El gran reto al que se enfrenta el Ayuntamiento está a 250 metros de profundidad

Es el eterno problema al que se enfrentan los vecinos de Priego cada vez que abren el grifo del agua, y el eterno problema con el que han tenido que lidiar todos o casi todos los Ayuntamientos que han gobernado el pueblo. La mala calidad del agua que se suministra a los pricenses, y el mal estado de conservación de la red de distribución, se hacen más visibles con las averías que se producen cada verano, pero en realidad son un problema que está ahí incluso cuando (aparentemente) no altera la vida diaria de los ciudadanos.

La nueva Alcaldía de Salvador Martínez ha entendido la gravedad de la situación desde el primer minuto porque, nada más tomar posesión, se ha enfrentado a las carencias de un servicio público que es esencial. El agua tiene tanta arena que se producen frecuentes atascos y pérdidas de presión, además de que tanta mineralización puede acarrear problemas para la salud. Las averías son frecuentes y, por si fuera poco, la red de abastecimiento, que se instaló en la década de 1960, pierde el 60% del agua que lleva, según determinó un estudio realizado por la Diputación en 2007.

agua

Sedimentos encontrados en el filtro de un grifo de una vivienda de Priego. | Fotografía: Gabriel Arias.

Las calles están llenas de baches porque cada poco tiempo hay que levantar el asfalto para resolver alguna avería, o porque las tuberías tiene fugas y eso acaba provocando que el pavimento se hunda. Muchos vecinos beben y cocinan con agua de las fuentes o embotellada, y algunos han tenido que instalar descalcificadores en sus viviendas para evitar que los electrodomésticos se vuelvan a estropear. Por lo tanto, lo que en un principio parece un simple problema de la calidad del agua, al final se convierte en un problema estructural que afecta al conjunto del pueblo.

A lo largo de las últimas décadas Priego ha tomado agua de diferentes lugares: de las inmediaciones del Convento del Rosal, del pozo Minches y, actualmente, del Convento de San Miguel de la Victoria. Este último pozo funciona desde el año 2007 y requirió un gran desembolso por parte de diferentes administraciones. Aunque toda la infraestructura se creó junto al convento y pudiera parecer que el agua está allí mismo, en realidad se encuentra a 250 metros de profundidad, por lo que está incluso por debajo del nivel del río Escabas. Para subirla hasta el monasterio se necesita una bomba que gasta cada año entre 30.000 y 40.000 euros en electricidad.

Las medidas que hay sobre la mesa

En declaraciones a Las Cuatro Esquinas, Salvador Martínez explica que se va a construir un muro de decantación en el depósito redondo del pueblo –que está junto al instituto– con la esperanza de que éste retenga la arena que baja desde el convento, que se quedaría acumulada a un lado del muro y no seguiría su curso hasta las viviendas. Es una medida que podría evitar algunas averías y mejorar la calidad del agua –que seguiría teniendo una alta mineralización porque hay muchos minerales disueltos–, pero no solucionaría otro de los problemas: la escasez.

En verano, cuando la población de Priego crece hasta 1.600 habitantes (un 64% más que durante el resto del año), se producen algunos problemas de abastecimiento por el aumento del consumo, pues en el depósito entra menos agua de la que sale y finalmente se vacía. A priori, éste parece un problema puntual pero, además, desde hace unos años se viene observando con preocupación que el pozo del convento se está secando, hasta tal punto que entre 2016 y 2017 su nivel descendió seis metros, según alertó la anterior Alcaldía.

depósito agua

Un camión cisterna de la Diputación tuvo que abastecer a Priego durante el corte de agua que se produjo en el verano de 2017. | Fotografía: Gabriel Arias.

Si el pozo del convento está llegando al final de su vida útil se necesitará buscar un nuevo abastecimiento en cuestión de unos años, y es por ello que el Ayuntamiento también quiere recuperar el antiguo suministro del pozo Minches, que se dejó de aprovechar en 2007 no porque se estuviera agotando, sino porque “tiene un valor de concentración de sulfatos muy elevado”, según los análisis que llevó a cabo la Diputación, que determinaron, por este motivo, que el agua era “no apta para el consumo humano”.

Los sulfatos se encuentran en algunos minerales (especialmente en los yesos) y se generan cuando las tizas del terreno se disuelven en el agua. Una alta concentración de sulfatos puede provocar diarrea, por lo que se recomienda que los recién nacidos alimentados con lactancia artificial, las personas ancianas y aquellas personas que abruptamente pasen de beber agua con bajas concentraciones de sulfatos a agua con elevadas concentraciones de sulfatos, eviten beber agua con concentraciones de superiores a los 500 miligramos por litro. El manantial de Minches tenía una concentración de 590 mg/l.

No obstante, y si Sanidad lo permite, el Ayuntamiento estudiará la posibilidad de recuperar este suministro para tenerlo como alternativa ante cualquier avería o en caso de que falle el pozo del convento.

agua

Depósito de San Juan que habría que rehabilitar para almacenar el agua de Minches. | Fotografía: Gabriel Arias.

Rehabilitar el pozo Minches y construir un muro de decantación en uno de los depósitos fueron medidas que ya planteó el Gobierno de Azucena Redruello pero que, por motivos que se desconocen, finalmente no se llevaron a cabo. Las Cuatro Esquinas ha intentado contactar con la exalcaldesa para preguntarle por estas cuestiones pero no ha podido comunicarse con ella.

Por otro lado, Azucena anunció en 2016 que Priego había sido incluido en la próxima ampliación de la potabilizadora de Albendea, que fue inaugurada en 2013 y está situada en el embalse de La Ruidera, junto al río Guadiela, del que toma el agua. Esta potabilizadora abastece a los 11 municipios que integran la Mancomunidad del Guadiela y también extendería su tubería hasta Priego, según viene detallado en el proyecto inicial. Según afirmó la exalcaldesa, ella misma había conseguido que Priego fuera incluido en el próximo proyecto de ampliación, pero tras aquellas palabras que hizo en público, nada más se volvió a saber de este tema.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s