El Pleno aprueba que las cuentas generales de 2016 y 2017 sean enviadas al Tribunal de Cuentas

El Pleno del Ayuntamiento de Priego aprobó en la sesión del 9 de octubre que las cuentas generales de 2016 y 2017 sean enviadas por fin al Tribunal de Cuentas. Su tramitación llevaba atascada dos años hasta tal punto que el organismo que controla la gestión del Consistorio ya había requerido esta información en varias ocasiones.

Las cuentas generales de 2016 y 2017 contienen los detalles sobre la gestión económica que el Gobierno de Azucena Redruello hizo durante esos años. La exalcaldesa justificó el retraso de los trámites alegando que la secretaria no tenía tiempo, algo que la propia interventora desmintió explicando que ella había hecho su parte y que sólo faltaba la firma de Azucena: “El expediente está iniciado a falta de firma, una vez que se firme seguirá adelante. Yo no soy la responsable de todo lo que pasa”.

La Comisión Especial de Cuentas aprobó las cuentas de 2016 y 2017 en marzo de 2019 pese a la oposición de Nicolás Cano (exconcejal no adscrito) y Salvador Martínez (exconcejal del Grupo Socialista y actual alcalde). Ambos denunciaban que las cuentas no cuadraban y que había supuestas desviaciones entre los gastos e ingresos reales y los presupuestados. Azucena defendió la normalidad de esta situación porque los presupuestos “son previsiones”.

Tras ser aprobadas por la comisión especial, las cuentas generales tenían que pasar por pleno antes de ser enviadas al tribunal. La exalcalesa incluyó esta gestión en la última sesión de la legislatura, pero no prosperó ya que los concejales de la oposición, con mayoría absoluta, votaron a favor de que el tema fuera tratado en el siguiente pleno, que se celebraría cuando la nueva Corporación hubiera tomado posesión.

El asunto pasa a la legislatura actual

Finalmente, el tema no fue abordado hasta la sesión del pasado 9 de octubre, cuando la secretaria explicó a todos los concejales que el Tribunal de Cuentas había vuelto a pedir esta información advirtiendo de que si no se le remitía ya, “implicaría una responsabilidad porque se está faltando a la transparencia y al envío de las informaciones que hay que enviar”.

A los concejales les preocupaba respaldar con su voto un documento que desconocían en profundidad y del que desconfiaban, sin embargo, la secretaria les indicó que su voto simplemente serviría para que esa información sea enviada al tribunal, lo cual no implicaría que estuvieran a favor de las cuentas ni les generaría ninguna responsabilidad.

Según la instrucción de contabilidad –les leyó la secretaria–, “la aprobación de la cuenta general es una acto esencial para la fiscalización de ésta por los órganos de control externo, es decir, por el Tribunal de Cuentas, que no requiere la conformidad con las actuaciones reflejadas en ella ni genera responsabilizad por razón de las mismas”. “Es decir –subrayó la secretaria–, es una acto de trámite, hay que aprobarla, pero ni genera responsabilidad ni conformidad con el contenido. Pero si no me la aprobáis, yo no la puedo mandar al Tribunal de Cuentas, y tengo aquí su requerimiento”.

Realizada esta aclaración, los concejales de PSOE, Juntos Por Priego y PP aprobaron por unanimidad que las cuentas generales de 2016 y 2017 sean remitidas al Tribunal de Cuentas para que sean examinadas por el organismo fiscalizador. Ahora el Ayuntamiento tiene que empezar a tramitar la cuenta general del año 2018, también correspondiente a la etapa de Azucena Redruello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s