La Junta aprueba el presupuesto para gestionar la residencia y confía en que su apertura se produzca a principios de diciembre

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó este martes 17 de julio la partida presupuestaria que será necesaria para gestionar la residencia de mayores de Priego. En total se aprobó una cuantía de 3.500.611 euros que se repartirán durante el periodo 2019-2021, los tres años que durará el contrato con la empresa privada que prestará el servicio. Pasado ese tiempo, el contrato se podrá renovar por un máximo de dos años más o habrá de buscarse una nueva empresa.

El acuerdo del Consejo de Gobierno hace mención al día exacto en el que se prevé que pueda formalizarse el contrato. Será el 1 de diciembre de 2018, así que la apertura de la residencia tendrá lugar ese mismo día o en los días posteriores. El Gobierno regional siempre ha mantenido que los trámites para poner a punto la residencia se resolverían a lo largo de 2018 y que su apertura se produciría a finales de año, antes de 2019.

Así pues, “si todo va bien y no hay ningún problema” –tal y como señaló este lunes la consejera de Bienestar Social–, Priego vivirá un día histórico la primera semana de diciembre con la inauguración de su residencia de mayores, un momento que los vecinos llevaban esperando desde que la residencia fue anunciada a bombo y platillo en el año 2005 y, especialmente, desde que concluyó su construcción en 2010.

residencia

La residencia de Priego, en una imagen de archivo | Foto: Gabriel Arias.

Si bien las obras terminaron durante el último año de la legislatura del socialista José María Barreda, finalmente no se procedió a su apertura. Tampoco el Ejecutivo de Cospedal (PP) dio el paso durante los cuatro años que gobernó. El actual Gobierno, presidido por Emiliano García Page (PSOE), también se negó a hacerlo en varias ocasiones, alegando que no había recursos económicos para abrirla. De hecho, la consejera de Bienestar Social se excusó en que no había usuarios suficientes como para que las residencias fueran rentables, y dijo además que eran propiedad de los Ayuntamientos, a los que animó para que utilizaran los edificios con otras finalidades.

Finalmente, tras ocho años cerrada, la consejera anunció en 2017 que pondría en marcha el servicio. El anuncio se produjo tras varias semanas de protesta en las que los vecinos de Priego llegaron a recoger casi 1.200 firmas exigiendo al Ejecutivo que diera utilidad a la residencia y que, al menos, evitara que se siguieran cometiendo actos vandálicos en su interior.

Aunque la alcaldesa de Priego se ha arrogado el mérito de haber conseguido la apertura de la residencia, lo cierto es que nada ha tenido que ver. Como ya se ha explicado anteriormente, ha sido el Gobierno regional el que ha dado el paso. De hecho, Azucena Redruello dijo que no le corría “prisa” solucionar uno de los principales obstáculos por los que la residencia se mantenía cerrada. Además, desde la Junta llegaron a denunciar que el Ayuntamiento estaba boicoteando las visitas que los técnicos estaban haciendo para valorar los desperfectos del edificio.

Continúan las críticas por la gestión privada

Vecinos de Priego han vuelto a manifestar esta semana, a través de las redes sociales, su disconformidad con la gestión privada de la residencia, pidiendo a la Junta que asuma la gestión y que no se la adjudique a una empresa. Creen que el servicio perderá calidad y que, en cualquier caso, al ser un proyecto público debe ser gestionado por la administración pública.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, responde a estas críticas explicando que “lo importante es que las plazas sean públicas y que cualquier ciudadano y ciudadana tenga la opción de ingresar en la residencia”. Además, la consejera recuerda que la empresa privada podrá contratar a quien considere oportuno (siempre que cumpla unos requisitos de formación), y que si las contrataciones las hiciera la Junta se harían “mediante una convocatoria pública” a la que podrían presentarse personas “de cualquier lugar de España”.

La residencia-geriátrico de Priego tendrá capacidad para 45 usuarios (10 de ellos en el centro de día), y se espera que genere 35 puestos de trabajo directos. Según Aurelia Sánchez, “se accederá por antigüedad y gravedad, con un grado de dependencia dos o tres”. La Junta, los Servicios Sociales de Priego y el Ayuntamiento se coordinarán en los próximos meses para tramitar los expedientes de todas aquellas personas que estén interesadas en hacer uso de este servicio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s