El servicio de autobús entre la comarca de Priego y Cuenca será restablecido el 2 de mayo, 22 días después de que fuera suspendido

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha anunciado que el miércoles 2 de mayo volverá a estar operativo el servicio de autobús que conecta a 30 pueblos alcarreños con Cuenca, entre ellos Priego. El anuncio llega 21 días después de que la Junta interrumpiera este servicio público porque la empresa concesionaria, Amarbus-Guerrero S.L., no consiguió que el Ministerio de Fomento le renovase la tarjeta de transporte porque “no cumplía con la autorización para el transporte de viajeros”.

“Se han hecho las gestiones con la máxima celeridad y diligencia para reponer este servicio lo antes posible”, ha explicado en rueda de prensa la consejera de Fomento, Agustina García, que también ha desvelado que será Rubiocar la empresa que se encargue de cubrir estas rutas de ahora en adelante.

p1ccb1nunj6i01nv1pq4tqb1cok4_opt

Entrada de la Estación de Autobuses de Cuenca | Foto: JCCM.

En cuanto a las condiciones del nuevo servicio, la consejera ha asegurado que se seguirá prestando exactamente igual que hasta ahora, así que el autobús hará parada en todos y cada uno de los pueblos afectados a la misma hora que antes. No obstante, sí ha dicho que la ruta Priego-Sacedón se verá “beneficiada” por este cambio ya que el autobús realizará el trayecto cinco días a la semana durante el periodo lectivo.

Respecto a la situación en que se quedan los trabajadores de Amarbus-Guerrero, la consejera ha asegurado, sin entrar en detalles, que “el nuevo operador está dando soluciones de continuidad a estas personas que ya venían operando con la concesión que fue suprimida”.

En cualquier caso, la consejera ha querido resaltar que el servicio cambiará nuevamente, sin aclarar cuándo, ya que toda la comarca de Priego se encuentra incluida en el nuevo Plan de Transporte de la Junta, que pretende acabar con el actual sistema para sustituirlo por un nuevo modelo en el que cualquier ciudadano podrá utilizar los autobuses escolares que se desplazan a diario entre todos los pueblos del centro y norte de la provincia de Cuenca. Su implantación estaba prevista para comienzos de este año 2018, así que ya lleva algunos meses de retraso.

Más de una semana para avisar a los usuarios

Agustina García no ha explicado por qué su Gobierno tardó más de una semana en avisar a los ciudadanos de que había interrumpido el servicio. De hecho, la mayoría de los viajeros se enteraron de madrugada, cuando acudieron a las marquesinas para coger al autobús y comprobaron que este no llegaba. Repitieron el intento varios días, y cansados ya de esperar en balde, trasladaron sus quejas a sus respectivos Ayuntamientos, que tampoco tenían información al respecto. Fue entonces cuando expresaron su preocupación y malestar en las redes sociales. Pero el Gobierno regional seguía sin informar.

El servicio quedó interrumpido el 10 de abril y no fue hasta el 16 de abril cuando la Junta envió una carta a los Consistorios explicándoles el porqué de la situación y pidiéndoles que pusieran los hechos en conocimiento de los vecinos. El Ayuntamiento de Priego, por ejemplo, recibió la carta el 19 de abril, es decir, nueve días después de que empezaran los problemas. Alcaldes y políticos de toda la provincia se sumaron a las quejas de los ciudadanos, que lamentaron la falta de información y que el Gobierno regional no tuviera un plan alternativo para evitar que cientos de personas hayan estado todo este tiempo sin autobús.

Ahora que el servicio se restituirá la Junta sí ha avisado a los viajeros con suficiente antelación, enviando un comunicado a todos los medios de comunicación este lunes 30 de mayo y una carta a los Ayuntamientos, esta vez pidiéndoles que informen sobre la recuperación del autobús.

La consejera ha insistido en que la Junta ha actuado con “celeridad” para buscar una solución, y, del mismo modo, ha recordado que encargarle el servicio a una nueva empresa requiere “cumplir con la legalidad vigente”. Sobre el proceso de contratación  de Rubiocar no se han ofrecido detalles.

Por su parte, Roberto Guerrero, responsable de Autobuses Amarbus-Guerrero, explicó hace unos días que su empresa no pudo renovar la tarjeta de transporte por un problema informático del que no se responsabilizó y porque los retrasos en los pagos de la Junta le impidieron reparar a tiempo varios de sus autobuses.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s