La oposición y la Alcaldía protagonizan un grave enfrentamiento al término del Pleno de junio

El Pleno que se celebró este jueves 14 de junio estaba transcurriendo como ya viene siendo habitual: entre graves acusaciones, reproches y silencios de la Alcaldía. Sin embargo, esta vez nadie había levantado el tono más de lo normal hasta que la alcaldesa se dispuso a concluir la sesión con un discurso inesperado que no figuraba en el orden del día.

Fue un relato parecido al que los políticos entonan antes de marcharse, el balance de su legislatura. En realidad, un balance implica aspectos negativos y positivos, y en este caso la alcaldesa de Priego no fue más original que los políticos tradicionales ya que su relato solo sirvió para resaltar las bondades de su quehacer, y para justificar las polémicas decisiones que tanta indignación han generado entre buena parte de los pricenses.

Pero no fue esa la cerilla que se arrojó al bosque y provocó el incendio. Lo que verdaderamente enfadó a la oposición es la introducción del discurso de Azucena Redruello. Antes de manifestar lo buena que ha sido su gestión –y lo mal que lo hicieron sus predecesores–, la alcaldesa arremetió contra quienes la critican, acusándoles de una serie de irregularidades e ilegalidades que a nadie atribuyó directamente pero que despertaron un enorme enfado en aquellos concejales que se dieron por aludidos.

Aunque Las Cuatro Esquinas no pudo asistir al Pleno, lo que aquí se relata es la transcripción literal de lo que los miembros de la Corporación expresaron. Así queda constatado en la grabación a la que ha tenido acceso este periódico y en la que, con perfecta claridad, se escucha a la alcaldesa decir lo que ahora sigue:

Tengo en mi poder algo que un puñado de personajes no tienen, y posiblemente nunca lo tendrán, que es el apoyo mayoritario del soberano pueblo de Priego que con su voto me encumbró a esta digna Alcaldía de la cual estoy muy orgullosa. Sé que son unos 30 de 1.000, corrompidos por sus privados intereses: una cueva ilegal, un usufructo de parcela del Ayuntamiento, una carta de pago de 1.000 euros, una apropiación de vía pública, unas comisiones, un agua que paga el Ayuntamiento para regadío, unos productos que encarecemos para venderle a nuestro Ayuntamiento, una vivienda sin licencia y sin pagar los materiales, un subarriendo o varios, una autopermuta de una parcela, un ecologista vertido de escombros, un almacén agrícola de vivienda, un coro de subvenciones de olivar falso, un vivir de las reventas, un fraude a la Seguridad Social, un subarriendo de plaza de funcionario… En fin, podría seguir pero no quiero. Algunos de ellos, en varias incurren. Durante toda su impresentable vida se han lucrado de la sociedad, sociedad que en algunos casos no ha podido sacárselos aunque cada vez los trasladaba más lejos, incluso hasta las Américas. Hasta aquí las hicieron, toma que si las hicieron, hasta el … [NO SE ESCUCHA CON CLARIDAD]… abandonaron. Estas son las personas que pretenden enseñarnos comportamiento, ética o cómo se dirige la vida que no han sabido llevar ellos. Como no sea al margen de la ley… en eso sí son profesionales”.

La segunda parte del discurso… y el desenlace

Nadie interrumpió a la alcaldesa mientras pronunció estas palabras, así que Azucena comenzó a leer la segunda parte de su carta, en la que, para empezar, se atribuía la apertura de la residencia de mayores, algo que es totalmente falso. De hecho, cabe recordar que fue la Junta de Comunidades la que anunció en noviembre de 2017, tras la protesta vecinal, que pondría en marcha el servicio a finales de 2018. Es más, Azucena aseguró en 2016 que no tenía “prisa” por resolver uno de los problemas que mantenían bloqueada la apertura de la residencia: “Yo prisa no tengo. Y si contestan dentro de dos años y medio que ya no estoy, fantástico”, dijo la alcaldesa.

En cualquier caso, lo primero que conviene matizar es que, a diferencia de lo que dice Azucena, la residencia no se inauguró en 2003. El convenio para su construcción se firmó en 2005 y las obras comenzaron en 2007 y acabaron entre 2010 y 2011. El discurso de la alcaldesa continuó así:

“La residencia, después de muchas fotos desde la inauguración en 2003, ¡2003!, por fin se va a abrir. Gobernando el PP, sí, gobernando yo, Azucena Redruello como alcaldesa. Yo, muy contenta, y encima bien tramitado, un placer para mí. La piscina empezamos poniéndole el suelo, pues no se podía ni pisar. No funcionaba la pisicina, ni la pequeña ni la grande, no depuraba, infinitas averías… Pues esta Corporación ha instalado un gran equipo de funcionamiento. Se pintan bolardos, jardineras, farolas, bancos, barandillas… en la vida se habían pintado. Para mí un orgullo, para otros… Entre tanto, desmantelan el Museo Etnográfico de Priego. Los contratos, que eran de dos años, vencen, y a la responsable bibliotecaria se le olvida comunicárselo a la parte contraria, al Ayuntamiento. Nos enteramos cuando vamos a enseñárselo a un grupo de estudiantes. Qué bien, cuánto amor por su pueblo, cuánto queremos a Priego. Cuánto le vamos a levantar.

Entre tanto, yo, en dos años he conseguido traer a la UME. La gasolinera con una cola importante todos los días… y no ponen 60 euros esos vehículos. Y 500 personas comen, desayunan y cenan en Priego. Eso es levantar Priego. Estaba la famosa demanda general y más que pública de regularizar el aparcamiento, y cuando se consigue, evidentemente yo, les fastidia y no pueden con ello. Las bandas de música, hasta dos tuvo Priego… dicen, yo no las conocí, gracias a Dios, porque si no sería culpa mía de su extinción. Ahora, estamos, o estoy, en ello. Y cómo fastidia.

Hasta negar la existencia de la Cruz del Mérito Civil que concede el Ministerio de Asuntos Exteriores a los guardias, solo por inquina y menospreciar al grupo de la Guardia Civil… en fin, así nos va. Las banderas, hay que ser rematadamente tonto para no distinguirlas si están colgadas por el lado estrecho, aunque luzcan igual, como en la Casa Blanca, en Buckingham Palace, en la Comunidad Económica Europea… Insisto, hay que ser tontos. Evidentemente, lo que les molestaba es no verlas extendidas. Sí, extendidas, no enrolladas ni quemadas. Pero qué esperamos del hombre rana.

A los poetas se les dio 2.500 euros de Priego que procedían de Diputación, 1.000 que procedían de Globalcaja y que también eran para Priego, más gastos varios: como exposición, un conjunto musical, inscripciones que pagábamos a los alumnos para que llenasen el salón de actos puesto que no iba nadie. Además de otras cosas varias como hospedaje, comida, bebida. Sí, bebida que no faltase. Y hospedaje con señoritas de dudosa… no, de comprobada reputación.

Y hablando de dinero. De la Dehesa, desde que entró el PP, se ha cobrado 75.500, menos 32.400 que perdonó el alcalde Luis Remón. Lástima que no los perdonase de su bolsillo y no de las arcas municipales, pues juramos por la Constitución defender a Priego.

También hicieron una biblioteca de tres pisos. Lástima que haya un pequeñísimo número de lectores para los casi 200.000 euros que Priego puso en ella. Eso sí, entregó el edificio sin conexión de luz, sin arqueta de comunicaciones… En fin, tecnología punta.

Y ahora me luzco yo. Estoy muy orgullosa de mi gestión. La limpieza costaba casi 6.000 euros. Aparte, ya os he dicho que el contrato era fraudulento. Y ahora cuesta la mitad y el pueblo está más limpio que nunca. Sí, podéis reíros, yo lo digo porque lo sé.

Las fiestas, con el mismo dinero que hace años, muchas más y mejores: el Santísimo Cristo, los veranos musicales, la Virgen de la Torre y San Nicolás de Bari, aunque se lleven las patatas y las tiren porque no pueden soportar que se celebren y estén mejor. Los Mayos, que no se habían hecho, el día de la Virgen de Agosto, que tampoco se hacía y se lo pasan estupendamente… Pues con el mismo dinero.

Pastos de la Dehesa. El señor Manolo, el secretario, llama a don Jesús Herráiz o a Valentín Argandoña para que sus ovejas hicieran el favor al pueblo de Priego de comerse los pastos de Priego. Entonces, durante el 2007 pagaron 527, en 2008 619, en 2009 1.032, en 2010 1.322, en 2011 2012 y 2013 620, en 2014 1.200, y en 2015 1.228. Cuando los hemos sorteado nosotros, para que no nos debiesen ningún tipo de favor y fueran para las arcas municipales, en el 2016 se han sacado 4.313 euros, y en 2017 7.405 euros para las arcas municipales de todos.

En dietas, esto me duele porque es sacar bazofia…

En este punto exacto de su mitin –que duraba ya 10 minutos–, Azucena fue interrumpida por Nicolás Cano, concejal no adscrito a ningún grupo. Nicolás, muy alterado, le reprochó que estuviera aprovechando el Pleno para hacer discursos. La alcaldesa le pidió varias veces que le dejara terminar, pero él se negó, la llamó “bellaca”, y dijo que solo se callaría si la Guardia Civil le obligaba a abandonar las dependencias municipales. Dadas las circunstancias, Azucena dio por concluida la sesión y se dispuso a abandonar el Salón de Pleno, pero antes de que pudiera hacerlo, Salvador Martínez (Grupo Socialista), le reprochó con severidad que en su discurso hubiera hecho alusión a las polémicas cuestiones de la vida privada de cada uno de ellos. Esta discusión, que tuvo un tono de voz muy elevado, es la que se reproduce a continuación desde el momento en el que Nicolás interrumpió a Azucena.

Al Pleno asistieron también Esther Parra (PP), Alfonso Biurrún (PP), Joaquín Canales (PSOE), Luis Alberto Canales (PSOE) e Isidro Guerrero (PSOE), pero todos ellos mantuvieron un perfil bajo durante la sesión.

NICOLÁS: Es que para discursos los da usted el día en que se vaya o tome posesión. Estamos en un Pleno y, lo primero, no está en el orden del día.

[La alcaldesa le pide que le deje continuar varias veces]

NICOLÁS: No le voy a dejar que siga. Es usted una bellaca, una bellaca, es usted una bellaca. No le voy a permitir más insultos. O llama a la Guardia Civil para que vengan a echarme, o no le voy a dejar continuar.

AZUCENA: Se levanta la sesión.

NICOLÁS: Lo único que quería era echar un discurso, además un discurso de bellaquería.

SALVADOR: Y luego ya hablaré con usted de algunas indirectas que ha tirado de mala manera. Es usted una sinvergüenza.

AZUCENA: El que es un sinverguenza es usted.

SALVADOR: Usted se dedica a hablar del Ayuntamiento, no de las cosas particulares de las personas, que cada uno puede hacer lo que le salga de los cojones en su vida particular, porque usted ha estado denunciada por su hija y no le hemos dicho nada. Ahora se lo voy a sacar siempre.

AZUCENA: Yo no he corrido delante de la Policía nunca jamás.

SALVADOR: Yo he corrido delante y detrás tirándole piedras, porque también son unos sinvergüenzas.

AZUCENA: Muy honoroso por su parte.

SALVADOR: Usted no, usted ha estado detenida y yo nunca he estado detenido. Y yo he pagado multas. Y no tienes por qué sacar cosas particulares, que tú sí has estado detenida por maltratar a tu hija.

ALFONSO: Los que habéis estado metiendo mierda desde que se constituyó este Ayuntamiento habéis sido vosotros.

SALVADOR: Tiene ella más mierda que nadie. Eres una sinvergüenza, y los que te rodean también.

ALFONSO: Sinvergüenza serás tú.

La alcaldesa y Alfonso, su marido, abandonaron el edificio, y el resto de concejales hizo lo propio. Según confirman varias fuentes, al término de estos acontecimientos Salvador supuestamente tuvo que ser atendido en el Centro de Salud debido al estado de nerviosismo que presentaba.

“Lo esperable en gentuza como la alcaldesa y su marido”

Las Cuatro Esquinas se ha puesto en contacto con los implicados en este incidente y con varios de los testigos que lo presenciaron. La opinión que Nicolás Cano ha trasladado a este periódico es que lo ocurrido en la mañana del jueves es “lo esperable en gentuza como la alcaldesa y su marido”. “Amenazas a la oposición. Esta gentuza no representa a la derecha”, continúa el concejal independiente.

Pero además, Nicolás cree que la alcaldesa entonó ese discurso porque “la brigada de delitos contra el patrimonio la ha llamado a declarar”. Dice desconocer más detalles al respecto, y tampoco aclara si los concejales de la oposición finalmente presentaron la denuncia que anunciaron contra ella, hace dos meses, por presuntos delitos de “prevaricación, desobediencia y malversación de caudales públicos”.

Por su parte, Luis Alberto Canales, concejal del Grupo Socialista, considera que el comportamiento de Azucena Redruello y Alfonso Biurrún “es una vergüenza”. Este periódico también se ha puesto en contacto con Salvador Martínez y Azucena Redruello pero ninguno de los dos ha contestado a las preguntas enviadas.

Tensión en cada Pleno

Desde que comenzó la legislatura en mayo de 2015, pocos han sido los Plenos en los que no haya habido voces. Nicolás Cano, que abandonó el Grupo Popular al poco de empezar, es quien mayor presión está ejerciendo sobre la Alcaldía. Si bien es cierto que durante el año 2017 no participó en las sesiones plenarias del Ayuntamiento, volvió a la actividad política cuando el Grupo Socialista logró recomponerse en marzo de 2018. Es decir, cuando la oposición recuperó la mayoría absoluta.

Lo primero que los concejales opositores hicieron es suprimir la Junta de Gobierno Local (reduciendo en gran medida el poder de la alcaldesa) y aprobar que se celebre un Pleno cada mes. Esto implica una mayor atención sobre cada política de la Alcaldía, y más concretamente sobre el proceder particular de Azucena Redruello y Alfonso Biurrún, que son quienes actualmente manejan el timón del barco. Lo hacen en solitario porque Esther Parra ha tomado un perfil independiente, y porque la alcaldesa y Jesús Valle (que lleva un año sin asistir a los Plenos) están totalmente enfrentados. Por lo tanto, ahora hay más relación entre Alcaldía y oposición. Pero la relación es explosiva.

En los últimos Plenos se han anunciado varias denuncias contra la alcaldesa por supuestos delitos de corrupción, y además, se ha desvelado que algún vecino de Priego también la ha denunciado por idéntica cuestión. Entre tanta acusación grave, la oposición ha colado algunas mociones en las que se puede intuir cierto afán por ridiculizar a Azucena. Por ejemplo, en abril aprobó retirar el bastón de mando a la alcaldesa “para evitar que en un arrebato la utilice como un arma arrojadiza y le abra una brecha en la cabeza a su interlocutor”, y acto seguido se le nombró “persona non grata” y se dijo que se le concedería una medalla de barro con tal distinción durante el pregón de las fiestas.

En 2015, la alcaldesa anunció que había interpuesto una denuncia contra Nicolás por un comentario publicado en Facebook en el que se hacía mención a su aspecto físico en tono despectivo y se decía que era “violenta por naturaleza”. Nicolás siempre ha negado que fuera el autor de aquel escrito, firmado por el usuario “Nic Can”. La polémica tuvo una gran repercusión mediática a nivel nacional. Además, el concejal lleva años utilizando su blog personal, Criticón Digital, para hacer públicas algunas de las supuestas irregularidades del Ayuntamiento y para insultar a la alcaldesa, tal y como puede comprobarse en esta última publicación que ha escrito refiriéndose a los hechos acaecidos el jueves.

En uno de los últimos Plenos, Alfonso Biurrún insultó a Nicolás llamándole “monigote” y diciendo de él que es un “tránsfuga”.

[ACTUALIZACIÓN: A última hora del viernes Criticón Digital eliminó varios de los artículos en los que se hacía referencia a las cuestiones del Ayuntamiento de Priego. Nicolás Cano confirmó en un primero momento que fue él quien los escribió, pero no confirma ahora si es él quien los ha retirado. En la mañana del sábado los artículos fueron publicados de nuevo, aunque aparecen y desaparecen constantemente].

[El audio de este enfrentamiento puede escucharse aquí]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s