La Junta aún no ha concluido el expediente que abrió a la minicentral del teniente de alcalde hace casi dos años

La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha sigue tramitando el expediente que abrió, a mediados de 2017, a la minicentral hidroeléctrica que el teniente alcalde de Priego, Jesús Valle, construyó en el río Escabas. La investigación de la Junta se centra en las irregularidades supuestamente cometidas por esta minicentral, algo que denunció, entre otros, la asociación Ecologistas en Acción Cuenca.

Desde la Junta han confirmado a este periódico que el expediente todavía no ha concluido, pero rechazan ofrecer cualquier detalle sobre esta cuestión porque, dicen, “no se puede dar información de los expedientes a quien no es parte interesada en los mismos”.

minicentral hidroléctrica escabas jesús valle

Aspecto que presentó en repetidas ocasiones la cascada que hay junto a la minicentral. | Fotografía: Las Cuatro Esquinas.

A mediados de 2017 Ecologistas en Acción Cuenca denunció ante varias administraciones públicas, entre ellas el SEPRONA, que la minicentral del Molino del Conde, construida en 2015 a orillas del río Escabas, estaba incumpliendo los caudales ecológicos que por ley debería respetar. El caudal ecológico es la cantidad de agua que no se puede desviar a la minicentral, sino que se tiene que dejar fluir por el río para conservar el hábitat.

Supuestamente, según Ecologistas en Acción, la minicentral de Jesús Valle estaba utilizando más agua de la debida, motivo por el que la popular cascada que hay junto a la central se había quedado prácticamente seca, tal y como puede apreciarse en las imágenes aportadas para denunciar esta situación. El peligro de este incumplimiento, señalan desde Ecologistas, es que en el tramo de río que se queda estancado aumenta la temperatura del agua y disminuye la cantidad de oxígeno, “dañando a la fauna acuática y provocando el crecimiento descontrolado de algas”. Precisamente, mientras la cascada estuvo prácticamente seca se pudo observar que río abajo había aparecido una cantidad inusual de algas.

La denuncia de este colectivo ecologista también incluía otra supuesta irregularidad. Aseguraban que en la minicentral se había levantado un muro de “medio metro” sobre el borde de la cascada, “asunto que no permite, de forma expresa, la Declaración de Impacto Ambiental”. Pero es que, además, “no consta autorización alguna ni de la Confederación Hidrográfica del Tajo ni de la Junta”. Jesús Valle sí declaró a este periódico que había solicitado “permiso a Confederación”.

minicentral cascada jesús valle

Muro construido sobre el borde de la cascada. | Fotografía: Ecologistas en Acción.

“Es muy preocupante que se puedan incumplir los caudales ecológicos de esta forma tan flagrante, durante casi tres meses, y que ni la Junta ni la Confederación Hidrográfica del Tajo tomen medidas para evitarlo”, expresó Carlos Villeta, por aquel entonces presidente de Ecologistas en Acción Cuenca.

Las críticas llegaron a la Junta de Comunidades, y el director provincial de Medio Ambiente en Cuenca, Joaquín Cuadrado, publicó un comentario en Facebook, en agosto de 2017, aclarando que su departamento ya estaba trabajando para esclarecer los hechos. “Les informo que ya se está actuando desde el Gobierno regional al respecto; técnicos y agentes medioambientales de la Dirección Provincial han realizado varias visitas de inspección a estas instalaciones y estamos actuando desde hace ya tiempo. No puedo ni debo darles más detalles sobre esta cuestión ya que se trata de un expediente abierto”.

Jesús Valle

El teniente de alcalde, Jesús Valle, en una imagen de archivo. | Foto: Gabriel Arias.

Las Cuatro Esquinas se ha puesto en contacto repetidas veces con Jesús Valle para conocer su versión de los hechos pero sólo ha sido posible hablar con él cuando ha asistido a los plenos del Ayuntamiento, en los que no participa desde hace casi dos años. Preguntando por el supuesto incumplimiento del caudal ecológico, Jesús negó que esto fuera verdad, y explicó que simplemente se trataba de una falsa impresión ya que el borde de la cascada es irregular y toda el agua se concentraba en el mismo lugar, de manera que algunas partes de la cascada quedaban totalmente secas, tal y como se puede apreciar en la imagen que acompaña a esta noticia.

Al margen de esta polémica, el propio Ayuntamiento al que pertenece Jesús Valle le viene reclamando desde hace más de un año que pague la licencia de obras de la minicentral, construida en 2015. En un documento al que tuvo acceso este periódico, la Alcaldía y el Grupo Socialista le instaban a abonar los 11.000 euros que, supuestamente, aún no ha pagado por la licencia de esta construcción. Jesús Valle siempre defendió que la ley no le obliga a pagar licencia ya que su minicentral “es una obra de titularidad pública y está exenta”, aunque se comprometió a donar la cantidad correspondiente al ayuntamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s