Tres meses después, la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento siguen sin reparar la puerta de la residencia de ancianos

A principios de julio aparecieron reventados a pedrazos los cristales de la entrada principal de la residencia de ancianos de Priego. Las Cuatro Esquinas puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil y del Ayuntamiento, creyendo que comunicarían esta situación a la Junta o Diputación, que son las responsables del edificio hasta que haya finalizado su construcción.

Tres meses después, los cristales siguen tirados en el suelo junto a la piedra con la que fueron destrozados. Y, por lo tanto, cualquier persona, mal o bien intencionada, puede entrar a la residencia, que costó más de 3,5 millones de euros y lleva cerrada desde el año 2011, solo a falta de ser amueblada.

residencia

En el centro de la imagen, cristales reventados en la puerta de la residencia | Foto: G.A.

Antes de que se reventara la entrada ya se habían colado algunos vándalos que cometieron en su interior numerosos destrozos: reventaron puertas, ventanas, armarios, paredes, lámparas y arrancaron de cuajo la instalación eléctrica. Además, los vándalos también se permitieron el lujo de introducir varios bancos de un parque para sentarse dentro de una de las habitaciones y beberse allí unos litros de cerveza. Evidentemente, allí se quedaron las botellas, las bolsas, los cigarros y toda la basura que se generó en aquellas “fiestas”, tal y como puede comprobarse en este reportaje fotográfico publicado por Las Cuatro Esquinas.

Todo esto ocurrió antes de que alguien lanzara una piedra contra la puerta, pero después también se han producido nuevos desperfectos, de acuerdo a la información recabada por este periódico. Es decir, hay quien ha continuado destrozando la residencia aprovechándose de la inacción de la Junta (PSOE), la Diputación (PP) y el Ayuntamiento de Priego (PP), que todavía no han colocado una nueva cristalera.

DSC_1492_opt (1)

Destrozos provocados en el interior de la residencia | Foto: Las Cuatro Esquinas.

El convenio que en 2005 firmaron la Junta y la Diputación para construir la residencia establecía que el Ayuntamiento recibiría las instalaciones una vez que hubieran sido amuebladas, algo que todavía no ha ocurrido. Así pues, con el convenio en la mano, se entiende que la residencia todavía es responsabilidad de la Junta y la Diputación. Es decir, son estas instituciones las que tendrían que haber solucionado el problema cuando lo conocieron. No obstante, se desconoce si el Ayuntamiento o la Guardia Civil les transmitió los hechos para que tomasen medidas. El Consistorio, según ha reconocido la alcaldesa en varias ocasiones, sí ha reparado otros actos vandálicos cometidos anteriormente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s