La primera moción de la oposición: retirar el bastón de mando a la alcaldesa para que no agreda a los concejales

Hasta 15 mociones presentaron los concejales de la oposición en el Pleno que este miércoles 4 de abril se celebró en el Ayuntamiento de Priego. La primera de ellas, leída por Luis Alberto Canales (Grupo Socialista) y defendida después por Nicolás Cano (Grupo Mixto), dice así: “Aprobar la retirada inmediata de la vara de la alcaldesa, antes de que comiencen los Plenos, al despacho del alcalde o a un sitio fuera del alcance de la alcaldesa para evitar que en un arrebato la utilice como un arma arrojadiza y le abra una brecha en la cabeza a su interlocutor”.

La propuesta despertó asombró y risas entre la veintena de personas que ocupaban el espacio del público, mucho más numeroso de lo habitual. Al no estar incluida esta moción en el orden del día, hubo que votar si procedía considerarla “urgente”, así que Nicolás Cano defendió la iniciativa argumentando simplemente que “la vara no se puede tener en la mesa”. La alcaldesa, Azucena Redruello, respondió que el anterior secretario, Manuel Herráez, le indicó que podía llevarla consigo, y que eso es precisamente lo que está haciendo.

El concejal del PP Alfonso Biurrún reprochó que fuera esta una moción lo suficientemente seria como para votarse en Pleno, pero Nicolás insistió en que sí, en que es “muy significativa”, y en que, una vez aprobada esta prohibición, la alcaldesa habrá de respetarla “siempre”. Votaron a favor los cinco concejales de la oposición (Nicolás Cano, Joaquín Canales, Salvador Martínez, Isidro Guerrero y Luis Alberto Canales), que al representar mayoría absoluta consiguieron que su propuesta saliera adelante.

DSC_0837_opt

A la izquierda, Nicolás Cano, concejal del Grupo Mixto, en una imagen de archivo | Foto: Gabriel Arias.

La alcaldesa, “persona non grata”

De leer la segunda moción se encargó Salvador Martínez: “Aprobar la concesión de la distinción de persona non grata para la ciudad de Priego a doña Azucena Redruello García”. De nuevo fue aprobada la urgencia de la moción, y de nuevo Alfonso Biurrún cuestionó la propuesta: “¿Pueden dar alguna explicación de por qué es una persona non grata?”. Tajante contestó Salvador Martínez: “Porque no ha hecho ninguna cosa bien para este pueblo, simplemente eso. Yo no sé qué inquina tendrá a este pueblo… que nos está machacando”, esgrimió el concejal del Grupo Socialista, arrancando así dos aplausos entre el público asistente.

Salvador destacó a continuación una consecuencia positiva de la gestión de la alcaldesa: “Nos está uniendo a unos y a otros, a todo el mundo. Y eso significa que las cosas no se hacen bien”. La alcaldesa apuntilló que esta unión de fuerzas surge “siempre que gobierna la derecha”. Le reprochó su comentario Nicolás: “¿Usted se considera una persona de derechas? De derechas soy yo, porque soy una persona honesta”, unas palabras que despertaron el asombro de Alfonso: “¿Honesta, honesta?”.

Salvador continuó su argumentación explicando que entre los vecinos del pueblo hay una opinión negativa generalizada sobre la alcaldesa, y Alfonso le recordó que el pueblo votó mayoritariamente a Azucena, y que a él, al concejal socialista, no le votó nadie porque no iba en las listas de las elecciones de 2015. Salvador y Luis Alberto aterrizaron en el PSOE, como concejales independientes, después de que varios ediles socialistas presentaran su dimisión y ninguno de los suplentes de la lista del PSOE quisieran tomar posesión. Llegada esta situación, el partido se vio obligado a buscar dos nuevos concejales entre los vecinos de Priego. Alfonso defendió, además, que aunque él acaba de incorporarse al Ayuntamiento (en sustitución de una concejal del PP que ha dimitido), sí iba en la lista con la que el PP concurrió a las elecciones, concretamente ocupando el sexto lugar.

Empezó entonces una discusión subida de tono sobre la legitimidad de unos y otros. Azucena criticó a Nicolás porque, según dijo, no fue él quien por voluntad propia se ofreció para ir en la lista electoral del PP, sino que lo metieron. Nicolás le dio la razón, pero le recordó que a ella también la metió el partido. Ella lo negó, pero lo cierto es que Azucena concedió una entrevista a Las Cuatro Esquinas en mayo de 2015, antes de las elecciones, y respondió lo siguiente cuando se le preguntó si fue ella la que se animó a presentarse a los comicios: “Me invitaron”.

Tras el rifirrafe, la oposición siguió explicando su moción: “Aprobar que un alfarero de Priego (Magán) confeccione una medalla de barro de 10 centímetros de diámetro y 2 centímetros de espesor, con las inscripciones ‘Persona non grata-Priego’ en el anverso, y el escudo de Priego en el reverso. Esta medalla le será entregada por dos representantes del Pleno, a designar, a doña Azucena Redruello García en las Fiestas del Santísimo Cristo de la Caridad, cuando se entreguen otras distinciones y medallas. O el día en que dimita”. Ningún comentario se hizo más por parte de los concejales, dando lugar, pues, al resto de mociones referidas a la gestión de la Alcaldía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s