Los técnicos de la Junta toman muestras de agua del pozo de ‘Minches’ y comprueban el estado de la infraestructura

Los técnicos de la Junta de Castilla-La Mancha han visitado Priego en dos ocasiones recientemente para tomar muestras de agua del pozo de Minches, y para comprobar en qué estado de conservación se encuentra su infraestructura, según ha explicado a Las Cuatro Esquinas el alcalde Salvador Martínez. De este modo se está estudiando la posibilidad de recuperar este viejo suministro que abasteció a los pricenses hasta el año 2007, un proyecto que el Ayuntamiento trasladó al delegado de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Joaquín Cuadrado, en la reunión que tuvo con él hace unos días.

Para no dar pasos en vano, lo primero que se hará es analizar la calidad del agua y comprobar si es apta para consumo humano. Los análisis de 2007 llevados a cabo por la Diputación certificaron que tenía un nivel muy elevado de sulfatos y que, por lo tanto, no era potable, así que los técnicos de la Junta tendrán que determinar si las propiedades del agua de Minches han cambiado en los últimos 12 años. El pozo está situado en la ribera del río Escabas, a muy pocos metros del puente rojo.

minches

Caseta construida sobre el pozo del que se toma el agua. | Fotografía: Gabriel Arias.

Si los análisis concluyen que el agua es apta para ser consumida, se procederá entonces a estudiar cómo se rehabilita el suministro. Su infraestructura está dañada y habría que sustituir las tuberías porque son de fibra de cemento. Además, también es necesario reparar los desperfectos del depósito hasta el que llega el agua, situado en las era de San Juan.

El alcalde asegura que de momento no conoce una cifra aproximada de cuánto dinero costarían todas estas operaciones, pero cree que van a ser muy caras y confía en que estén financiadas por el Gobierno regional: “El Ayuntamiento no puede financiar estas cosas, nosotros no tenemos dinero”.

depósito agua minches

Depósito de las eras de San Juan en el que se almacena el agua de ‘Minches’. | Fotografía: G.A.

Si el proyecto sale adelante, el alcalde quiere que el pozo de Minches se utilice de manera “constante”, intercalándolo con el actual suministro que baja el agua desde el Convento de San Miguel de la Victoria. “No sé cómo se haría, pero supongo que alternando uno 15 días y otro un mes”, comenta Salvador. También podría servir como suministro en caso de avería, evitando así que el pueblo se quede sin agua ante las eventualidades que se repiten cada año.

Por otra parte, el pozo de Minches abastecería a los pricenses mientras el Ayuntamiento lleva a cabo los trabajos de mejora en el suministro del Convento de San Miguel, que entró en funcionamiento en 2007. Según ha sabido este periódico, los técnicos de la Junta también inspeccionaron estas instalaciones para comprobar su estado y analizar cuáles son sus necesidades. La Alcaldía pretende construir un muro de decantación dentro de uno de los depósitos de esta red con el objetivo de retener parte de la arena que llega hasta los grifos de los consumidores. Para llevar a cabo esta obra es necesario cortar el agua y, por lo tanto, se hace necesario un suministro alternativo que proporcione agua mientras se ejecutan los trabajos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s