La séptima edición de la ‘Subida a la Degollá’ se tambalea

Cuando Ángel Llorens anunció el pasado mes de abril que no organizaría la séptima edición de la carrera Subida a la Degollá, algunos creyeron que esta competición había llegado a la meta final. Pero Ángel no cerró del todo la puerta. Dijo estar buscando ayuda, alguien que pudiera sustituirle en la labor titánica de organizar un evento que reúne a más de 300 corredores, algunos de ellos deportistas de élite.

angel llorens subida degollá

Ángel Llorens, en una imagen de archivo | Foto: Gabriel Arias.

Tras varios meses de silencio en los que no se supo si la carrera tendría continuidad, el Ayuntamiento de Priego despejó todas las dudas el 31 de agosto al anunciar que la próxima edición se celebraría el 2 de diciembre de 2018. De esta manera, el Ayuntamiento se presentaba como nuevo organizador, o al menos como colaborador, de este evento deportivo.

El anuncio fue bien recibido entre los empresarios de Priego, que son los principales beneficiados por la enorme actividad que genera la carrera. Los 300 corredores que se inscriben cada año –algunas ediciones incluso más de 400– suelen venir acompañados de familiares y amigos que se quedan en el pueblo durante todo el fin de semana. Sin embargo, el anuncio del Ayuntamiento tiene tras de sí una historia que, en realidad, siembra más dudas que certezas sobre el futuro de la Subida a la Degollá.

Así empezó todo

Tras renunciar a organizar la séptima edición de la carrera, Ángel contactó en mayo con dos amigos suyos para ofrecerles la posibilidad de que la organizaran ellos. Ramiro Pernía y Leandro Mesas, deportistas vinculados a Priego, aceptaron recoger el testigo y se pusieron manos a la obra para conseguir que la carrera pudiera celebrarse en su fecha habitual: el mes de diciembre.

En conversación con Las Cuatro Esquinas, Ramiro explica que lo primero que hicieron es pedir a Ángel que actuase como intermediario entre ellos y el Ayuntamiento, que siempre ha colaborado con los preparativos del evento, tanto gestionando los permisos burocráticos como aportando una ayuda económica que ronda los 2.500 euros. Ángel aceptó y se puso en contacto con la alcaldesa para empezar las negociaciones, pero Azucena Redruello, supuestamente, no respondió.

En el mes de julio, y tras varias llamadas más en las que fue imposible contactar con la alcaldesa, Leandro y Ramiro empezaron a impacientarse. Dadas las circunstancias, creyeron que lo mejor era desplazarse al ayuntamiento de Priego. Allí, dice Ramiro, hablaron con Javier Martínez, técnico de Desarrollo Local, la persona que siempre se ha encargado de gestionar la ayuda que el Ayuntamiento ha prestado a esta competición.

ramiro pernía running atletismo cristian argandoña

Ramiro Pernía, primero en la foto, en una imagen de archivo | Juan Albendea.

Ramiro y Leandro le propusieron que el Ayuntamiento se encargara de los temas burocráticos –como ya hizo en pasadas ediciones– y “que hiciera la facturación económica de la carrera”. Según Ramiro, a Javier le parecieron “bien” estas propuestas, pero advirtió de que era necesario el visto bueno de la alcaldesa. Así pues, todos quedaron a la espera de que Azucena se pronunciara.

Pero la alcaldesa se estaba haciendo de rogar. En agosto, Ramiro y Leandro contactaron otra vez con el Ayuntamiento para saber si Azucena había aceptado colaborar con la carrera. Javier les dijo que la alcaldesa ya estaba al corriente pero que aún no se había pronunciado sobre el tema. Después volvieron a hablar con Javier “cuatro veces más”, asegura Ramiro. Los nuevos organizadores creyeron entonces que, dadas las fechas y sin contar todavía con la ayuda del Ayuntamiento, sería imposible sacar adelante todos los preparativos que necesita una competición como esta: obtener permisos burocráticos, hablar con los proveedores, pedir subvenciones, abrir el periodo de inscripciones, crear la cartelería, publicitar el evento con suficiente antelación, etc. “Una carrera así, o se hace bien o no se hace”, explica Ramiro.

La alcaldesa les traslada su apoyo… pero evita reunirse con ellos

Ante esta situación, Ángel llamó de nuevo a la alcaldesa, pero tampoco en esta ocasión pudo hablar con ella. Y cuando todo parecía perdido, dice Ramiro, a finales de agosto Azucena Redruello creó un grupo de Whatsapp para hablar con ellos. Lo primero que hizo la alcaldesa, según relata Ramiro a Las Cuatro Esquinas, es trasladarles su “apoyo total”. Ellos, por su parte, le dijeron que era urgente fijar una fecha para la carrera y organizar una reunión cara a cara para perfilar otros detalles que no podían resolverse a través del móvil. Si bien fue fácil concretar la fecha del evento (2 de diciembre), más problemas hubo para concertar la reunión. Según Ramiro, Azucena se excusó reiteradamente diciendo que no podía citarse con ellos.

Con este panorama se presentó septiembre. Ya sólo quedaban tres meses para que se celebrara la carrera y lo único que se sabía era eso: la fecha. Quedaba por hacer todo el trabajo duro, todos los preparativos que ya deberían estar hechos por aquel entonces. Finalmente, a principios de mes, la alcaldesa aceptó mantener una reunión, pero nunca llegó a celebrarse debido a que ella no confirmó la hora. Así pues, los nuevos organizadores le propusieron reunirse en una fecha en la que todos estarían en Priego: durante las Fiestas del Cristo. Pero tampoco fue posible; Azucena se negó a participar porque dijo tener “dedicación exclusiva a las fiestas”, según Ramiro.

Ese fue el último intento de los organizadores por reunirse con la alcaldesa. Dicen estar “al margen” de los preparativos que pudiera estar organizando el Ayuntamiento, si es que está haciendo algo. “No hemos empezado a andar, estamos al margen del tema. No hemos hecho ninguna gestión de la carrera, pero nuestra disposición y voluntad para reunirnos fue total”, lamenta Ramiro, que dice sentir mucha pena ante la posibilidad de que no se lleve a cabo un evento “tan bueno para el pueblo”.

azucena degollá

La alcaldesa de Priego, Azucena Redruello, participando en la organización de la quinta edición de la Subida a la Degollá | Foto: Gabriel Arias.

Las Cuatro Esquinas se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento en varias ocasiones para saber si la Alcaldía está trabajando en los preparativos de la carrera o si tiene intención de hacerlo. De momento no se ha conseguido respuesta alguna. Tampoco Azucena Redruello ha contestado a las preguntas de este periódico sobre la veracidad del relato expuesto por Ramiro Pernía, relato que también está respaldado por Ángel Llorens.

Lo que sí se sabe es que la alcaldesa llevó al pleno del 6 de septiembre la concreción de un precio para las inscripciones de la carrera. Según dijo Azucena, “la carrera se estaba haciendo de forma que no se ajustaba en algunos momentos a lo que se podía decir si era legal o de alguna manera no podía ser así, y con la nueva ley, menos”. “Se precisa cobrar las inscripciones y tener un control de ingresos y de pagos”, concluyó.

Ante esta grave afirmación, Las Cuatro Esquinas ha contactado con Ángel Llorens para darle la posibilidad de que ofrezca su versión al respecto. Asegura él que “en todas las ediciones, y en cualquier prueba, se cobra inscripciones para después hacer frente a multitud de pagos”. “Si ella quiere controlar y gestionar el evento, que empiece a moverse y a organizarla. Ha habido personas de Priego interesados en organizarla y sacarla adelante. Tanto Ramiro y Leandro han intentado quedar con ella, pero ha hecho caso omiso. Es penoso y lamentable que después de seis años desaparezca este evento deportivo que le da nombre al pueblo por toda la geografía”, concluye Ángel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s