Naturgy tala decenas de árboles que estaban próximos a sus tendidos eléctricos en Priego

Con el objetivo de reducir las posibilidades de que se produzca un incendio forestal, la empresa Naturgy Energy Group (antigua Unión Fenosa) ha llevado a cabo una importante tala en el término municipal de Priego para eliminar la vegetación sobre la que instalaron sus tendidos eléctricos.

Los trabajos han sido especialmente visibles en el camino que sube hasta el Convento de San Miguel de la Victoria, donde se han cortado más de una veintena de grandes pinos cuyas ramas se acercaban a los cables. Se están podando y talando “algunos árboles que invaden la zona de servidumbre de las líneas de 15.000 voltios propiedad de UFD”, explican a este periódico desde la compañía, y añaden, además, que las actuaciones se han desarrollado “en zona de dominio público” y que están “consensuadas con la alcaldesa de Priego y con Medio Ambiente, que han pasado varias veces a verificar los trabajos y han confirmado que estaba todo correcto”.

pinos convento tala

Pinos talados frente al Convento de San Miguel de la Victoria. | Fotografía: Gabriel Arias.

El tendido eléctrico que va desde Priego hasta el convento se instaló hace más de una década, bajo el gobierno de Luis Remón (PSOE), cuando se creó el nuevo pozo en el que se capta el agua que abastece a los pricenses. Fue una obra muy criticada por el evidente impacto paisajístico de las torres –que tienen una altura aproximada de 15 metros y una anchura de tres–, y por el riesgo que puedan suponer para las aves en una zona que está especialmente protegida por su gran variedad de especies, entre las que destaca el buitre leonado.

Y no sólo por su impacto medioambiental, sino también por su coste económico, ya que el pozo sube el agua desde una profundidad de 220 metros, lo que hace necesaria una potente bomba de succión que cada año consume, aproximadamente, entre 30.000 y 45.000 euros en electricidad, según consta en los presupuestos municipales. Además, la instalación tuvo un coste de 360.000 euros.

pinos convento

Por su gran tamaño, algunos pinos están a la espera de que la maquinaria los retire. | Fotografía: Gabriel Arias.

Los trabajos de mantenimiento que se han llevado a cabo junto al convento tienen, igualmente, el “beneplácito” de la parroquia, “que incluso está retirando para su propio uso la leña que van dejando”, asegura la empresa. Naturgy también ha talado y podado árboles junto a las líneas de alta tensión que discurren entre la minicentral hidroeléctrica del río Escabas y el puente de hierro.

En 2016, la Consejería de Medio Ambiente abrió un enorme cortafuegos a escasos metros sobre el Convento de San Miguel de la Victoria, en la cumbre del Rodenal. Aprovechando la existencia de un camino que recorre la parte más alta de esta montaña, las máquinas talaron un cortafuegos de cinco kilómetros de longitud y 100 metros de anchura (50 metros a cada lado del camino).

tala

Pinos apilados durante la tala del cortafuegos que se abrió en El Rodenal. | Fotografía: Gabriel Arias.

En cualquier caso, no fue un cortafuegos excesivamente invasivo, ya que, aunque se talaron 5.000 pinos aproximadamente, muchos se conservaron porque estaban separados a una distancia suficiente como para impedir la propagación del fuego. Unos meses después se produjo un incendio en Cañamares que arrasó 159 hectáreas y que quedó a muy pocos metros del Rodenal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s