La Junta da su visto bueno a la segunda granja porcina de Priego, con capacidad para 6.180 cerdos

La Junta de Castilla-La Mancha considera que la segunda granja porcina que se pretende construir en Priego, con capacidad para 6.180 cerdos, es “viable desde un punto de vista ambiental”. Tras analizar toda la información generada por este proyecto, incluidas las alegaciones de oposición que presentaron cientos de personas, los técnicos de la Junta han determinado que esta explotación es viable porque “no se producen efectos irreversibles, irrecuperables, severos o críticos”.

Así viene recogido en la Declaración de Impacto Ambiental que se ha publicado este miércoles 22 de enero en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha. Para comenzar la construcción, la empresa promotora, Porcinos Villatrabaque, necesita la licencia de obras del Ayuntamiento.

Si llegara a construirse, la granja estaría situada muy cerca de la frontera con Villaconejos de Trabaque, en un paraje conocido como Llano Voleta, a 3,3 kilómetros de Priego en línea recta y a 1,2 kilómetros de la primera granja porcina que se construyó sobre el término pricense. El río Trabaque discurre a 823 metros de distancia.

Casi 25 millones de litros de agua, y más de 13 millones de litros de purín

La empresa promotora estima que la granja consumiría 24.812.000 litros de agua cada año, cantidad que era más reducida en un primer momento. En cuanto a la producción de purines (sustancia que se forma con las heces y la orina de los animales, y las aguas residuales de la limpieza), el promotor calcula que su granja produciría 13.287.000 litros anuales. El purín será utilizado después como abono “orgánico-mineral mediante su vertido controlado en tierras de cultivo”. La empresa ya ha firmado un acuerdo con dos propietarios de fincas agrícolas para verter en ellas el purín durante un plazo de 10 años prorrogable. De las 154,66 hectáreas de que dispone, 113,03 están en Villaconejos, y 41,63 en Priego.

Las instalaciones ocuparían 5.660 metros cuadrados, lo que equivale a un 15,74% de la superficie de la parcela, por lo que se supera el límite del 10% que establecen las normas urbanísticas. Sin embargo, existe la posibilidad de que se autorice una mayor ocupación, aunque para eso es necesario que la empresa promotora consiga el informe favorable de la Junta (que ya consiguió en marzo de 2019) y el visto bueno del Ayuntamiento, algo que está por llegar. En 2018, durante la pasada legislatura, el Pleno denegó ese permiso a otra granja que esta misma empresa quiere construir en Priego. Antes de las elecciones, los tres candidatos a la Alcaldía mostraron su oposición a la construcción de nuevas macrogranjas porcinas.

Si la explotación consigue todas las licencias oportunas serán dos las granjas que haya en Priego. Actualmente sólo hay una explotación con 1.990 cerdos pero con autorización de la Junta para ampliar su capacidad a 7.000 cabezas. Dicha ampliación está pendiente de lo que dicte la justicia ya que el Ayuntamiento se opuso a conceder un permiso urbanístico que solicitaba el promotor, la sociedad Agropecuaria Los Villares. Por otra parte, Porcinos Villatrabaque ha presentado otro proyecto que daría lugar a una tercera granja.

Los proyectos han generado una fuerte oposición entre centenares de pricenses, que se han manifestado en varias ocasiones para exigir al Gobierno regional que endurezca los requisitos para este tipo de explotaciones. La Junta, el sindicato ASAJA y las empresas defienden que este sector genera riqueza y que no tiene por qué generar daños medioambientales si se respeta la normativa.

Respuesta a las alegaciones

Esta segunda granja comenzó su recorrido burocrático en el año 2017. Tras publicarse el proyecto en el que se detallan las características de la explotación, se inició un periodo de información pública para que las administraciones y la sociedad civil pudieran presentar sus alegaciones. Varias asociaciones y cientos de personas transmitieron sus argumentos en contra, que han tenido contestación del promotor en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Entres las “alegaciones más significativas” que incluye la DIA se hace referencia al elevado consumo de agua, al hecho de que no se conozca en qué terrenos se verterían los purines, y al “impacto socioeconómico negativo” que producirían los “malos olores” y la “contaminación de los acuíferos”, algo que se vería incrementado porque ya hay construida otra granja con capacidad para 7.000 cerdos. Además, algunas alegaciones recuerdan que en las proximidades del lugar en el que se se quiere construir la explotación hay una vivienda, varias edificaciones agrícolas y el centro YMCA, utilizado como “centro educacional y de turismo rural”.

El promotor responde que la información sobre las parcelas en las que se verterían los purines “se aportó en la documentación de la Autorización Ambienta Integrada”. Sobre el consumo de agua, la empresa sostiene que su explotación necesitaría tanta agua como 3,5 hectáreas de alfalfa o maíz, y añade lo siguiente: “La Comunidad de Regantes de Priego viene cultivando habitualmente 250 hectáreas de estos productos”. Para responder a los supuestos perjuicios socioeconómicos, el promotor recuerda que su actividad “genera beneficios económicos para el Ayuntamiento (licencias, IBI, etc), así como generación de puestos de trabajo directos e indirectos tanto en la fase de construcción como de funcionamiento”. No obstante, no especifica cuántos empleos directos generaría su granja cuando entrase en funcionamiento, aunque otras explotaciones similares son gestionadas por 1 o 2 trabajadores.

En cuanto a la presencia de otras construcciones próximas, Porcinos Villatrabaque contesta que “la existencia de edificaciones agrícolas y una vivienda aislada en la zona no puede considerarse como casco urbano al carecer de los servicios que necesita un suelo para ser considerado como tal”. Ésto mismo responde cuando se le plantea la proximidad del campamento YMCA, y añade que estas instalaciones están a una distancia de 2,74 kilómetros y que, por ello, “cualquier tipo de efecto generado por la granja sería imperceptible”.

A continuación, los técnicos de la Junta exponen todas las medidas que la explotación deberá cumplir para reducir su impacto ambiental.

(Fotografía de portada: Twitter de Ecologistas en Acción).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s