Dos vecinos de Priego denuncian que el Ayuntamiento se niega a reparar una avería de la red general

Sitúense al final de la calle del Remedio, en el punto exacto en el que se encuentra con la carretera de Villaconejos. ¿Recuerdan haber visto allí, en los últimos meses, un reguero de agua que surgía misteriosamente del asfalto y que atravesaba toda la carretera? Es posible que muchos de ustedes lo hayan visto y que quizá no le hayan prestado demasiada atención, pero lo cierto es que este inesperado manantial se ha convertido en un quebradero de cabeza para una familia de Priego.

Concretamente para Rafael López y María del Carmen Taravilla, que desde el pasado mes de enero están sufriendo las consecuencias del atasco que se ha producido en la tubería por la que se evacuan las aguas residuales de su casa y otras viviendas. Ellos insisten en que la tubería afectada pertenece a la red general (responsabilidad del Ayuntamiento) y la Alcaldía lo niega. La situación está en manos de la aseguradora y del Defensor del Pueblo, que está investigando el caso. Mientras tanto, Rafael y María del Carmen hacen lo posible cada día para evitar que las aguas sucias (y las correspondientes sorpresas que ésta lleva) sigan atravesando la carretera y bajando por la calle del Remedio. Últimamente, dicen, sale menos agua, así que sospechan que se está filtrando por alguna otra parte, de modo que no les extrañaría que se acabara produciendo algún hundimiento del terreno.

mari rafa obras suministro agua

Vivienda de Rafael y María del Carmen. | Fotografía: Gabriel Arias.

El Ayuntamiento les envió en mayo una carta insistiendo en lo que la alcaldesa, Azucena Redruello, ya les había explicado antes: que las acometidas son responsabilidad de los propietarios. En esa carta, a la que ha tenido acceso este periódico, se dice literalmente lo siguiente: “El Ayuntamiento de Priego (Cuenca) carece de responsabilidad en el caso que nos comunica, en virtud de lo establecido en la Ordenanza reguladora de la tasa por la prestación del servicio municipal de suministro de agua potable, ya que en la misma se establece que las acometidas son propiedad y responsabilidad del abonado”.

Sin embargo, en esa respuesta hay un detalle que, según Rafael, contradice la versión de la alcaldesa. La ordenanza a la que se acoge el Ayuntamiento es la que regula el “suministro de agua potable”, por lo que nada tiene que ver con el saneamiento de aguas residuales. “Ella se acoge a esa ordenanza, que es de suministro de agua y no dice nada de alcantarillado ni de aguas residuales”, explica este vecino, que insiste además en otro detalle: el técnico de la aseguradora introdujo una cámara por la tubería y constató que el atasco está en mitad de la calle y que se ha producido por el mal estado de la red. “Es la tubería de saneamiento en la que enganchan dos vecinos y aún se pueden enganchar más. Esta tubería es la general, no es mi acometida. Si es la general, lo lógico es que la arregle el Ayuntamiento”, considera.

agua mari rafa

Agujero abierto en el suelo hace años para acceder mejor hasta los atascos que se han venido produciendo. | Fotografía: Gabriel Arias.

No es la primera vez que ocurre. Hace unos años se produjo un atasco en esta misma tubería pero el Ayuntamiento de entonces, presidido por Luis Remón (PSOE), se encargó de solucionarlo. “Entonces ya estaba esta ordenanza, pero yo le pasé la notificación de que se había atascado el desagüe y él mandó el camión, lo desatascó, y a mí no me dijo nada. Luis Remón fue el que hizo esta ordenanza y me atendió, como es evidente, porque si es desagüe no es agua corriente, no es suministro de agua. Me atendió, lo desatascó él y no hubo ningún problema”, explica Rafael.

Por si fuera poco, a finales de 2018 sufrieron otra avería , pero esta sí en el suministro de agua potable. Y aunque la avería ocurrió en un punto en el que también afecta al suministro de otros vecinos, el Ayuntamiento de Azucena Redruello se negó igualmente y al final fueros ellos los que, por pura necesidad, tuvieron que contratar los trabajos de reparación, con un coste cercano a 1.500 euros. “El problema era que la general que nos venía era una tubería de media pulgada y de hierro y después de 60 años estaba podrida. Nosotros hemos puesto el agua. Eso lo hemos solucionado, pero el seguro está de litigios con el Ayuntamiento porque lo que se había roto era la general, que estaba hecha tabaco, no la acometida”, subraya Rafael.

Rafa y Mari, como se les conoce en el pueblo, se quejan principalmente de la actitud demostrada por la alcaldesa, que “no da la cara, no da explicaciones de ninguna clase y nos ha contestado un párrafo escueto porque le ha obligado el Defensor del Pueblo”, explica este matrimonio, que dice estar convencido de que la solución sería “dejar que el agua del desagüe bajara por la calle hasta que llegara a la plaza”. Esperan, no obstante, que se evite llegar a esta situación, porque Azucena dejará la Acaldía en unos días y el Ayuntamiento tendrá nuevo alcalde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s