Salvador Martínez critica que el Ayuntamiento no asista jurídicamente a un concejal que supuestamente fue agredido por defender al Consistorio

El pleno extraordinario que el Ayuntamiento de Priego celebró este sábado 27 de abril a petición de la Alcaldía fue, además de breve, bastante bronco. El Grupo Socialista consiguió que dos de los temas que se iban a tratar quedaran aplazados para la siguiente sesión, y eso encendió los ánimos de la alcaldesa, que acusó a los concejales socialistas de no defender los intereses del Consistorio.

“Quiero que conste en acta, y avisar a los concejales, de que tienen la obligación de defender a la entidad local”, dijo Azucena Redruello después de que los socialistas se negaran a votar si procede solicitar asistencia jurídica para que el Ayuntamiento recupere una parcela que hay junto al puente de hierro. Los concejales del PSOE argumentaron que querían dejar esa cuestión para el siguiente pleno porque no tenían suficiente información sobre ella, aunque se les había facilitado copia del expediente.

azucena alfonso esther pleno

Azucena Redruello, Alfonso Biurrún y Esther Parra, en el pleno del 27 de abril. | Fotografía: Gabriel Arias.

La alcaldesa repetía una y otra vez que la oposición tiene que defender el interés del Consistorio, y fue esta insistencia la que templó a Salvador Martínez: “La asistencia jurídica la queremos para otras cosas también. Hay otro tema más gordo y no se ha ofrecido asistencia jurídica”, se quejó el concejal.

Azucena le explicó que la asistencia jurídica se solicita dependiendo de si es o no necesaria, y le recordó que “no todos los casos son iguales”. Salvador, visiblemente enfadado, respondió que el tema al que se refería afectaba a otro concejal y era “más gordo que esta mierda de aquí”, dijo sobre la parcela que la Alcaldía pretende recuperar. “¿Al concejal de turno no hay que ofrecerle asistencia jurídica cuando le peguen por un tema del Ayuntamiento?. Le pegaron por una actuación del Ayuntamiento. ¿A ese no se le ofrece asistencia jurídica?”, continuó el edil socialista, que en todo momento evitó pronunciar el nombre del concejal supuestamente agredido.

El debate, que hasta entonces se mantenía dentro de un nivel de crispación más o menos sosegado, empezó a convertirse en una acalorada discusión. La alcaldesa se desvinculó por completo de esta cuestión: “Con respecto a peleas, a mí no me interesa nada”, dijo ella, a lo que Salvador insistió de nuevo preguntando por qué a este concejal “no se le ofrece asistencia jurídica del Ayuntamiento, cuando es un tema del Ayuntamiento”.

luis alberto salvador

Luis Alberto Canales y Salvador Martínez, levantado, escuchan sorprendidos a Azucena Redruello. | Fotografía: Gabriel Arias.

Alfonso Biurrún, concejal del Grupo Popular, cuestionó que una “pelea de bar” sea una cuestión del Ayuntamiento, consiguiendo así que reaccionara Luis Alberto Canales (Grupo Socialista), según el cual, “no es una pelea de bar, fue en la calle”. Y ocurrió, según Luis Alberto, por “culpa” de la alcaldesa: “Si hubiera cerrado la puerta cuando la tuvo que cerrar, no había pasado esto. Si hubieras mirado la obra cuando la tuviste que mirar, no había pasado esto”.

El concejal socialista se estaba refiriendo a una polémica que lleva tiempo coleando en el Ayuntamiento. Desde hace meses, la oposición viene denunciando que la Alcaldía no ha evitado que un vecino del pueblo realizara una obra que, supuestamente, no podía llevar a cabo. La alcaldesa siempre se ha escudado en que ella paralizó la obra, pero la oposición critica que los trabajos continuaron y ella, pese a estar sobre aviso, no lo impidió.

salvador azucena

Salvador Martínez, de espaldas, discute con la alcaldesa antes de abandonar el pleno. | Fotografía: Gabriel Arias.

Azucena señaló entonces a Luis Alberto como el concejal que supuestamente resultó agredido. “Usted no tiene que ser agresivo y pelearse. Asistencia jurídica por una pelea callejera…”, le espetó la alcaldesa. Salvador y Luis Alberto le repitieron que esa agresión se produjo “por defender los actos jurídicos y los intereses del Ayuntamiento”, y Azucena criticó que para hacer esa defensa recurrieran a los “bofetones” en vez de a la “justicia”.

Sin haberse dado por concluida la sesión, y como señal de protesta, los cuatro ediles socialistas se levantaron de sus escaños para abandonar el salón de plenos, pero Salvador y Azucena aún quisieron intercambiar alguna palabra más. Él reprochó a la alcaldesa que su defensa de los intereses del Ayuntamiento pasa por la “venganza”, y ella lamentó que Salvador, si gana las elecciones, vaya a dejar la defensa del consistorio “en manos de terceros”. Después, durante apenas un minuto, discutieron sobre lo demócratas que son unos y otros, y con este último rifirrafe llegaron las diez de la mañana, hora a la que acabó el pleno.

Preguntado por Las Cuatro Esquinas, Luis Alberto Canales ha preferido no aclarar si, como dijo la alcaldesa, fue él quien supuestamente resultó agredido o participó en la mencionada pelea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s