La alcaldesa reconoce que supo que los purines de la granja se habían vertido cerca del pueblo

La alcaldesa de Priego supo que los purines de la granja porcina habían sido utilizados como abono en campos de cultivo muy próximos al pueblo, lo cual provocó fuertes olores a putrefacción que incomodaron a los vecinos de Priego durante varios días del verano de 2016. Así lo reconoció la propia Azucena Redruello en el Pleno del pasado mes de julio, en el que también defendió al agricultor que vertió el purín porque, según ella, “no cometió ninguna irregularidad”.

DSC_1744_opt

La alcaldesa de Priego, a la derecha, junto a la concejal Esther Parra | Foto: Gabriel Arias.

Las explicaciones de Azucena resultaron bastante contradictorias. Al tiempo que defendía que el agricultor “cumplió toda la normativa” mientras vertía los purines, calificó este episodio de “incidente” y “accidente”, aunque no dijo por qué. Además, la alcaldesa aseguró que el agricultor se había disculpado con ella y que le prometió que no volvería a ocurrir: “Yo hablé con él y me dijo: ‘no te preocupes, no volverá a pasar’. Y me dijo: ‘hasta dentro de cinco años no se puede volver a echar en esa tierra, y si lo vuelvo a echar lo echaré en invierno, que no se producen los mismos olores, la gente tiene las ventanas cerradas, y no es lo mismo que en el verano. Pero no te preocupes que no volverá a pasar'”.

“Y yo confío en personas que se comportan y que hasta ahora me han demostrado que no mienten ni engañan…”, puntualizó la alcaldesa, no sin antes recordar que ella no puede “colgar a nadie”. “La guillotina hace mucho que desapareció, por mucho que queráis…”, concluyó Azucena dirigiéndose a los vecinos que estaban presentes en el Pleno y que le habían preguntado por esta cuestión.

Las Cuatro Esquinas le preguntó entonces si el Ayuntamiento se había asegurado de que este agricultor cumplió con la normativa o si únicamente dieron por buenas sus explicaciones. La alcaldesa reconoció que no habían hecho ninguna comprobación, que aceptaron la versión del agricultor: “Creo que no me engaña”, contestó Azucena, y rechazó que sea responsabilidad del Ayuntamiento asegurar que se cumplen las normas que existen sobre la gestión de purines. En cambio, el teniente de alcalde, Jesús Valle, le quitó la razón a este respecto: “Nosotros tenemos que perseguir a quien haya incumplido eso. Eso sí está dentro de nuestras competencias”.

¿Qué dice la normativa?

Desde la Delegación de Agricultura en Cuenca explican a este periódico que el vertido de purín está regulado en el Real Decreto 324/2000, en el cual se establece que estos residuos no podrán utilizarse a menos de 200 metros de los “núcleos urbanos”. Por lo tanto, para saber si el agricultor cumplió la normativa es imprescindible averiguar dónde vertió los purines exactamente.

Las Cuatro Esquinas no ha podido confirmar con precisión en qué terrenos se llevó a cabo ese vertido, sin embargo, todas las fuentes consultadas aseguran que fue en unas parcelas de La Rinconada, que es un paraje muy próximo al cementerio y a las últimas curvas que tiene la carretera de Villaconejos antes de entrar a Priego. Así lo reconoció el propietario de la granja porcina, que fue quien facilitó el purín, el abono que resulta de la orina, los excrementos y otras aguas residuales. La alcaldesa también dijo que se habían echado una una “tierra de aquí al lado”.

rinconada

Abajo, cultivos de La Rinconada, muy próximos al caso urbano de Priego | Foto: Google.

La Rinconada tiene parcelas que sí están a menos de 200 metros del casco urbano de Priego, que, según el Plan de Ordenación Municipal, llega justamente hasta la nave industrial en la que antiguamente se trabajaba el mimbre, cerca de la gasolinera. En cualquier caso, se desconoce si el agricultor vertió purín en aquellas parcelas en las que sí estaría incumpliendo la normativa. Los otros terrenos que también pertenecen a La Rinconada sí están a más de 200 metros, pero en ningún caso superan los 470 metros de distancia, lo cual significa que si este agricultor realmente utilizó purines en este paraje, lo hizo apurando al máximo la distancia mínima. Y lo hizo en verano, de ahí que durante varios días el olor se hiciera insoportable en Priego.

Apoyo a la actividad porcina

La alcaldesa no solo defendió al agricultor en cuestión. También lanzó varias muestras de apoyo a los empresarios de Villaconejos que pretenden construir nuevas granjas porcinas en el término municipal de Priego. “Desde la parte que a mi me compete, yo lo que veo es que es productivo que las pongan. Si Medio Ambiente le facilita los permisos y no ve ningún inconveniente a que tengan la distancia y cumple toda la normativa europea, yo no soy quién. Por mi parte, si da puestos de trabajo, si vienen los camioneros a retirar ganado… es lo que produce que la actividad del pueblo no se muera, porque de vivir del método zen se vive pocos años”, esgrimió como respuesta Azucena Redruello.

Al hilo de los supuestos beneficios que esta industria trae consigo, la alcaldesa destacó la generación de empleo: “Es favorable para la zona con respecto a la parte del trabajo”. Sin embargo, Azucena no supo responder a una vecina que le preguntó cuántos puestos de trabajo van a generar las granjas: “No lo sé. Yo no soy quién para valorar eso”. Según los documentos que han estado a disposición de todos los ciudadanos, y de la Alcaldía, las dos granjas proyectadas en Priego (con capacidad para 13.180 cerdos) darán trabajo directo a cuatro personas, siendo todos ellos propietarios de estas explotaciones. De manera puntual se contratará a otros empleados que fueran necesarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s