Comienza la rehabilitación del Puente Liende

La semana pasada comenzó la rehabilitación del Puente Liende de Priego, uno de los emblemas de esta localidad que, como tantos otros, lleva abandonado muchísimos años pese a su importante valor histórico y cultural. Las obras están siendo ejecutadas por el Ayuntamiento pero la iniciativa y el dinero los aporta la Diputación de Cuenca, que en 2016 creó un Plan de Rehabilitación del Patrimonio para rehabilitar decenas de edificios de la provincia, entre ellos este puente.

La restauración tiene un presupuesto aproximado de 35.000 euros y consistirá básicamente en pavimentar el puente y sus accesos. El suelo del puente era empedrado y, en su parte central, se elevaba notablemente, por lo que muchos coches rozaban sus bajos contra las piedras. Los accesos eran de asfalto, que estaba muy desgastado y lleno de baches, de manera que se formaban muchos charcos que calaban a la estructura de esta vieja edificación. Alrededor del puente no había ningún sistema de alcantarillado para evitar que el agua de la lluvia se acumulase. Por lo que se aprecia en las imágenes, en nuevo suelo también será empedrado.

WhatsApp Image 2018-08-10 at 16.44.59

Nuevo empedrado del Puente Liende | Foto: A.A.

Además de estos problemas antes descritos, la estructura del Puente Liende se está viendo muy dañada por la vegetación que crece entre sus sillares laterales. Las higueras están teniendo un protagonismo especial en este proceso ya que sus raíces han conseguido desplazar a algunas de las enormes piedras sobre las que se asienta el puente, construido en el siglo XVI. Según ha sabido Las Cuatro Esquinas, el proyecto redactado por el Ayuntamiento no incluye la rehabilitación de estas partes dañadas por la vegetación. Las obras se limitarán a cambiar el pavimento.

Durante el verano de 2017 el Ayuntamiento eliminó estas higueras, varios chopos y otros árboles con la intención de limpiar los alrededores del puente para que se pudiera proceder a su rehabilitación, sin embargo,  las obras no han comenzado hasta un año después.

Aunque es la Diputación quien aporta el dinero, el Ayuntamiento se ha encargado de contratar la obra, que ha sido asignada a la empresa local de construcción Hercresa. Y, como ya se ha dicho antes, la redacción del proyecto también la ha llevado a cabo el Ayuntamiento, en este caso el técnico municipal de Urbanismo, que cobró 1.959 euros por este servicio.

puente liende

Partes laterales del Puente Liende dañadas por la vegetación | Foto: Gabriel Arias.

Diputación también quería restaurar el Convento de El Rosal

La Diputación de Cuenca también había incluido en su Plan de Patrimonio la rehabilitación del Convento de El Rosal. Tenía previsto invertir en él 400.000 euros para consolidar la estructura del edificio y construir un tejado que cubriera toda la iglesia, que actualmente se encuentra a cielo abierto desde que fuera expoliada por los propios vecinos del pueblo.

A última ahora, la Diputación eliminó este convento de su lista de actuaciones. ¿Por qué? Porque el Ayuntamiento no presentó a tiempo toda la documentación requerida. ¿Y por qué no lo hizo? Porque, según explicó a este periódico el teniente de alcalde, Jesús Valle, la Alcaldía llevaba meses negociando con el Obispado convertir El Rosal en un hotel, así que no le convenía participar en el plan de la Diputación, que solo hubiera servido para consolidar el edificio sin generar después ningún beneficio, según criticó Jesús. Lo que pretendía el Ayuntamiento era garantizar la “viabilidad y rentabilidad del proyecto”, es decir, convertir el convento en un negocio que hiciera rentable su restauración y mantenimiento.

convento el rosal

Convento de El Rosal en una imagen de archivo | Foto: Gabriel Arias.

Hace ya casi tres años desde que la Alcadía comenzó sus negociaciones con el Obispado y todavía no se ha llegado a ninguna conclusión. Patrimonio sí les ha recordado que el Convento de El Rosal (siglo XVI) es un Bien de Interés Cultural, así que, supuestamente, su reconstrucción tendría que ser total, es decir, devolverlo a sus dimensiones originales. De ser esto así, Las Monjas recuperarían el aspecto que presentaban hasta comienzos del siglo XX, similar e incluso mayor al del Convento de San Miguel de la Victoria.

Desde la Diócesis de Cuenca confirmaron a este periódico que no cederán el edificio hasta que el Ayuntamiento les informe en detalle de cuáles son sus intenciones. Y con esta finalidad, en agosto de 2016 el Consistorio encargó un estudio topográfico para determinar las características del terreno sobre el que se asienta el convento. De ese análisis se concluyó que El Rosal tuvo una superficie aproximada de 4.000 metros cuadrados, así que el hotel también debería tener estas dimensiones. Y además, se calculó también que la reconstrucción de cada metro cuadrado costaría unos 1.000 euros, así que convertir Las Monjas en un hotel saldría por unos cuatro millones de euros. Este coste tendría que ser aportado por el empresario que después se fuera a quedar con la explotación del negocio durante 50 o 60 años, tal y como explicó Jesús Valle. Actualmente el proyecto está paralizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s