Ecologistas en Acción acusa a las administraciones de “jugar a la ruleta rusa” con la Serranía de Cuenca

Ecologistas en Acción Cuenca ha pedido “a las administraciones” públicas que limpien la “ingente” cantidad de combustible que todavía se acumula en la Serranía de Cuenca después de la gran nevada de abril de 2018, que se convirtió en un acontecimiento extraordinario al dejar miles de árboles tumbados por el espesor de la nieve. Muchos de los árboles, la mayoría pinos, aún no han sido retirados, lo que podría aumentar la intensidad de un hipotético incendio y dificultar el paso a los equipos de extinción.

Aunque un mes después de la nevada la Junta de Comunidades llevó a cabo trabajos de “roza, poda, apeo, eliminación de restos vegetales y prevención de plagas” en 18 pueblos de la comarca, “el estado de la Serranía de Cuenca es simplemente lamentable, cuando no dantesto”, lamentan desde Ecologistas en Acción en una carta enviada a los medios de comunicación. La situación sigue siendo muy delicada en lugares tan emblemáticos como El Hosquillo, el Nacimiento del Río Cuervo, la Ciudad Encantada o la Ruta del Escalerón a la Raya, en los que aún queda mucha madera amontonada a la espera de ser retirada.

pinos nieve

Miles de pinos cayeron desplomados por el espesor de la nieve. | Fotografía: Luis Torralba (Facebook).

La organización ecologista entiende que la gran nevada de 2018 “fue imprevisible y quizá la actuación de ese año no pudo mejorarse, pero en 2019 ya sabíamos lo que teníamos en los montes… y no se ha hecho lo suficiente”. Quizá las limpiezas resulten costosas –prosigue el comunicado–, “pero probemos a calcular los costes económicos de apagar un incendio de grandes magnitudes; probemos a calcular cuánto puede costar perder nuestros valores naturales a los hospedajes, los restaurantes, las empresas turísticas, ¿cuántos puestos de trabajo puede costarnos?”. Por no hablar de las vidas humanas que se ponen en juego cada vez que se produce un incendio forestal, recuerda Ecologistas.

“Lo peor del verano ha pasado, con él las mayores probabilidades de un gran incendio. Ahora hay que pensar qué vamos a hacer de cara al verano de 2020. ¿Vamos a seguir jugando a la ruleta rusa con todo esto?”, se preguntan los responsables de esta organización, que piden a las administraciones públicas “que se pongan todos los medios necesarios para solventar esta situación”, pues “todos sabemos cómo acaba el juego de la ruleta rusa cuando juegas demasiadas veces, solo es cuestión de tiempo… Y nadie tiene derecho a jugar con un patrimonio que es de todos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s