El Grupo Popular critica el servicio de limpieza y propone que el pueblo se divida en sectores

El Grupo Popular no está satisfecho con el nuevo servicio de limpieza que implementó la Alcaldía de Salvador Martínez al poco de tomar posesión. Dos meses después de que entrara en funcionamiento, algunas zonas del pueblo están sucias y los dos barrenderos contratados no parecen tener muy claro cómo organizar la limpieza, pues, según explicó el concejal del PP Diego Torres en el pleno del 6 de septiembre, parecen estar “esperando a que Nico [el alguacil] llegue para decirles dónde tienen que ir a limpiar”.

Como plan alternativo, Diego propuso “dividir el pueblo en sectores” para que cada día se limpien las calles de una zona específica y, al cabo de unas semanas, el pueblo haya quedado totalmente limpio siguiendo una misma forma de proceder.

diego torres miguel ángel

Diego Torres (izq) y Miguel Ángel Canales durante el pleno del 6 de septiembre. | Fotografía: Gabriel Arias.

El alcalde se excusó en que los barrenderos han estado quitando hierbas durante todo el verano, por lo que han tenido menos tiempo para barrer las calles. Pero, en cualquier caso, se mostró dispuesto a entregarles “un esquema para que se organicen”. Sin embargo, Salvador aseguró que el Ayuntamiento puede intervenir lo justo en el trabajo de los barrenderos, pues están contratados como “autónomos” y no forman parte de la plantilla del Consistorio, así que tienen cierta independencia para organizar su trabajo. Lo único que se les dijo en el momento de la contratación, reconoce Salvador, es que “tienen que limpiar el pueblo”.

Aún así, el alcalde se comprometió a que “cuando haya varias quejas se hablará con ellos y se les dirá ‘o esto lo hacéis bien o vais a la calle’. La única potestad que tenemos es decirles ‘mañana no se presente usted a trabajar'”. Ante estas palabras, Diego se apresuró a responder que no quiere que se despida a ninguno de los empleados, simplemente “que se les diga que sean responsables”.

Enrique Benítez, concejal del Grupo Socialista, consideró que los barrenderos sí “están trabajando”, y pidió a Diego que tenga en cuenta que ahora las calles se ensucian más rápido porque las hojas de los árboles se están cayendo. “Hay que ser consciente de que ahora se están cayendo las hojas de los árboles y no es igual que si hay un papel, un yogurt o una cáscara de plátano. Llevo 20 años en la limpieza y sé lo que es”, defendió Enrique, que dio por buena la idea de realizar un “estudio” para “planificar” el servicio.

Los concejales de Juntos Por Priego, Ángel Torres y Raquel Ortal, no hicieron ninguna valoración sobre el funcionamiento del servicio de limpieza.

limpieza

Escena que se ha repetido en algunas zonas del pueblo durante el verano. | Fotografía: Gabriel Arias.

Entre 2017 y 2019 el servicio de limpieza fue responsabilidad de una empresa privada que también realizaba trabajos de jardinería. Su contrato acabó el pasado 30 de junio, momento perfecto para que el nuevo Ayuntamiento pudiera poner en marcha su propio servicio. En lugar de contratar a una empresa, la Alcaldía prefirió fichar a dos autónomos.

Aunque los nuevos operarios trabajan siete horas al día –casi el doble de las que hacía la empresa anterior–, ahora hay menos personal. En verano, el Ayuntamiento de Priego casi siempre reforzaba el servicio de limpieza para hacer frente al incremento de población: la empresa contrataba a un empleado más (tres en total, que se dedicaban exclusivamente a limpiar calles) y el Ayuntamiento contrataba a dos operarios para labores de mantenimiento, como limpiar fuentes y eliminar hierbas. Por lo tanto, el servicio de limpieza y mantenimiento estaba compuesto por cinco personas, frente a las dos que ha habido este verano.

A finales de julio, el alcalde reconoció que algunas calles estaban sucias y que quizá se debería de haber contratado más personal para hacer frente al aumento de población que se produce en verano. Desde que cambió el servicio, varias personas han transmitido a Las Cuatro Esquinas su impresión de que el pueblo sigue estando sucio.

Los planes de la Alcaldía pasan por renovar el personal de limpieza cada seis meses para probar con nuevos empleados y para dar una oportunidad de trabajo a otros vecinos del pueblo. Si la técnica no funciona, Salvador Martínez dice estar dispuesto a que el servicio salga “a concurso” para que “la empresa que más oferte se lo quede”. Eso sí, pide al pueblo un poco de colaboración para que las calles estén limpias, y a los empleados que cumplan con su mandato.

Un comentario en “El Grupo Popular critica el servicio de limpieza y propone que el pueblo se divida en sectores

  1. Después de ver la foto de la calle larga, por mucho y bien que trabaje el equipo de limpiezas, si no hay una conciencia ciudadana no estará el pueblo limpio.
    Por tanto, no vendría mal otra campaña de concienciación.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s