Diputación no rehabilitará el puente Liende antes de 2018

Aunque durante este verano se han limpiado las inmediaciones del puente Liende para facilitar los trabajos de su rehabilitación, las obras no comenzarán antes de 2018. Así lo ha confirmado a Las Cuatro Esquinas el responsable del área de Fomento de la Diputación de Cuenca, Francisco Javier Parrilla. Esta intervención está incluida en el Plan de Rehabilitación de Patrimonio que la institución provincial aprobó en julio de 2016 y en el que también se contemplan una treintena de actuaciones más en diferentes municipios conquenses. El presupuesto global asciende a 4,9 millones de euros –financiados en un 80% por la Unión Europea–, de los cuales, aproximadamente 35.000 serán destinados a la restauración del puente Liende, según fuentes consultadas por este periódico.

puente liende

El puente Liende en una imagen de archivo | Foto: Gabriel Arias.

Como suele ser habitual en el caso de la Diputación, las obras se están realizando en varias fases, y en cada una de ellas se incluye a varias localidades. Por el momento ya se han concedido subvenciones por valor de 3,4 millones a los Ayuntamientos cuyos proyectos han sido autorizados, según ha comentado el vicepresidente de la institución, Julián Huete. En cualquier caso, todas las actuaciones tendrán que haber terminado antes del año 2020.

Los Ayuntamientos simplemente se encargarán de redactar los proyectos, algo que en el caso de Priego ya está solventado desde hace unos años por la anterior Alcaldía. Casualmente, Rosario Espada, que fue arquitecta municipal hasta que en 2015 el actual equipo de gobierno la despidió por supuestas irregularidades en el ejercicio de sus funciones, redactó en 2014 un proyecto para impermeabilizar el puente con la intención de impedir que el agua de los charcos que se forman a su alrededor se filtre a su vieja estructura. Los socialistas dejaron aquel proyecto guardado en un cajón, y ahora podrá ser utilizado por Azucena Redruello para sacar adelante la rehabilitación del puente.

puente liende

Charcos que se forman en el entorno del puente Liende | Foto: Gabriel Arias.

Francisco Javier Parrilla asegura desconocer cuáles son los detalles de ese proyecto, así que de momento solo sabemos lo que en su día explicó a Las Cuatro Esquinas el concejal socialista Joaquín Canales, según el cual, la rehabilitación consistiría básicamente en adecentar las inmediaciones del puente, impermeabilizando el suelo y creando un aliviadero de aguas que impida la formación de charcos a su alrededor. Se desconoce si también se tocará la estructura del puente y se recolocarán los sillares que se han visto desplazados por las raíces de varias higueras que han crecido dentro de la propia construcción. Y sobre todo, se desconoce lo más importante: si la Alcaldía tiene intención de modificar el proyecto de sus predecesores o lo dejará tal cual está.

DSC_1828_opt

Las raíces de esta higuera a punto estuvieron de provocar la caída de varios sillares | Foto: G.A.

Sea como fuere, lo que parece claro es que el Ayuntamiento tiene intención de seguir adelante con la rehabilitación propuesta por la Diputación, y es por ello que este verano se contrató a una empresa de Cañamares para que limpiara el entorno del puente Liende y dejara vía libre a los operarios que se vayan a encargar de rehabilitarlo. Los trabajos, costeados por el Ayuntamiento, sirvieron para eliminar la maleza y algunos árboles, especialmente chopos e higueras.

Según la documentación hallada en el Archivo Histórico Nacional, el origen del puente Liende se remonta al siglo XVI. Así viene recogido en una provisión real de Carlos V escrita en el año 1548: “Los pueblos de diez leguas alrededor contribuyan a hacer de piedra la Puente del Pozo en el río Escabas de Priego”.

Diputación también quería rehabilitar el Convento de El Rosal

La Diputación de Cuenca también había incluido en su Plan de Patrimonio la rehabilitación del Convento de El Rosal de Priego. Tenía previsto invertir en él 400.000 euros para consolidar la estructura del edificio y construir un tejado que cubriera toda la iglesia, que actualmente se encuentra a cielo abierto desde que fuera expoliada por los propios vecinos del pueblo.

A última ahora, la Diputación eliminó este convento de su lista de actuaciones. ¿Por qué? Porque el Ayuntamiento no presentó a tiempo toda la documentación requerida. ¿Y por qué no lo hizo? Porque, según explicó a este periódico el teniente de alcalde, Jesús Valle, la Alcaldía llevaba meses negociando con el Obispado convertir El Rosal en un macro hotel, así que no le convenía participar en el plan de la Diputación, que solo hubiera servido para consolidar el edificio sin generar después ningún beneficio. Lo que pretendía el Ayuntamiento es garantizar la “viabilidad y rentabilidad del proyecto”, es decir, convertir el convento en un negocio que haga rentable su restauración completa.

Convento El Rosal_opt

El Convento de El Rosal en una imagen de archivo | Foto: G.A.

Hace ya casi dos años desde que el la Alcadía comenzó sus negociaciones con el Obispado y todavía no se ha llegado a ninguna conclusión. Patrimonio sí les ha recordado que el Convento de El Rosal (siglo XVI) es un Bien de Interés Cultural, así que, supuestamente, su reconstrucción tendría que ser total, es decir, devolverlo a sus dimensiones originales. De ser esto así, Las Monjas recuperarían el aspecto que presentaban hasta comienzos del siglo XX, similar e incluso mayor al del Convento de San Miguel de la Victoria.

Desde la Diócesis de Cuenca confirmaron a este periódico que no cederán el edificio hasta que el Ayuntamiento les informe en detalle de cuáles son sus intenciones. Y con esta finalidad, en agosto de 2016 el Consistorio encargó un estudio topográfico para determinar las características del suelo sobre el que se asienta el convento. De ese análisis se concluyó que El Rosal tenía una superficie aproximada de 4.000 metros cuadrados, así que el hotel también debería tener estas dimensiones. Y además, se calculó también que la reconstrucción de cada metro cuadrado costaría unos 1.000 euros, así que convertir Las Monjas en un hotel saldría por unos cuatro millones de euros. Este coste tendría que ser aportado por el empresario que después se fuera a quedar con la explotación del negocio durante 50 o 60 años, tal y como explicó Jesús Valle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s