La avería que obligó a cortar el suministro de agua desde el domingo quedó reparada el martes

Este martes 19 de noviembre quedó solucionada la avería que había interrumpido el suministro de agua dos días antes, el domingo 17, cuando la bomba que succiona el agua dejó de funcionar “porque se agotó su vida útil”, explican a Las Cuatro Esquinas fuentes conocedoras. La máquina está situada en el acuífero, a más de 200 metros de profundidad, por lo que para sustituirla fue necesario, en primer lugar, extraer todas las tuberías que bajan hasta lo más hondo del pozo. Es una obra compleja que ha sido ejecutada por la empresa levantina a la que el Ayuntamiento recurre en ocasiones como ésta.

Al producirse la avería en el tramo inicial del suministro, el agua dejó de fluir inmediatamente, de modo que en pocas horas los depósitos se quedaron prácticamente secos. Para anticiparse a esta situación, el Ayuntamiento solicitó a la Diputación de Cuenca que trajera agua con su camión cisterna. Y así se hizo durante el lunes y el martes. Según ha sabido este periódico, el camión que ha estado abasteciendo a Priego durante estos dos días tiene capacidad para 30.000 litros, y el martes se hicieron dos descargas.

De esta manera se ha garantizado el suministro durante el día, pero el agua traída a Priego no era suficiente para cubrir la noche, así que en las madrugadas del lunes y el martes los grifos no expulsaban más que aire. Muchas personas han criticado al Ayuntamiento por no avisar de que se produciría esta situación, pues hay quienes se acuestan tarde o se despiertan temprano y se han encontrado con esta sorpresa en el momento más inoportuno. A quienes sí puso en alerta fue a los empresarios que trabajan de madrugada.

Este es el modus operandi del Ayuntamiento (del actual y del anterior) cuando se produce una avería: avisar sólo a los empresarios que se puedan ver afectados, pero no al resto de la población porque, si así se hiciera, le gente llenaría garrafas para tenerlas de reserva y ésto provocaría que el depósito se vaciara más rápido, según ha explicado el alcalde Salvador Martínez.

suministro agua

Reparación de una avería similar que se produjo en el verano de 2017. | Fotografía: Gabriel Arias.

Respecto a la actual avería, el Ayuntamiento hizo su primera referencia a la situación este martes, limitándose al siguiente comunicado: “Se ha roto la bomba del agua, están trayendo agua en cisternas y ya estamos trabajando para solucionar este tema”. Pocas horas después se consiguió sustituir la bomba y se pudo volver a la normalidad. De momento se desconoce qué coste ha tenido esta reparación.

Además, se introdujo alguna tubería adicional para garantizar que la bomba esté a mayor profundidad y siempre sumergida. El nivel del agua está actualmente a 183 metros, y la bomba se situaba a 205, por lo que estaba sumergida 22 metros. La bomba nueva se ha colocado a 214 metros. La profundidad máxima del acuífero son 250 metros. Jesús Valle, teniente de alcalde durante la anterior legislatura, advirtió de que el acuífero estaba llegando al final de su vida útil. Por ello, y porque la calidad del agua es muy mala, la actual Alcaldía ha iniciado ya los trámites para recuperar el suministro del pozo de Minches, del que ya se han tomado muestras para analizar si su agua es apta para consumo humano. La idea inicial de Salvador Martínez es que ambos suministros puedan utilizarse a la vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s