El Ayuntamiento impide a algunos vecinos utilizar los edificios públicos para realizar actividades

El presidente de la Plataforma Cívica Priego Vivo, Ángel Torres, ha denunciado que el Ayuntamiento no les está facilitando los espacios públicos que solicitan para realizar algunas de sus actividades. De hecho, asegura Ángel que la alcaldesa ni siquiera les está respondiendo a sus solicitudes, algo que investigarán desde esta plataforma por si fuera “constitutivo de delito”.

Priego Vivo se inscribió legalmente como asociación este verano y desde entonces ha presentado varios escritos en las oficinas del consistorio pidiendo que se le permitiera utilizar algunos edificios municipales. Sí se le facilitó el auditorio del Centro Cultural para celebrar su primera asamblea ordinaria –a la que asistieron 60 personas aproximadamente–, y también se le autorizó a organizar un pequeño concierto en La Plaza.

DSC_1673_opt

Decenas de personas asistieron a la primera asamblea ordinaria de Priego Vivo, celebrada en el Centro Cultural | Foto: Gabriel Arias.

Pero son las dos únicas veces en las que esta plataforma ha recibido contestación de la alcaldesa. No fue así cuando pidió utilizar la biblioteca para un café-coloquio al que estaban invitados todos los vecinos para hablar sobre la participación ciudadana en las cuestiones de la política local, una charla que finalmente se tuvo que realizar en el Centro Cultural, para lo cual no fue necesario el beneplácito de la alcaldesa.

Además, Azucena Redruello tampoco contestó cuando Priego Vivo le solicitó permiso para desarrollar varios talleres en la Casa de la Juventud. Según Ángel Torres, la plataforma quería impartir allí clases de ajedrez, de astronomía y una batucada. Por motivos varios –y entre ellos el silencio del Ayuntamiento–, todas estas actividades para jóvenes están en el aire actualmente. Y por último, más recientemente, Priego Vivo también ha solicitado el Centro Cultural para ofrecer una charla sobre emprendimiento; tampoco en este caso ha recibido autorización de la alcaldesa, añade Ángel. Al final, esta actividad se ha celebrado en el Salón Parroquial.

¿Y qué ha ocurrido en todo este tiempo para que Azucena Redruello cambie de opinión respecto a Priego Vivo? Pues que esta plataforma ha facilitado que dos vecinos del pueblo acaben tomando posesión como concejales de la oposición. Sea cual fuere el motivo por el que la alcaldesa ignora estas iniciativas, Ángel Torres no entiende que, “siendo una asociación legalmente constituida”, a Priego Vivo no se le permita utilizar los locales del Ayuntamiento. “Da la impresión de que el personalismo de la señora alcaldesa le lleva a considerar que todo lo municipal es de su propiedad y está bajo su libre albedrío”, critica el presidente de la plataforma.

La Parroquia, abierta a los vecinos

Puesto que se les está impidiendo el acceso a los espacios públicos, los vecinos de Priego a los que está ninguneando la alcaldesa han pedido ayuda al párroco de su localidad. Francisco Martínez no ha tenido ningún inconveniente en ofrecer el Salón Parroquial –ubicado frente a la iglesia– para que se realicen allí las actividades que han sido obstaculizadas por el Ayuntamiento.

Antes de dar el visto bueno a Priego Vivo, el cura también atendió las peticiones de otros vecinos que se encontraban en la misma situación. Por ejemplo, Carlos Gómez, portavoz de la Plataforma Stop Macrogranjas, pidió al Ayuntamiento que le permitiera celebrar un acto informativo sobre las granjas porcinas en el Centro Cultural. Tras una semana de espera y ninguna contestación por parte del Consistorio -que apoya a esta industria-, Carlos habló con el cura, que accedió a que la charla se realizara en el Salón. El local se vio desbordado ante la gran asistencia de público.

DSC_1852_opt

Entre 60 y 70 personas asistieron a la charla sobre las macrogranjas porcinas que se celebró en el Salón Parroquial | Foto: Gabriel Arias.

Lo mismo hizo la Asociación de Madres y Padres del colegio (AMPA), que en junio solicitó poder utilizar las antiguas escuelas de la calle del Remedio para organizar allí una Escuela de Verano. La alcaldesa tampoco atendió su petición, así que el AMPA contactó con el párroco, que facilitó su local para que los jóvenes del pueblo tuvieran un lugar en el que estar entretenidos durante los meses de julio y agosto. No obstante, la alcaldesa sí había permitido al AMPA, tiempo atrás, que organizara una pequeña ludoteca en una habitación de la nueva Biblioteca.

Los edificios públicos: la primera obsesión del Ayuntamiento

En el primer Pleno de la legislatura, que tuvo lugar en julio de 2015, se hicieron constantes menciones al uso que hasta entonces se venía haciendo de los edificios públicos. Según la nueva Alcaldía, existía bastante descontrol en este sentido, así que una de sus prioridades iba a ser poner coto la gestión de las dependencias municipales, pidiendo las llaves a quienes los estaban utilizando y planteando la posibilidad de cobrarles una fianza de 200 euros.

De hecho, el Ayuntamiento cambió de ubicación a varias asociaciones y particulares que estaban desarrollando sus actividades culturales y deportivas en los edificios públicos. Algunos fueron perjudicados y tuvieron que cancelar sus proyectos, y otros, en cambio, aseguran que salieron beneficiados, como la Asociación de Mujeres El Rosal, que reconoce que fue trasladada a un local mejor.

Posiblemente ningún Ayuntamiento de la comarca tenga tantos espacios comunes como el de Priego. Actualmente están vacíos o prácticamente vacíos el Centro Cultural, la Escuela de Taller, las escuelas de la calle del Remedio, el edificio de la fuente del matadero, multitud de salas de la nueva Biblioteca y la Casa de la Juventud. De todas maneras, cierto es que algunos de ellos no reúnen las obligaciones de seguridad legales.

casa juventud

Casa de la Juventud de Priego | Foto: Gabriel Arias.

Precisamente este último edificio, la Casa de la Juventud, ha sido objeto de controversia en los últimos meses. Una asociación cultural del pueblo ha denunciado que el Ayuntamiento ha tirado a la basura los materiales que tenía allí guardados, y ello a pesar de que había pedido a la alcaldesa que le permitiera retirarlos. Y controversia también porque Los Quintos de la Semana Santa llevan dos años “peleándose” con Azucena Redruello para que les deje utilizar estas instalaciones, algo que consiguieron tras amenazarle con no quemar el Judas. Este verano, la alcaldesa reformó la Casa de la Juventud para que pudiera vivir en ella el socorrista, que no era vecino de Priego. La reforma tuvo un elevado coste para las arcas municipales.

Mientras tanto, la Alcaldía mantiene paralizada –desde 2015– la ordenanza con la que se pretendía controlar el uso de los edificios públicos. La oposición ha pedido en varias ocasiones que se siga adelante con la tramitación (iniciada por la propia alcaldesa), pero nada se ha avanzado en este sentido. De hecho, el Ayuntamiento se ha negado a ceder algunos espacios escudándose en que todavía no existe normativa, sin embargo, es esta una excusa que se utiliza en función de quién presente la solicitud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s