Las elecciones abren un escenario insólito en el que los concejales tendrán que negociar la investidura del nuevo alcalde

A las ocho de la tarde, cuando cerró el colegio electoral de Priego, a las puertas del centro cultural había ya un buen grupo de personas que esperaban el inicio del recuento. Sólo algunos sabían, y fueron los primeros en abandonar, que la primera urna en abrirse sería la de las elecciones europeas y que luego vendrían las municipales. El escrutinio, sin embargo, no comenzó hasta las nueve y media de la noche, así que muchos aprovecharon para cenar o tomarse una caña.

Otros, alrededor de una veintena, mataron el tiempo sentados en los bancos de la plaza del mercado compartiendo algunas anécdotas y pronósticos. Cada cual hacía sus cábalas sobre cómo acabaría la noche, y la mayoría acertaron en al menos un dato: que Salvador Martínez ganaría las elecciones.

elecciones colegio electoral

Fruta, bollos y leche para los miembros de la mesa electoral, que tuvieron que aguantar el tipo hasta bien entrada la madrugada. | Fotografía: Gabriel Arias.

A las diez, cuando se corrió la voz de que ya quedaban pocas papeletas europeas por contar, el colegio electoral se empezó a llenar de gente. Medio centenar de personas, quizá incluso más, asistían en silencio y de pie al recuento de los primeros votos. El PSOE empezó con fuerza, pero seguido muy de cerca por Juntos Por Priego, la primera agrupación electoral que se presenta a las elecciones en este pueblo. De hecho, en ocasiones puntuales la candidatura que lidera Ángel Torres llegó incluso a estar por encima de los socialistas. Y el PP, que ha gobernado el Ayuntamiento durante los últimos cuatro años, se estaba quedando muy rezagado.

A medida que la urna se iba vaciando cambió el panorama. Salvador y los suyos se distanciaban cada vez más de Juntos Por Priego que, aunque no dejaba de sumar apoyos, lo hacía a menor ritmo. Ahora, la mayoría de las papeletas llevaban el logotipo del Partido Popular y el nombre de Diego Torres, número uno de su lista. Pero el impulso que había cogido la formación conservadora era insuficiente para subir del tercer puesto.

Y fue así como llegó la media noche y concluyó el recuento. El fondo de la urna todavía guardaba una sorpresa para el PSOE, pues era un caladero de votos socialistas que impulsó aún más alto a la candidatura de Salvador. “Los sobres de la superficie son un batiburrillo de varios partidos, el centro son votos para el PP de la gente que va a misa, y los del fondo son votos de la izquierda que madruga”, explica a este periódico quien ha sido presidenta de mesa en tres ocasiones. Además, los votos de arriba son también los que se han recibido por correo, 69 en esta ocasión.

herme enrique nicolás salvador

Hermelinda Romero (Juntos Por Priego) conversando con Salvador Martínez y Enrique Benítez (PSOE) y Nicolás Cano. | Fotografía: Gabriel Arias.

Finalmente, el PSOE recogió 233 votos (43,39%), Juntos Por Priego se estrenó como segunda fuerza más votada con 164 apoyos (30,54%) y el PP tuvo que conformarse con el tercer puesto y 134 papeletas (24,95%). Tanto PP como PSOE pierden apoyo entre los pricenses. Los socialistas se dejan un punto porcentual respecto a las elecciones de 2015, y si bien parece poco, lo cierto es que han conseguido uno de sus peores resultados al situarse muy por debajo de las victorias que venía consiguiendo en las últimas décadas. Peor aún es la comparativa del PP, que se deja 29 puntos respecto a 2015 al haber cosechado el peor dato de su historia.

La abstención, que en las elecciones de 2015 fue la más alta de cuantas se han registrado, ha vuelto ahora a sus niveles habituales, anotando en esta ocasión un 17,51%. Es decir, votaron 551 personas, el 81,59% de las que podían hacerlo. Hubo, además, 14 votos nulos y seis en blanco.

resultados pp psoe

Evolución de PP y PSOE, en porcentaje de voto, desde las elecciones de 1983. | Fuente: Ministerio de Interior.

Entre quienes no han votado, dice Salvador, hay muchos socialistas que no pudieron emitir su voto porque no tenían toda la documentación en regla, y son ellos -añade- los que le habrían dado todo el poder. “El resultado me ha gustado, pero me esperaba mayoría absoluta”, confesó a Las Cuatro Esquinas minutos después de conocerse el resultado.

En efecto, el PSOE necesitará apoyo para gobernar. De los siete escaño que tendrá el nuevo Ayuntamiento, tres serán socialistas (Salvador, Elba Taravilla y Enrique Benítez), dos los ocupará Juntos Por Priego (Ángel Torres y Raquel Ortal), y otros dos irán al Partido Popular (Diego Torres y Miguel Ángel Canales). El 15 de junio se celebrará la sesión de investidura y, para que Salvador sea elegido alcalde, hará falta que al menos cuatro concejales voten a su favor. En principio no debería de haber problema ya que los Torres (Ángel y Diego) se han comprometido a respetar la lista más votada. “Por supuesto”, dijo Diego cuando Las Cuatro Esquinas le preguntó si dejaría que gobernara quien más votos consiguiera; “absolutamente de acuerdo”, añadió Ángel. Salvador también estaba dispuesto a hacerlo, pero él ya se veía ganador.

El caso es que, aunque ganador, la mayoría absoluta es de la oposición, y es con ella con la que tendrá que negociar si su investidura es a cambio de nada, o si Juntos Por Priego y PP quieren alguna contraprestación. “Hay que negociar –asume Salvador–, pero que no se pongan tontos, con tranquilidad, porque el que va a tener que dar la cara soy yo, y en Cuenca y en Castilla-La Mancha están los míos, o sea que voy a intentar conseguir lo que sea, y si me ayudan los otros más”.

salvador angel diego enrique

Ángel Torres y Diego Torres felicitan a Salvador Martínez por su victoria. | Fotografía: Gabriel Arias.

De momento, Diego y Ángel siguen insistiendo en que es necesaria la colaboración de todos y en que harán lo posible por conseguir una legislatura fraternal. El domingo, al filo de la madrugada, saludaron cordialmente a Salvador para darle la enhorabuena. Él, tranquilo, parecía abrumado y no paraba de recibir felicitaciones en su móvil (“jamás he contestado a tantos mensajes”), y en el fondo se mostraba preocupado por la debilidad de su situación. Y es que, ahora se abre un escenario insólito en la política pricense, pues nunca antes habían conseguido representación tres grupos, y nunca antes el partido más votado había estado en minoría. Empieza una etapa que requerirá inteligencia y esfuerzos por parte de todos. Es tiempo de hacer política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s