Así estaba el domingo la plaza de los Condes de Priego, en la que se impidió la manifestación contra las granjas

Alrededor de 300 personas se manifestaron el domingo 10 de septiembre en la plaza Batalla de Lepanto contra la instalación de granjas porcinas en el término municipal de Priego. La protesta se había previsto inicialmente en la plaza de los Condes, pero la alcaldesa informó a la Subdelegación del Gobierno de que no podía garantizar la seguridad de los manifestantes si se concentraban en ese lugar, frente al edificio del Ayuntamiento. Como consecuencia, la Subdelegación pidió a los convocantes que buscaran otra ubicación.

Para desaconsejar que la manifestación se celebrara en La Plaza, Azucena Redruello se escudó en las Fiestas del Cristo, que se iban a celebrar tres días después. “Las fiestas patronales de Priego se celebran en estas fechas, por lo que la plaza estará ocupada con los preparativos de las fiestas, escenario, equipos de música, generadores, banderines, y puede haber riesgo tanto para las personas como económicos. En caso de avalancha, fuego, explosión o cualquier otro altercado que provocase la huida de personas, se convertiría en una ratonera, pues en la mayor salida de la plaza están ubicados los puestos de los feriantes y sus maquinarias. Asimismo, al carecer este Ayuntamiento de Policía Municipal, no se puede responsabilizar de poder adoptar las medidas de seguridad oportunas”, explicó la alcaldesa.

Sin embargo, el domingo 10 de septiembre, antes y después de la manifestación, la Plaza de los Condes, y sus calles aledañas, presentaban un aspecto muy distinto al que dibujó Azucena unos días antes para desaconsejar que la protesta se realizara allí. Tal y como puede observarse en las fotografías tomadas por este periódico, la calle Larga estaba totalmente despejada, al igual que la calle de la Iglesia, la calle La Fuente y Doctor Nicolás Herráiz, en la que todavía no se había instalado ningún feriante, al contrario de lo que Azucena Redruello trasladó a la Subdelegación. Habían llegado algunos camiones de la feria pero estaban aparcados junto al parque. En ningún caso fue interrumpido el tráfico de vehículos o peatones por esta circunstancia.

Por lo tanto, solo estuvo interrumpida parcialmente la calle La Cava, semibloqueada por el escenario (que sí estaba montado) y por el generador eléctrico, que ocupa cuatro metros cuadrados, lo mismo que un coche. Y también era difícil acceder al callejón del Cosil. Pero el resto de accesos a los que se refirió la alcaldesa estaban completamente libres ya que ni los feriantes ni las bandas de música habían desplegado sus equipos los equipos que iban a utilizar tres días después. De hecho, la mayoría de ellos ni siquiera habían llegado al pueblo.

En las redes sociales muchas personas han criticado a la alcaldesa por haber “impedido” con “mentiras” que la manifestación se realizara en La Plaza, el lugar más visible del pueblo. Sin embargo, creen que este detalle está en consonancia con la actitud que viene desarrollando durante todo su mandato, y que no ha sido más que otra forma de simbolizar su apoyo a la instalación de granjas porcinas.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

DSC_0012_opt

DSC_0011_opt

DSC_0013_opt

DSC_0009_opt

DSC_0007_opt

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s