Balance del Cristo 2019: Las críticas, que las hubo, no empañaron el éxito de los fuegos artificiales y la paella popular

Hay personas que le perdonan a su Ayuntamiento que no arregle los baches de una calle o que suba el precio del agua, pero si lo que está en juego son las fiestas patronales, entonces no se perdona ningún en error. Conscientes de ello, los nuevos alcaldes que fueron elegidos en las elecciones de mayo se han tomado las fiestas del verano como la primera prueba de fuego de esta legislatura que acaba de empezar.

En el caso de Priego, la mayoría de quienes han opinado sobre las Fiestas del Cristo 2019, incluidos los concejales de la oposición, aprueban la gestión del Ayuntamiento. Aunque es cierto que, a grandes rasgos, han sido unas fiestas de continuidad respecto a los años anteriores, sí se han introducido algunos cambios que han gustado bastante. De hecho, son estos cambios los que quedarán en el recuerdo.

coro miserere

El coro de Priego fue, como cada año, uno de los protagonistas de los eventos religiosos de las fiestas. | Fotografía: Gabriel Arias.

Si bien las fiestas comenzaron el jueves con la despedida de la cerveza (otro invento más para alargar los días de jolgorio), no fue hasta el viernes cuando quedaron oficialmente inauguradas. Las palabras emocionadas del alcalde, Salvador Martínez, y del pregonero, Jesús Parra Luna, consiguieron que las 1.500 personas que había en la plaza aguantaran el tipo hasta que el acto de bienvenida finalizó. A Salvador se le agradeció, por ejemplo, que fuera tan “natural, sencillo y cercano”, dice Juan, vecino del pueblo. Para Conchi, el pregón de Torerillo fue “precioso” y “nos emocionó a todos, más a los que este año hemos perdido a alguien importantísimo en nuestras vidas”.

Pero, al margen de estos momentos de emoción que gustaron porque se sintieron espontáneos y naturales, en las fiestas hubo otras cuestiones fruto de la planificación del Ayuntamiento, como la elección de las orquestas, que gustaron bastante. En este artículo se dará prioridad a los aspectos positivos porque han sido señalados por un mayor número de personas, y el que de todos ellos se lleva la palma es el castillo de fuegos artificiales.

salvador jesus parra torerillo fiestas pregón

El alfarero Jesús Parra enseña la placa recibida tras su pregón. | Fotografía: Gabriel Arias.

Este año se ha vuelto a contratar a la pirotecnia Caballer, que fue una habitual de las fiestas de Priego hasta que empezó la legislatura de Azucena Redruello. La pólvora duró más que estos últimos años y el momento culmen del espectáculo –en el que aumenta la intensidad del petardeo a modo de despedida– se prolongó durante dos minutos y medio. “Fuegos de artificio como tienen que ser, desde que empiezan hasta que terminan, el cielo iluminado. Se nota la mano de los pirotécnicos levantinos”, comenta Francisco. No ha llegado hasta este periodista ni una sola opinión negativa sobre los fuegos artificiales.

La otra actividad que también ha generado muy buenos comentarios es la paella popular. Se programó para el lunes día 16 porque era festivo local y, a pesar de que no había más eventos previstos y apenas quedaba gente en el pueblo, resultó todo un éxito. El Auditorio José Pérez González se quedó pequeño ante la cantidad de personas que quisieron almorzar en compañía de sus vecinos. El cocinero Ricardo García repartió más de 550 raciones. “Unir a todo un pueblo para participar en una comida, ha sido lo más novedoso y positivo”, considera María Fe.

bicitoro

Juanito con su bicitoro. | Fotografía: Las Cuatro Esquinas.

La bicitoro de Juan Albendea, que ya se utilizó en la legislatura pasada, también resultó un éxito, pues aportó frescura y diversión al tradicional toro de fuego. Además, Juanito colocó una cámara en la parte delantera de su bicicleta para grabar su avance a toda prisa por la calle Larga. El vídeo ha sido publicado en Facebook y proporciona un punto de vista totalmente novedoso.

Suciedad, vicios de las peñas y medidas de seguridad

En los últimos años se ha observado con mucha preocupación que las peñas –alrededor de una treintena con más de 400 peñistas en total– apenas pisan el baile, dejando la plaza prácticamente vacía mientras las orquestas siguen tocando su repertorio. Y aunque el alcalde, en su pregón, les pidió que corrijan este comportamiento, que disfruten de la música que tanto dinero cuesta, sólo se ha observado una leve mejoría en este sentido.

Por otro lado, a los peñistas se atribuyen también determinados actos vandálicos, falta de higiene y un exceso de ruido que molesta a quienes, con todo el derecho del mundo, intentan dormir. “Me gustó mucho la música a todo volumen a las siete de la mañana”, dice con ironía Carlos, que tampoco entiende “por qué las calles estaban llenas de bolsas, botellas y vasos de plástico, botes y demás basuras”. Y es que, para muchas personas que viven en el centro del pueblo es especialmente molesto despertarse y tener que pisar un charco de orina –con papeles, compresas y tampones– para poder salir de sus casas.

peña fiestas

Suciedad que se acumuló en una calle del centro del pueblo. | Fotografía: Enviada a Las Cuatro Esquinas.

Preguntado por esta cuestión, el alcalde reconoce que hay que solucionar este problema y que el próximo año, “cueste lo que cueste”, se “estudiará” la posibilidad de “poner, por lo menos, dos o tres urinarios en puntos estratégicos”. En cuanto al servicio de limpieza, explica Salvador que las dos personas que están contratadas de manera regular para barrer las calles, no han trabajado durante las fiestas, sino que, en su lugar, se ha contratado a tres personas para que limpiaran toda la suciedad que se generó durante los tres días que duró El Cristo.

En cuanto a la traca del domingo, que se ofrece como cierre de fiestas, este año también se ha comentado que carece de medidas de seguridad. La traca se extiende sobre el suelo a lo largo y ancho de la plaza y la calle Larga pero, al no colocarse ningún precinto, muchas personas están excesivamente cerca de la pólvora e incluso cruzan por encima de ella una vez que los petardos ya han empezado a explotar. Del mismo modo, los cohetes que preceden al toro de fuego también se lanzan con demasiado desparpajo, señalan otras personas, y Miguel Ángel critica que haya “un exceso de chavales tirando petardos incluso al lado de la gente mayor”.

Este año se ha observado, y algunas generaciones es la primera vez que lo ven, que los agentes de la Guardia Civil hicieron acto de presencia en la plaza durante el baile, colándose entre el público para echar un vistazo. Algunas personas explican a Las Cuatro Esquinas que incluso se produjo algún registro.

La oposición y la Alcaldía hacen una valoración positiva

Salvador Martínez dice que le han trasladado algunas pocas quejas pero que, a grandes rasgos, la valoración es “muy positiva”. “La participación de la gente ha sido muy buena, excepcional. Yo no sé si ha ocurrido otras veces, pero en cuanto hemos abierto la boca, la gente ha respondido positivamente, y creo que va a seguir esa tendencia”, asegura el alcalde.

Opinión parecida la que transmiten a este periódico los concejales del PP. “Las fiestas han estado bien, con algunos fallos intrascendentes que casi no se han percibido, pero que como novatos es casi normal”, comenta Diego Torres, que se muestra especialmente orgulloso por el “éxito total” de la paella. Y aunque reconoce que “las fiestas son lo que son y no podemos hacer mucho más”, se muestra optimista respecto al Cristo de 2020: “Podemos mejorar algunas cosas. Tenemos todo un año para ello y para que las fiestas sean del agrado de la mayor parte del pueblo”.

paella

Se repartieron más de 550 raciones de paella. | Fotografía: Gabriel Arias.

Los concejales del PP, y también los de Juntos Por Priego, dicen que han ayudado a organizar todas aquellas actividades para las que se les ha requerido. “Hemos estado colaborando con las necesidades que han ido ocurriendo, actuando indistintamente toda la Corporación”, explica a este periódico Ángel Torres, concejal de Juntos Por Priego y segundo teniente de alcalde. Y es este espíritu de colaboración, al que también se han sumado otros muchos ciudadanos alejados de la gestión del Ayuntamiento, el que según Diego está “poniendo los cimientos para la convivencia del pueblo. Por lo menos, los concejales lo estamos intentando”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s