La Diputación dice que construir un parque de bomberos entre la Alcarria y la Serranía sería “inviable” por falta de población

El debate sobre la ubicación del nuevo parque de bomberos provincial volvió a surgir durante el pleno que la Diputación celebró este viernes 28 de diciembre, en el que se abordaron las enmiendas presentadas al presupuesto que la Diputación ha elaborado para el año 2019. Una de esas enmiendas, formulada por el PSOE, sugiere que se reserve dinero para crear un parque de bomberos en la Serranía Conquense, que daría cobertura a decenas de municipios que actualmente son atendidos por los bomberos de Tarancón y Motilla del Palancar, situados a una distancia excesiva.

Sin embargo, en contra de lo que los partidos de la oposición han venido pidiendo en los últimos años, la Diputación –controlada por el PP– ya está construyendo el nuevo parque de bomberos en la ciudad de Cuenca, y considera que este será suficiente para atender las incidencias que surjan en los pueblos de la Alcarria la Serranía, especialmente incendios de viviendas y accidentes de tráfico.

julian huete

El vicepresidente de la Diputación de Cuenca, Julián Huete. | Fotografía: Dipucuenca.

El vicepresidente de la institución provincial, Julián Huete, criticó durante el pleno que la propuesta del PSOE es “demagogia” y una “ocurrencia”, e insistió en que la Serranía no sería una ubicación viable para un nuevo parque de bomberos porque es un área muy despoblada y “no va a atender población”. Según informa Las Noticias de Cuenca, Julián avaló su tesis asegurando que existen algunos informes técnicos que evidencian “la imposibilidad o poca operatividad de crear un parque más al norte de la Serranía”, basándose para ello en que casi el 60% de las intervenciones que el servicio provincial de bomberos ha llevado a cabo en los últimos 15 años se han producido en un radio de 35 o 40 kilómetros alrededor de la capital.

“También se podían hacer más centros de salud a 15 kilómetros, y hospitales, pero los recursos son los que son y hay que jugar, no con las vidas, pero sí atender a los criterios técnicos que te hacen elegir dónde ubicar un parque de bomberos”, continuó su alegato el vicepresidente.

Las Cuatro Esquinas se ha puesto en contacto con la Diputación para preguntar, entre otras cosas, qué datos fueron determinantes para que se decidiera construir el parque en la capital conquense, qué otras ubicaciones se habían valorado, y si creen que el norte de la provincia está bien atendido. En su respuesta, desde la institución provincial se limitan a señalar que toda la información está “en las notas de prensa” que la Diputación publica “cuando la actualidad periodística lo requiere”.

Hora y media en llegar al lugar de los hechos

Las explicaciones de la Diputación no convencen ni al PSOE ni a Izquierda Unida, que insisten en la necesidad de construir un parque de bomberos que cubra las emergencias que se producen en el norte de la provincia. Los socialistas llevan años denunciando que “los habitantes de la provincia de Cuenca se encuentran en peligro porque los tiempos de respuesta del servicio de bomberos superan con mucho lo establecido como adecuado”. Y es que, actualmente, en la provincia sólo hay dos parques de bomberos: en Tarancón y en Motilla del Palancar, desde los que se da servicio a más de 230 municipios, algunos de ellos situados a hora y media de distancia. Un área enorme en la que deben atender los incendios en edificios, accidentes de tráfico, inundaciones, caídas de árboles, etc.

Según el PSOE, “más de un tercio de los pueblos no reciben la prestación del servicio en los tiempos de respuesta ni en la forma adecuada”, teniendo que esperar “más de hora y media, aproximadamente, para que sean atendidos sus derechos y necesidades”. “Lo más grave es que todos pagan por igual una cuota”, argumenta el portavoz de los socialistas, Joaquín González.

accidente albalate

Accidente de coche, con dos víctimas mortales, ocurrido en La Frontera el pasado verano. | Fotografía: Consorcio 112.

La ciudad de Cuenca tiene su propia base de bomberos, dependiente del Ayuntamiento, pero sólo actúa dentro de la capital. La idea inicial que se barajó en 2013 es que el Consorcio 112 de la Diputación llegase a un acuerdo con el Ayuntamiento de Cuenca para reforzar el parque de bomberos de la capital y que este pudiese intervenir en los sucesos que ocurrieran en los pueblos más cercanos a Cuenca. El acuerdo entre ambas instituciones, gobernadas por el PP, fue imposible, y en 2016 se disolvió el Consorcio 112, dejando un remanente de 932.000 euros. El PSOE e IU pidieron que ese dinero se utilizase para construir un nuevo parque de bomberos en la Serranía, pero, como ya se ha contado anteriormente, la Diputación prefirió ubicarlo en Cuenca capital.

Los casos de Priego, Fuertescusa y Torralba

Aunque la Diputación no ha especificado nunca qué otras ubicaciones valoró como posibles sedes del nuevo parque de bomberos, hace unos días sí sonó el nombre de un pueblo: el de Priego. Quien lo pronunció fue el presidente de la institución, Benjamín Prieto, en declaraciones a Voces de Cuenca: “Hasta ahora la media de intervenciones en la zona de Cuenca era de 12 a 14 cada año. Eso nos ha ayudado también a elegir la ubicación; si hubiésemos visto que era más necesario en Priego, no se hubiera construido en Cuenca”. Desde la Diputación matizan que el nombre de Priego “fue un ejemplo” y que Benjamín “podría haber citado cualquier otro pueblo cercano”, pero lo cierto es que Priego tiene una ubicación muy estratégica.

Está situado en el norte de la provincia de Cuenca y justo en la frontera que separa a las comarcas de la Alcarria y la Serranía. Esta es, exactamente, la zona que más alejada está de los parques de bomberos, y es la zona que suele ser atendida por el equipo de Tarancón.

incendio torralba

Los bomberos de Tarancón refrescando la vivienda que se incendió en Torralba en 2016. | Fotografía: Consorcio 112.

El último incendio en Priego del que se tiene constancia ocurrió en la Nochebuena de 2017. La chimenea de una vivienda ardió completamente, suceso del que fue testigo Las Cuatro Esquinas. Aunque parezca un hecho poco relevante, el fuego pudo haberse extendido a la estructura del edificio y, sobre todo, al tejado. Los propietarios de la casa llamaron al servicio de emergencias 112, que les indicó que abandonaran el inmueble para ponerse a salvo. Pasados 15 minutos recibieron la llamada de los bomberos, que les avisaban de que se ponían en camino. Los usuarios de la vivienda les preguntaron desde dónde venían, pero estos evitaron responder. Finalmente acabaron reconociendo que pertenecían a la base de Tarancón, situada a 102 kilómetros de distancia, a una hora de viaje. Conscientes de esta situación, los residentes optaron por llamar a sus vecinos y apagar el fuego con sus propios recursos. Las llamas se extinguieron antes de que llegaran los bomberos, que tuvieron que dar media vuelta.

Un año antes, en Torralba, un incendio devastó una vivienda, y el fuego no se extendió a otras casas gracias a la rápida actuación de los vecinos. Los bomberos de Tarancón (a 107 kilómetros de distancia) tardaron en llegar “una hora y dieciséis minutos”, según reconocieron ellos mismos, informa Cadena Ser.

incendio priego

Incendio ocurrido en una vivienda de Priego en el año 2007. | Fotografía: Gabriel Arias.

Y semanas después, las alarmas saltaron en el hotel de Fuertescusa, donde estaban alojadas 60 personas. Un pequeño incendio en la sala de calderas obligó a desalojar el edificio, para lo cual fue necesaria la colaboración de los vecinos de este pequeño pueblo serrano. Según denunció su alcaldesa, Eva Bodoque, los bomberos tardaron en llegar “ochenta minutos, y no porque tardasen en salir desde el momento del aviso, no porque se entretuvieran por el camino, sino porque venían del parque de Tarancón y la distancia entre aquel municipio y Fuertescusa, junto a la ubicación de este pequeño municipio en plena Serranía de Cuenca, no permite llegar antes”.

Tras este incidente que afortunadamente sólo quedó en un susto, Eva se movilizó para recoger firmas a favor de que la Diputación crease un parque de bomberos en la Serranía conquense. En total recorrió una quincena de pueblos y sumó 800 apoyos. “Teniendo en cuenta que fue en el mes de abril, no está mal el número”, reconoce en conversación con este periódico. Por su parte, los vecinos de Torralba recabaron 1.200 firmas con este mismo propósito. La Diputación se mostró inflexible y acabó construyendo el parque de bomberos en Cuenca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s