¿Qué fue de los polémicos bandos de la alcaldesa?

“Seguiremos trabajando e informando”. Así es como solía despedirse la alcaldesa de Priego en los bandos con los que se dirigía a los vecinos del pueblo. Si ha seguido trabajando por y para el Ayuntamiento es algo que deberán juzgar los pricenses y sobre lo que posiblemente haya opiniones para todos los gustos, pero lo que parece más evidente es que no ha seguido con esa labor informativa de la que presumió durante el primer año de legislatura.

Hace 14 meses que Azucena Redruello no publica uno de esos bandos que casi siempre generaban polémica. La alcaldesa los utilizaba para abordar algunas de las cuestiones que ella consideraba que debían conocer los ciudadanos, y los repartía en bares y tiendas –y también en internet– para que su versión de los hechos tuviera el mayor alcance. En apenas un folio se refería a seis o siete temas que, a menudo, hubieran requerido una explicación más detallada y menos confusa que la que ella aportaba, máxime si tenemos en cuenta que solía utilizar sus escritos para desacreditar a la anterior Alcaldía. Los ciudadanos tienen derecho a conocer los errores de sus gobernantes, pero si la información que en este sentido se les traslada es poca y carece de un mínimo de contexto, al final la información se convierto en propaganda política con la que perjudicar al adversario.

DSC_1756_opt

Azucena Redruello, en el centro de la foto, junto al presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto | Foto: Gabriel Arias.

Azucena recibió serios reproches de sus compañeros del PP por algunas de las cuestiones planteadas, y sobre todo por algunos de los errores cometidos. Valga como ejemplo cuando aseguró que la Diputación de Cuenca había pagado un acto electoral del Partido Popular que se había celebrado en Priego. El revuelo fue tal que Benjamín Prieto, presidente de la Diputación y del PP conquense, no dudó en criticar a la alcaldesa por “faltar totalmente a la verdad”. Según ha sabido este periódico, Azucena se planteó la posibilidad de dimitir tras el rapapolvo que le dedicó en público la Dirección del partido.

Los más allegados a la alcaldesa también le recomendaron en varias ocasiones que dejara de publicar bandos. Pero no hizo caso. Y siguieron las polémicas. Acusó al concejal Nicolás Cano –que por entonces seguía perteneciendo al PP– de haber publicado en internet un comentario que contenía múltiples vejaciones hacia su persona. No aportó ni una sola prueba en su contra, pero daba igual: decenas de medios de comunicación de toda España se hicieron eco de este nuevo escándalo que, otra vez, dejaba mal parado al Partido Popular, lo cual elevó aún más el enfado de los dirigentes de la formación conservadora. Finalmente, Azucena dejó de escribir en septiembre de 2016. Hace 14 meses.

Los temas que se han quedado en el tintero

Diez bandos fueron suficientes para poner en entredicho la gestión de los alcaldes socialistas. El caso más evidente fue la publicación de una serie de datos económicos referidos a la Dehesa Boyal, el monte público que se arrenda a los agricultores que más dinero ofrecer a cambio de poderlo cultivar. Según Azucena Redruello, durante las legislaturas del PSOE los agricultores que se quedaron con este cultivo “dejaron de pagar” al Ayuntamiento 75.500 euros. No aportó más detalles, aunque luego se supo que los arrendatarios tenían esa deuda con el Ayuntamiento porque iban pagando poco a poco en vez de la cantidad total que se habían comprometido a pagar. Y se supo también que el ex alcalde Luis Remón no les cobró los 32.400 euros del año 2009 supuestamente por una serie de complicaciones burocráticas que él mismo explicó en declaraciones a Las Cuatro Esquinas.

La alcaldesa dijo durante un Pleno que esta situación era “ilegal”, así que puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción, que abrió una investigación. Tras haber sembrado la sospecha, lo más oportuno es que el Ayuntamiento hubiera informado puntualmente sobre esta cuestión, que finalmente fue archivada por el juez al no apreciar delito alguno. Tampoco informó sobre el coste que ocasionó a las arcas municipales este proceso judicial.

En el mismo bando en el que la alcaldesa abrió el melón de la Dehesa Boyal añadió también unas pocas líneas para justificar la ausencia de Manuel Herráez, el que fuera secretario del Ayuntamiento durante 13 años. Manuel se dio de baja por enfermedad a los pocos meses de aterrizar la nueva Alcaldía, con la que tuvo una relación breve y muy tensa. Al explicar que Manuel estaba de baja, Azucena añadió lo siguiente: “Desde que comenzamos, la práctica totalidad de los temas que abordamos incumplen la legalidad vigente, de manera que de una forma u otra nos hemos visto abocados a tomar decisiones importantes, lo que conlleva una gran tensión”. Recordemos que el secretario-interventor es el encargado de preservar la legalidad, así que relacionar la baja de Manuel con la tensión provocada por las supuestas ilegalidades cometidas tiempo atrás, ponía en entredicho su buena labor al frente de la Secretaría del Ayuntamiento.

DSC_0338-001_opt

Manuel Herráez, en el centro de la imagen, tras el Pleno de investidura | Foto: Gabriel Arias.

Después supimos que Manuel decidió cambiar de Ayuntamiento, pero lo que no contó la alcaldesa es si alguna de esas cuestiones que supuestamente incumplían la legalidad acabaron siendo juzgadas y sentenciadas como tal en los tribunales. De igual modo, tampoco se ha explicado a los vecinos de Priego por qué no se concedió a la nueva secretaria el permiso de lactancia acumulado que había solicitado, algo que, una vez más, ha terminado en una sentencia contraria a los intereses del Ayuntamiento.

Otro de los temas que apareció mencionado en los bandos de la alcaldesa fue la gestión de la piscina. Azucena presumió de haber reducido un 76% el coste de la puesta en marcha de este servicio, e incluso detalló las condiciones del contrato y a quién se le había adjudicado. En cambio, nadie ha explicado todavía por qué este verano no se ha abierto la cafetería de la piscina y por qué se ha alojado al socorrista en la Casa de la Juventud, lo cual ha requerido una remodelación del edificio cuyo elevado coste todavía no se ha especificado.

Si la alcaldesa hubiera continuado publicando sus bandos también podría haber informado sobre el nuevo servicio de limpieza, que lleva trabajando las calles del pueblo desde el pasado mes de septiembre. En la página web del Ayuntamiento se anunció la subasta del servicio –por un valor de 80.700 euros durante dos años– pero nada se ha dicho sobre la empresa adjudicataria y sobre cuánto dinero va a costar finalmente a los pricenses.

Y a la lista de temas sobre los que la Alcaldía guarda silencio se suman otros muchos: el cierre del polideportivo, el coste y los motivos de las averías en el suministro de agua, las gestiones para convertir del Convento de El Rosal en un gigantesco hotel, la construcción de la depuradora, la posición del equipo de gobierno respecto a las granjas porcinas, la cesión de las competencias de Tráfico, por qué se tardó tantos meses en resolver la bolsa de empleo de la Vivienda de Mayores, etc. Si la mayoría de ustedes tienen alguna información sobre estas cuestiones es porque la han leído en Las Cuatro Esquinas.

La opacidad no es exclusiva de esta Alcaldía

Ni la opacidad es una característica exclusiva del Gobierno de Azucena Redruello, ni los bandos han sido solo idea suya. Luis Remón, alcalde socialista entre 1999 y 2011, supo vender las victorias de su gestión a través de un boletín informativo de seis páginas con fotografías en el que se hacía eco de las obras que se iban ejecutando bajo su mandato y los servicios que ponía en funcionamiento. Fue aquel un proyecto mucho más ambicioso que el desarrollado por Azucena Redruello, aunque igualmente breve, quizá porque poco tiempo después nació el periódico Ilusiones, en el que todos los Ayuntamientos de la comarca encontraron un potente altavoz para hacer alarde de sus políticas.

Además, Luis Remón también publicó algunos bandos para advertir a los vecinos de algunas novedades en las ordenanzas municipales, algo que se ajusta mejor a la propia naturaleza del bando como mero transmisor de información institucional sin valoraciones políticas. Y, del mismo modo, envió por correo postal a todos los pricenses varias hojas informativas exponiendo su versión acerca del conflicto que surgió entre el Ayuntamiento y los propietarios de la Plaza de Toros. Por aquel entonces, internet era todavía un asunto complejo incluso para las pocas personas que ya podían acceder a la Red desde sus casas.

Después llegó Jesús Escamilla, y como el periódico Guadiela ya no se editaba y los pricenses no tenían acceso a la información del Consistorio, hubiera sido lógico que el nuevo alcalde hubiera retomado los boletines de su antecesor. Pero no lo hizo y su legislatura se caracterizó por una absoluta falta de transparencia. No obstante, Jesús Escamilla y Francisco Reyes (teniente de alcalde) siempre respondieron a las preguntas formuladas por este periódico, así que, en cierto modo, entendieron el deber de hacer público todo aquello que los ciudadanos tienen derecho a conocer.

En la legislatura de Jesús también se creó la página web del Ayuntamiento, concebida como una plataforma digital desde la que publicar toda la información que deba ser pública: ordenanzas, actas de los Plenos, bases de las licitaciones, contratos, declaraciones de bienes de los concejales… Aunque algunos de estos datos se fueron publicando poco a poco, la mayoría de ellos todavía no están al alcance de los ciudadanos. Falta voluntad política para convertir al Ayuntamiento de Priego en una institución transparente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s