de purín al año cada una de ellas. De manera conjunta, la producción anual de purín ascendería a 41.624.000‬ litros.

El purín es otro de los elementos centrales de las críticas del movimiento STOP Macrogranjas. Esta sustancia se utiliza como abono en campos de cultivo que pueden estar próximos a los núcleos de población, pues la distancia mínima respecto al casco urbano es de 200 metros. En el caso de Priego, el purín que generan los 1.990 cerdos de la primera granja se vierte en terrenos que, en algunos casos, están muy cerca del pueblo, lo que ha provocado malos olores que perjudican la calidad de vida de los ciudadanos y ponen en peligro uno de los principales sectores de la economía local: el turismo. Aparte de ésto, quienes se oponen a las macrogranjas insisten en que el exceso de purín, rico en nitratos, contamina el terreno y los acuíferos.

La Junta defiende que si los agricultores respetan la ley, el purín no tiene por qué provocar ningún daño al medio ambiente. Este lunes, la asociación Pueblo Vivos Cuenca denunció que, supuestamente, “se han vertido purines de manera ilegal” en Mariana y Yémeda, localidad esta última en la que también se ha “desbordado una balsa de purines”. La organización ha aportado imágenes para respaldar su denuncia.

Los nuevos proyectos se multiplican a lo largo y ancho de la provincia. Uno de los últimos se ha planteado en La Peraleja, donde su Ayuntamiento ha decidido preguntar a los vecinos si están de acuerdo con la instalación de una granja de 2.000 cerdos ampliable a 7.000. Según informa Cadena Ser, de las 185 personas que emitieron su opinión por correo certificado, 105 rechazaron el proyecto y 80 se mostraron a favor. Así pues, el alcalde de este pequeño municipio ha trasladado al promotor de la granja que los vecinos se oponen a su construcción. Y, si bien es cierto que la empresa podría seguir adelante con el proyecto si consigue todos los permisos –el Ayuntamiento no puede negar la licencia de obras a una instalación que tiene todos los parabienes–, asegura el alcalde de La Peraleja que el promotor se comprometió a desistir si el pueblo se manifestaba en contra, como finalmente ha ocurrido.

Como recuerda Alcarria Es Más, no es la primera vez que un Ayuntamiento adopta una medida como ésta. Ya lo hizo en 2019 Saceda-Trasierra y el 100% de sus vecinos se opusieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s