Últimos retoques en la Residencia de Mayores El Rosal

Luces en el interior del edificio hasta bien entrada la noche, movimiento de personal a primera hora de la mañana… Continúan los trabajos para ultimar hasta el mínimo detalle que sea necesario para que la Residencia de Mayores El Rosal de Priego entre en funcionamiento en el menor plazo de tiempo posible.

En las últimas semanas se ha seguido amueblando el edificio y se le han practicado algunos retoques estéticos que ya lucen a la vista de todos: se han colocado cortinas en cada ventana, se han pintado las paredes del muro exterior, se ha puesto una pegatina con el nombre de la residencia en la entrada principal, y ya hay incluso dos contenedores junto al edificio que, o bien sirven para las tareas de limpieza, o se han colocado ahí para cuando se empiece a prestar el servicio.

residencia

Las cortinas ya cubren las ventanas de la residencia. | Fotografía: Gabriel Arias.

De momento, ni la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ni Aralia (la empresa gestora) han concretado qué día entrarán los primeros usuarios y qué día –si acaso no es el mismo– se llevará a cabo la inauguración oficial de la residencia. En el pueblo, mientras tanto, crece la expectación.

La directora provincial de Bienestar Social, Amelia López; y el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy, visitaron el edificio el pasado 5 de febrero para comprobar cómo se estaba desarrollando la puesta a punto del servicio. La Junta informó de esta visita enviando una nota de prensa a los medios de comunicación en la que se aseguraba que la apertura de la residencia era “inminente”.

Hasta hace unos días Aralia ha seguido publicando anuncios en internet buscando candidatos para los puestos de trabajo que requerirá este servicio, y en el pueblo cada vez suenan más nombres de vecinos a los que se ha contratado para trabajar en la residencia, que podría generar hasta 35 empleos directos, según los cálculos de la Junta.

residencia

Entrada principal del edificio, en la que ya se ha inscrito el nombre de la residencia. | Fotografía: Gabriel Arias.

La Residencia de Mayores El Rosal tendrá capacidad para 55 personas, 10 de las cuales estarán en régimen de estancias diurnas. Según explicó la directora provincial de Bienestar Social en su reunión con los vecinos de Priego el pasado verano, para ingresar en la residencia hay que ser ciudadano castellanomanchego y tener reconocido un grado de dependencia “dos o tres”. A continuación se entra en una bolsa de espera en la que hay personas de toda la región. Cuando una plaza queda libre en cualquiera de las residencias de la Junta, se llama a la persona de la bolsa de espera que más requisitos cumple para ingresar en esa residencia.

Así pues, en la residencia de Priego entrarán inicialmente las personas de la bolsa de espera cuyo ingreso sea más urgente, al margen de cuál sea el lugar en el que viven. Se espera, por lo tanto, que en un primer momento no todos los usuarios sean vecinos de Priego o su comarca, donde hay 182 personas con grado de dependencia dos o tres.

No obstante, la responsable de Bienestar Social matizó que, pasados unos meses, se produce una reubicación de usuarios para que cada uno de ellos sea trasladado a la residencia más próxima a su municipio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s