Carta del redactor: “Las gracias, a vosotros”

En los últimos días, al calor del incendio de Cañamares, he recibido decenas de agradecimientos por haber informado puntualmente durante aquella noche en la que el fuego nos tuvo en vilo a los vecinos de toda la comarca. Perdonad que hasta ahora no haya tenido un momento para ser yo quien os dé las gracias a vosotros por tan bonitas palabras, por haberme preguntado si dormí algo aquel día y por haberme felicitado por estar al pie del cañón. Gracias.

Modestia aparte, creo que mi trabajo fue útil. Al menos para las 8.857 personas que visitaron Las Cuatro Esquinas entre el miércoles 9 de agosto y el jueves 10, que fueron los días en los que el incendio nos tuvo preocupados. Todas esas personas entraron al periódico más de 20.400 veces, así que es evidente que vieron en Las Cuatro Esquinas una buena fuente de información. Las visitas se multiplicaron por 17 y llegaban desde 41 países: Francia, Reino Unido, Bulgaria, México, Australia, Israel, Marruecos, Serbia…

Os doy las gracias a todos los que confiasteis en mí aquella noche. Pero sobre todo, os doy las gracias a quienes cada día visitáis Las Cuatro Esquinas para estar al tanto de lo que ocurre en vuestro pueblo. A quienes no os quedáis en el titular y leéis el artículo completo. A quienes me reprocháis que publico un exceso de noticias negativas y a quienes defendéis que en Priego, desgraciadamente, abundan las noticias negativas.

Y os doy las gracias, más si cabe, a todas aquellas personas que, además de leer Las Cuatro Esquinas, comentan y comparten sus noticias. La mayor parte de las visitas que recibe este periódico llegan desde Facebook, así que es imprescindible que las difundáis para que lleguen cuanto más lejos mejor. A mí no me paga nadie. No recibo ni un solo euro por este proyecto. Y solo siento que es útil si lo es para vosotros. Si leéis una noticia que debería ser conocida por todos, dadle difusión. Compartidla. Es la mejor forma de provocar cambios, porque los gobiernos, los políticos y las empresas (el Poder) solo reaccionan cuando la bola es lo suficientemente grande como para sentirse amenazados. Y sois vosotros los que tenéis las herramientas necesarias para rodar la bola hasta que se haya hecho gigante.

Sé que muchos de vosotros preferís no comentar o compartir las noticias porque no queréis que se conozca vuestra opinión. Lo respeto. Pero no estaría de más que os implicárais aunque fuera mínimamente. Si tenéis una queja sobre la gestión de la Alcaldía, dejadla por escrito en el ayuntamiento. Si se convoca un acto para reivindicar una causa con la que estáis de acuerdo, participad y arropad a quienes han tenido la valentía de levantar la voz. Y si creéis que algo se puede mejorar, hacedlo.

Lo que Priego necesita es que los pricenses se impliquen en las cuestiones cotidianas de su pueblo, aunque lo hagan con diferentes criterios. Siempre habrá quien os mire mal por vuestra iniciativa, pero no sintáis que estáis fracasando ni que habéis elegido un mal camino. Prepotentes los hay en todas partes, y ante ellos, la única vergüenza que vale es la vergüenza ajena. Porque todos perdemos el tiempo. Todos. Y lo mejor es perderlo en aquello en lo que creemos.

En fin, que empiezo a desvariar. Muchas gracias. ¡Y compartid!

Gabriel Arias
Creador y redactor de Las Cuatro Esquinas

DSC_1221_opt

El reloj que nos marca el tiempo a los pricenses | Foto: G.A.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s