El Torreón de Despeñaperros y el Convento del Rosal continúan en la ‘lista roja’ de SOS Patrimonio Conquense

La Asociación SOS Patrimonio Conquense, dedicada a la promoción y defensa del patrimonio de la provincia de Cuenca, acaba de actualizar su lista de bienes que están en peligro de desaparecer, entre los que destacan dos de los edificios históricos más importantes de Priego: el Convento del Rosal y el Torreón de Despeñaperros.

Tanto uno como otro han permanecido en esta lista desde el año 2016, cuando SOS Patrimonio Conquense empezó a denunciar que en la provincia había, al menos, 14 bienes que podrían desaparecer en los próximos años si las administraciones públicas, o sus propietarios particulares, no los rehabilitaban urgentemente. Muchos de ellos no han recibido esa ayuda que necesitan, por lo que permanecen en la lista, sin embargo, a otros se les ha dado de baja tras ser rehabilitados.

Convento El Rosal_opt

Convento del Rosal. | Fotografía: Gabriel Arias.

No es el caso del patrimonio pricense, que sigue abandonado al paso del tiempo y, en consecuencia, seguirá incluido en el listado. El Convento del Rosal, construido en el siglo XVI y declarado Bien de Interés Cultural en 1982, presenta un estado de conservación “parcialmente ruinoso”, según denuncia SOS Patrimonio Conquense, que considera que su nivel de riesgo es “grave”.

La solución, añaden, pasaría por “arreglar el claustro y evitar el deterioro progresivo de la iglesia, que tiene goteras. Y por supuesto sujetar lo que queda del convento. Hay trozos de columnas en el suelo, y ha sufrido expolio”.

Ese expolio al que se refieren estuvo protagonizado por los propios vecinos de Priego, que a comienzos del siglo XX desmontaron el edificio piedra a piedra. Los sillares, las tejas, las rejas de las ventanas… todo acabó en las viviendas del pueblo. No obstante, el deterioro del convento se venía produciendo desde muchos años atrás, incluso cuando todavía estaba habitado por una congregación de monjas franciscas. Queda constancia de ello en una noticia publicada en marzo de 1860 por el diario católico La Regeneración, según el cual, existía “peligro inminente” de que se desplomara el tejado de la iglesia del convento y, al parecer, se temía la “ruina de todo el templo”.

El Rosal antiguas-001

El Convento del Rosal fue hasta principios del siglo XX un edificio enorme. | Fotografía: Priego.es

En 2016 el Ayuntamiento de Priego perdió una subvención de 400.000 euros –concedida por la Diputación de Cuenca– para consolidar la estructura del edificio. Poco después se supo que la Alcaldía dejó pasar este dinero porque tenía un plan distinto para el convento: convertirlo en un hotel. El proyecto, que requería una inversión cercana a los cuatro millones de euros, acabó en un cajón.

Sin subvención para ser restaurado y sin futuro como hotel, el Convento del Rosal sigue abandonado a día de hoy, aunque ésto es algo que podría cambiar muy pronto si la Diputación cumple con lo anunciado este 3 de mayo. Un anuncio que ha consistido, básicamente, en avanzar que restaurará el Convento del Rosal.

torreón despeñaperros castillo

Torreón de Despeñaperros. | Fotografía: Gabriel Arias.

Quien parece que tendrá que seguir esperando es el Torreón de Despeñaperros, único vestigio de la época en la que Priego estuvo bajo dominio de los árabes. Construido en el siglo XIII, es posiblemente la edificación más antigua y mejor conservada del pueblo, aunque el término “conservado”, en este caso, deba tomarse en un sentido figurado, ya que esta fortaleza ha sufrido mucho el paso del tiempo y el abandono al que lo tienen sometido sus propietarios.

Existe al menos una fotografía que corrobora que, a principios del siglo XX, el castillo de Priego tenía una segunda torre, de la que ahora no quedan ni los sillares, posiblemente saqueados también por los vecinos. Una segunda torre que estaba junto a un trozo de pared que aún hoy se mantiene en pie, que es característico por albergar una ventana, y que, quizá, fue un tercer torreón.

torreón castillo despeñaperros

Fotografía tomada a principios de del siglo XX que acredita la existencia de una segunda torre (a la derecha) junto al torreón que se ha mantenido en pie hasta hoy día (en el centro). | Fotografía: Priego.es

Sea como fuere, poco queda de aquella espectacular fortificación, levantada hace más de 800 años sobre una pequeña meseta que ha sido modelada lentamente por el inestable caudal del arroyo del Corzo. E inestable es también ese terreno, que hace tres o cuatro años sufrió un enorme desprendimiento que, si bien aparentemente no provocó daños en los restos arqueológicos, evidenció la fragilidad del suelo sobre el que se levantan todas estas construcciones y la necesidad de una rápida intervención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s