El mar de Castilla desemboca en el Mediterráneo

Quienes viajan desde Madrid a Priego suelen hacer el mismo comentario nada más bajar del coche: Entrepeñas está seco. Es tradición pasar por Sacedón y girar la cabeza para comprobar que, semana tras semana, el pantano sigue escondiéndose entre esos montículos blanquecinos que son lo más parecido a un desierto en pleno corazón de la península ibérica. El desierto de Castilla ha emergido allí donde un día se perdía la mirada entre kilómetros y kilómetros de mar.

18342239_1520215157996861_1414229636408740330_n

El pantano de Entrepeñas el pasado mes de mayo | Foto: Río Tajo Vivo.

Los embalses de Buendía y Entrepeñas prácticamente han desaparecido. Con una capacidad de 2.474 hectómetros cúbicos, apenas tienen acumulados 235 y la situación sigue agravándose por la falta de lluvias y los constantes trasvases a la Región de Murcia. Buendía está al 9,88% de su capacidad y Entrepeñas al 9,58%, los segundos peores datos en la historia de estos pantanos, que solo vivieron una situación más crítica en 1995, cuando el agua acumulada descendió hasta los 183 hectómetros. Y pese a todo, pese a que hay poca agua y la mayoría es fango, el 29 de octubre se abrieron las compuertas para que el agua siguiera llegando al Levante.

La orden partió de la Dirección General del Agua, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, pero según publican varios medios de comunicación, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Miguel Antolín, se negó a abrir las compuertas del pantano. Por este motivo –señalan estas mismas fuentes–, Antolín fue cesado el mismo 29 de septiembre. Su sustituto, Juan Carlos de Cea Azañedo, no vio inconveniente en abrir el grifo.

Ante la polémica suscitada, el Ministerio de Agricultura ha emitido un comunicado para matizar que no se trata de un trasvase sino de una “cesión de agua entre particulares”, y que “no hay ningún motivo legal que permitiera a la Dirección General del Agua no autorizar la cesión”. “Se ha cumplido la ley y el ministerio ha actuado dentro de lo que la ley permite, autorizando una cesión acordada entre particulares contra la cual no había ningún argumento técnico, como establecen los informes solicitados”. El ministerio asegura que pidió informe a la Abogacía del Estado y que esta no encontró inconvenientes legales.

Denuncian que es un trasvase ilegal

Sin embargo, los colectivos en defensa del Tajo ponen en duda la legalidad de esta nueva cesión. Recuerdan que la Ley de Evaluación Ambiental tiene un previsto que durante el 2017 no se podrá trasvasar agua de estos pantanos cuando tengan menos de 368 hectómetros cúbicos acumulados. Actualmente, recordemos, Buendía y Entrepeñas apenas suman 235 hectómetros, muy por debajo de ese límite. Y el viernes (cuando fue autorizado el trasvase), la cantidad embalsada era ligeramente superior: 236 hectómetros.

La situación es desesperante para los municipios situados en la ribera de Entrepeñas y Buendía. Muchos de ellos llevan años con cortes en el suministro de agua durante los meses de verano, necesitando camiones cisterna con los que dar de beber a sus vecinos. Además, la actividad económica de estos pueblos se ha visto seriamente dañada por la sequía, especialmente en Sacedón, que aprovechó la construcción del pantano para atraer turistas, pescadores y aficionados de los deportes náuticos.

17457940_1472270749457969_7145905115235445069_n

Una oveja atrapada en el fango de Entrepeñas | Foto: Leo Fernández (Río Tajo Vivo).

Sin irnos más lejos, el 29 de septiembre, el mismo día que se autorizó el último trasvase, la Federación de Vela de Castilla-La Mancha anunció que suspendía las regatas que se venían celebrando en el embalse de Entrepeñas. Y es que, cada vez resulta más difícil amarrar las barcas a los embarcaderos y acceder hasta el agua, para lo que es necesario andar cientos de metros pisando barro y lodo, una trampa en la que suelen encontrar la muerte muchos animales.

Por si fuera poco, en agosto, Greenpeace publicó un informe en el que concluía que “Murcia puede ser perfectamente autosuficiente con el agua subterránea y no necesitar el trasvase nunca más”. La organización ecologista criticó que para calcular las reservas hídricas de los murcianos “no se están contabilizando las aguas subterráneas y se está perdiendo muchísimo caudal, tanto es así que los datos nos hacen sospechar que podría ser hasta 15 veces superior”.

Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha denunciado que el último trasvase es un “ataque directo” a los ciudadanos castellanomanchegos, y que se ha “realizado con alevosía, con premeditación y con nocturnidad”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s