La alcaldesa designa primer teniente de alcalde a Alfonso Biurrún, su marido

El 14 de mayo la alcaldesa de Priego designó dos nuevos tenientes de alcalde para el Ayuntamiento, un cargo que hasta ahora había sido ejercido en exclusiva por Jesús Valle. Azucena Redruello concedió tal distinción a Alfonso Biurrún (que será primer teniente de alcalde), Esther Parra (segunda), y al propio Valle, que ahora será tercer teniente de alcalde. Los cambios se han dado a conocer mediante una resolución que se ha publicado en la página web del Consistorio. En dicho documento se especifica que los concejales designados tienen potestad de rechazar el cargo si lo consideran oportuno.

Las Cuatro Esquinas no ha podido confirmar cuáles son los motivos por los que Azucena ha tomado esta decisión, pero todos los testimonios recabados por este periódico apuntan en la misma dirección: si Jesús Valle, que hasta ahora era el único teniente de alcalde, lleva meses sin pasar por el Ayuntamiento, es lógico que alguien le sustituya en el cargo. Así pues, la alcaldesa ha nombrado tenientes de alcalde a los tres concejales del Grupo Popular, y a cada uno de ellos le ha asignado una relevancia distinta. Entre Esther Parra y Alfonso Biurrún, la alcaldesa ha preferido conceder el primer puesto a su marido.

alcaldía

La alcaldesa (derecha) junto a sus tres concejales y nuevos tenientes de alcalde en el Pleno de investidura | Foto: Gabriel Arias.

La figura del teniente de alcalde está regulada por el Reglamento de Organización Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, que le otorga la capacidad de “sustituir en la totalidad de sus funciones, y por el orden de su nombramiento, al alcalde, en los casos de ausencia, enfermedad o impedimento que imposibilite a este para el ejercicio de sus atribuciones”. Además, si la alcaldesa se ausenta “por más de 24 horas del término municipal”, el teniente de alcalde puede asumir automáticamente el control de la Alcaldía, teniendo que informar de ello al resto de la Corporación Municipal.

Mala relación entre Azucena Redruello y Jesús Valle

La relación entre Azucena Redruello y el que hasta ahora era el único teniente de alcalde, Jesús Valle, se ha ido deteriorando progresivamente a lo largo de la legislatura, prácticamente desde que esta comenzó. A los desencuentros privados que se les atribuyen se suman otras desavenencias públicas que sí han quedado acreditadas. La última de ellas se produjo en el Pleno del pasado mes de abril, cuando una vecina que se encontraba entre el público asistente criticó que Jesús, pese a ser teniente de alcalde, lleva meses sin pasar por el Ayuntamiento. Él no estaba presente y Azucena respondió sin rodeos: “En principio estaba [Jesús], ya no está… Salen ranas en los charcos”.

Esta fue la frase lapidaria que confirmó la mala relación que existe entre ambos, sin embargo, un año antes ya se produjo otro desencuentro en un Pleno, esta vez cara a cara. Jesús preguntó a la alcaldesa por qué no atendía las llamadas de los empresarios taurinos que querían organizar corridas en la Plaza de Toros de Priego. Azucena le contestó que el ruedo pricense es una propiedad privada y que ella no puede “disponer” de algo que ni es suyo ni del Ayuntamiento.

jesús valle

Jesús Valle y Azucena Redruello durante el rifirrafe que mantuvieron en 2017 por la Plaza de Toros | Foto: Gabriel Arias.

Fuentes consultadas por Las Cuatro Esquinas aseguran que este es el principal motivo por el que se produjo tal distanciamiento entre los dos cargos más importantes del Ayuntamiento. La Plaza de Toros está gestionada por una sociedad privada de la que es administrador el padre de Jesús Valle. Nada más empezar la legislatura, la alcaldesa negoció recuperar las corridas de toros, pero las negociaciones se torcieron en el último momento y provocaron una situación bastante tensa entre Azucena y los administradores de la plaza.

Además, cabe recordar que la alcaldesa –arropada en esta cuestión por los concejales del Grupo Socialista– ha pedido a Jesús Valle que pague los 11.000 euros que debe (o debía) por la licencia de obras de la minicentral hidroeléctrica que construyó a orillas del río Escabas. Él defiende que su obra es de titularidad estatal y que por lo tanto no está obligado a hacerlo, pero desde el Ayuntamiento sostienen justo lo contrario.

Jesús Valle no ha vuelto a los Plenos

El último Pleno al que asistió Jesús Valle es el antes mencionado, el que se celebró en julio de 2017 y en que el que preguntó a la alcaldesa por qué no atendía a los empresarios taurinos. Después hubo una larga temporada sin Plenos (ante la ausencia de secretario-interventor), y Jesús no ha hecho acto de presencia en las cinco últimas sesiones de los meses de enero, febrero, marzo, abril y mayo, en las que se han debatido y aprobado cuestiones bastante relevantes.

Jesús siempre ha mantenido un perfil bajo dentro del Ayuntamiento. Si bien su colaboración ha sido muy destacada en proyectos como la depuradora y el hotel del Convento de El Rosal (ambos paralizados), o el adoquinado del casco histórico de Priego, apenas ha trabajado en el día a día del Ayuntamiento y ha preferido no exponerse en los actos públicos que se han celebrado. Vivir en Islas Baleares es, desde luego, un motivo de peso. Jesús no ha participado en prácticamente ninguno de los actos públicos a los que suele asistir la Corporación al completo.

DSC_0841_opt

La alcaldesa de Priego, durante un Pleno | Foto: G.A.

Una Alcaldía totalmente dividida

Pero Valle no es el único concejal del Partido Popular que tiene una relación tensa con la alcaldesa. Aunque Isabel Parra dimitió alegando “cuestiones personales” y prefirió no entrar en detalles, varias fuentes consultadas por este periódico certifican que había mantenido algunas discrepancias con Azucena y que estaba muy preocupada con el descontento que esta Alcaldía, a la que ella misma pertenecía, estaba generando entre muchos vecinos del pueblo, sus vecinos.

Y es exactamente lo mismo que le ha ocurrido a Esther Parra, que ha tenido algunos encontronazos con la alcaldesa y que ya ha marcado distancias con ella. Por ejemplo, absteniéndose a la hora de votar una moción de la oposición en la que se proponía suprimir totalmente la Junta de Gobierno Local, el órgano que utiliza la Alcaldía para sacar adelante algunas de sus medidas sin necesidad de llevarlas a Pleno. No era necesario que se abstuviera ya que los concejales opositores tienen mayoría absoluta y habrían aprobado igualmente esta iniciativa, pero Esther quiso dejar patente su posición y se abstuvo.

A la vista de lo ocurrido, Azucena Redruello solo tiene asegurado el apoyo de Alfonso Biurrún. Y ni siquiera el del partido, que afronta con miedo las próximas elecciones ya que sabe que será difícil convencer a muchos de sus votantes. El presidente del PP de Priego, José María Ocaña, cree que el balance de la legislatura es “malo” y anuncia que no la presentarán a la reelección: “Ni aunque ella quisiera”. Mientras tanto, desde el PP de Cuenca nunca han puesto en cuestión, al menos públicamente, las medidas de su alcaldesa en Priego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s