El Ayuntamiento quiere que la empresa de la vía ferrata también gestione una Oficina de Turismo

El Ayuntamiento de Priego sigue buscando una empresa que quiera gestionar la vía ferrata de El Estrecho, que lleva cerrada desde septiembre y no abrirá hasta que se haya completado su privatización. El alcalde, Salvador Martínez, explica a Las Cuatro Esquinas que a las empresas se les está ofreciendo la posibilidad de gestionar tanto la vía ferrata como la Oficina de Turismo que el Ayuntamiento quiere abrir en el pueblo.

Según el alcalde, los concejales que se están encargando de negociar este asunto, Elba Taravilla y Diego Torres, habían llegado a un acuerdo con una empresa de Villalba de la Sierra dedicada a las actividades de multiaventura, pero finalmente ha renunciado a quedarse con estos servicios. Se le estaba ofreciendo la gestión de la vía ferrata y un local para que montase la Oficina de Turismo, que estaría situada en la planta baja del consistorio y que también podría utilizar como almacén para guardar los equipos de seguridad de la vía ferrata (cascos, arneses, cuerdas, etc.). El Ayuntamiento quería percibir tres euros por cada usuario de la ferrata.

“Las empresas no quieren soltar un chavo”, se queja Salvador. “Les damos todas las facilidades que quieran, pero si ponemos el local, qué menos que quedarnos con tres euros por persona. Estamos abiertos a negociar, pero no sólo va a tener gastos el Ayuntamiento”.

ferrata priego

Dos personas practicando deportes de aventura en El estrecho de Priego. | Fuente: YouTube.

Diego Torres (concejal del PP y responsable de Turismo) confirma que el propósito del Ayuntamiento es adjudicar ambos servicios a una misma empresa, que tendría que abrir la Oficina de Turismo los sábados, domingos y festivos. Respecto a las obligaciones de cada una de las partes, Diego asegura que todavía se están negociando, así que no hay nada cerrado. Los concejales contactarán ahora con otra empresa para ofrecerle estos servicios que resultan de gran importancia para la economía local.

La vía ferrata, que atrae a miles de visitantes cada año y que ha sido pública desde que se inauguró, cerró a mediados de septiembre tras producirse el rescate de un usuario que había sufrido un derrame cerebral. El Ayuntamiento clausuró las instalaciones alegando razones de “seguridad” y por temor a tener que afrontar alguna responsabilidad en caso de que se repitiera alguna otra eventualidad. Comenzó entonces a buscar empresas para proceder a su privatización, con el objetivo de conseguir algún beneficio económico y para delegar la responsabilidad en el adjudicatario.

Los concejales de Juntos Por Priego pidieron que el Ayuntamiento iniciara un concurso público para que la subasta de este servicio fuera abierta y profesional, pero tanto la Alcaldía como Diego Torres (PP) creyeron que era preferible hacerlo mediante un contrato menor (conocido como contrato a dedo) para así agilizar los trámites. No obstante, se comprometieron a que se haría así sólo durante un año “para aprender cómo se gestiona”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s