La Diputación concede a Priego una subvención de 3.178 euros para controlar la calidad del agua

La Diputación de Cuenca ha concedido al Ayuntamiento de Priego una subvención para controlar la calidad del agua que beben los pricenses y para conservar en buen estado los equipos de cloración. El importe total de la ayuda se eleva hasta los 6.356 euros, cifra que se dividirá al 50% entre la Diputación y el Consistorio, así que cada institución aportará 3.178 euros, según viene recogido en el Boletín Oficial de la Provincia.

Priego es uno de los 208 pueblos y pedanías de la provincia que solicitaron esta subvención, cuyo principal objetivo es corroborar que la calidad del agua que consumen los ciudadanos es buena. Para ello, una empresa a la que contratará la Diputación se encargará de realizar analíticas en el suministro durante todo el año.

WhatsApp Image 2017-08-08 at 15.48.28

Este verano, un camión cisterna llenó de agua el depósito del instituto para mitigar las consecuencias de las averías | Foto: Gabriel Arias.

Según ha explicado a este periódico el diputado del Área de Fomento, Francisco Javier Parrilla, en el caso de Priego se harán comprobaciones tanto en el depósito del convento de San Miguel (cercano a la captación del agua) como en aquel que está más próximo al instituto, siendo este el último tramo del suministro antes de llegar hasta las viviendas de los pricenses. De igual modo, la subvención servirá también para el mantenimiento de los equipos de cloración. En total, la institución provincial ha destinado para este fin 710.217 euros.

La cantidad de la subvención ha variado en cada pueblo porque el número de habitantes de cada municipio es determinante en lo que se refiere a consumo de agua y dimensiones del suministro. Por lo tanto, en función de la población se realizarán más o menos análisis. Aunque esta vez la Diputación va a asumir la gestión del servicio, Francisco Javier Parrilla recuerda que el control de calidad corresponde, por ley, a los Ayuntamientos, cuyo personal deberá contar con la formación adecuada para llevar a cabo los análisis, el mantenimiento de los equipos de cloración y para detectar cualquier incidencia.

DSC_1572_opt

Agujeros encontrados en las tuberías del pozo del convento de San Miguel, provocados por la erosión de los materiales sedimentarios que transporta el agua | Foto: G.A.

En Priego los vecinos han criticado en los últimos años la incapacidad de los Ayuntamientos que han gobernado el pueblo para frenar las averías que están provocado constantes interrupciones del suministro. De hecho, en los veranos de 2016 y 2017 esas averías dejaron al pueblo sin agua durante casi cinco días. Según la actual Alcaldía –a la que se le han indigestado especialmente estos problemas–, quien provoca las averías son los minerales –sobre todo cal– que transporta el agua. Esos minerales no solo atascan grifos y tuberías, sino que en las zonas más próximas a la captación –donde la presión es enorme– erosionan los tubos hasta provocarles agujeros, provocando así la interrupción del suministro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s