La alcaldesa no desmiente que haya gastado casi 16.000 euros en balconadas, cabezudos y jamones para las fiestas

Los concejales de la oposición, Nicolás Cano y Grupo Socialista, pidieron explicaciones a la alcaldesa de Priego durante el Pleno que se celebró el 4 de abril por haber gastado, supuestamente, alrededor de 16.000 euros en decoración y premios. Al parecer, según afirmaron los ediles, esta fue la cantidad de dinero que Azucena Redruello destinó a la confección de las balconadas que se han lucido en el Ayuntamiento, a la restauración de los cabezudos que representan a los condes de Priego, y a la compra de jamones para que fueran regalados como premios en las fiestas. La alcaldesa no desmintió los datos.

Los concejales opositores, que aseguran que todos estos gastos se realizaron a lo largo del año 2017, aportaron dos facturas por valor de 7.635 y 3.000 euros que, según dijeron, es lo que costó comprar los materiales con los que se confeccionaron las balconadas que se han exhibido algunos días festivos en la fachada del Ayuntamiento.

balconadas ayuntamiento

Balconadas exhibidas por el Ayuntamiento en el año 2017 | Foto: Gabriel Arias.

Desde la oposición preguntaron a la alcaldesa por qué hizo esta compra a las empresas Bordados La Franca y Condeco, qué otras empresas consultó antes de elegir y por qué no se aprobó en Pleno semejante desembolso. Azucena no dijo que los datos fueran falsos o erróneos, solamente se escudó en que “los pagos son competencia de la Alcaldía”, de manera que no tienen que votarse en Pleno y no tiene por qué dar más explicaciones.

Aparte de estos 10.635 euros en decoración de balcones, la oposición desveló otros gastos, esta vez referidos a la restauración de los cabezudos de las fiestas, un trabajo del que se encargó la propia alcaldesa, que en algunas ocasiones ha hecho alarde de lo mucho que le gustan las manualidades.

“Se nos ha informado de que el arreglo de los monigotes que ridiculizan a los condes de Priego supera los 3.500 euros”, anunciaron los ediles. Las palabras molestaron mucho al concejal del PP Alfonso Biurrún, que dijo que “aquí no hay ningún monigote conocido más que uno que hay sentado a mi derecha”, refiriéndose a Nicolás Cano. La reacción de Alfonso, marido de la alcaldesa, levantó un enorme revuelo entre la veintena de personas que asistieron al Pleno. “Si usted no tiene la cultura suficiente para apreciar que los gigantes y cabezudos son parte del acerbo cultural de un pueblo, entiendo que no sepa apreciar la recuperación de los cabezudos”, remató Alfonso.

Por su parte, Azucena insistió en que no tiene que dar explicaciones porque los gastos dependen de ella. Por lo tanto, siguen sin resolverse las dudas acerca de cuántos cabezudos se han podido restaurar con esos 3.500 euros, y cuántas ofertas se consultaron antes de proceder a la compra de materiales. Respecto a los famosos cabezudos de Caperucita Roja y El Lobo, Alfonso dijo que “están a mitad de recuperar, lo que pasa es que hay alguien a quien se le han quitado las ganas”.

WhatsApp Image 2018-04-09 at 04.18.20

Los bustos de dos de los cabezudos restaurados por la alcaldesa están expuestos en el Ayuntamiento | Foto: Gabriel Arias.

Entre el público se escucharon algunas voces indignadas por el coste de dicha restauración, y otras personas aprovecharon el momento para criticar con dureza que las gigantescas cabezas de estos muñecos se hayan colocado como decoración en la escalinata desde la que se accede al Ayuntamiento. Alfonso, la alcaldesa y una de las mujeres que asistió como público reivindicaron que algunos Consistorios españoles también están decorados por cabezudos que representan a personajes ilustres de la historia municipal.

En el Pleno de marzo la oposición presentó una moción urgente para que los cabezudos fueran retirados del lugar en el que están expuestos. La alcaldesa, apoyada en este caso por Esther Parra, se negó en rotundo a ceder.

Casi 1.800 euros en jamones, y el marido acompañante

La oposición también llevó a Pleno dos facturas de gastos en alimentación: jamones y embutidos comprados entre septiembre y octubre de 2017 por valor de 1.773 euros. La alcaldesa sí aclaró en este caso que las piezas de embutido se entregaron como premios en las fiestas, pero desde la oposición se mostraron escépticos ya que, según dijeron, en las Fiestas del Cristo de 2017 no se regalaron embutidos. “En público no sé si se han dado”, dijo Esther, y Azucena se negó a ofrecer más detalles, como por ejemplo el número de unidades que se adquirieron, por qué había dos jamones ibéricos y a quiénes fueron entregados y por qué: “Evidentemente no voy a dar los nombres porque a las personas quizá les desagradaría, pero sí puedo decir que no ha sido a ningún miembro de la Corporación, como se ha dicho, aunque muchos se lo merezcan, no como otros”. Esther trató de contentar a los concejales sugiriéndoles que les aportaría los detalles en privado, cuando el público no estuviera presente.

Según Alfonso, se consideró que era mejor regalar embutidos “en vez de dar copas guarras” como en años anteriores. Y además, dijo, estos alimentos se compraron en comercios del pueblo, insistiendo en que el Ayuntamiento sí quiere hacer gasto en los negocios pricenses.

Y por último, los concejales de la oposición criticaron que la alcaldesa vaya acompañada de su marido, el ahora concejal Alfonso Biurrún, a determinados actos públicos que se celebran fuera de Priego, lo cual conlleva un coste para las arcas municipales en función del desplazamiento y las dietas que consumen Alfonso y Azucena. Respondió él que no le hace “ninguna gracia” acompañar a su mujer a estos eventos porque se tiene que pedir días libres en el trabajo, y además recordó que los anteriores alcaldes “siempre habían ido con sus esposas” a estos actos. “Me parece de un machismo terrorífico que le parezca bien que si es alcalde vaya con su esposa, y si es alcaldesa no pueda ir el marido. Me parece una visión machista y asquerosa”,concluyó Alfonso, y Azucena mandó un mensaje a Nicolás: “Mi marido va a venir conmigo, y le vuelvo a decir que entiendo que su mujer no vaya con usted. Nosotros no tenemos…”.

Lo que todavía no se ha llevado a Pleno, pese a que Nicolás Cano se comprometió a ello hace varios meses, son los documentos que supuestamente acreditan que la alcaldesa pagó con dinero público varios viajes a un médico de Madrid. Cabe recordar que en esta última sesión celebrada, la oposición aprobó denunciar a Azucena, ante la Fiscalía Anticorrupción, por presuntos delitos de “prevaricación, desobediencia y malversación de caudales públicos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s