Carta de opinión: “Tragicomedia en el Ayuntamiento de Priego”

Hace cinco años que los miembros de la Asociación Cultural Crescendo pedimos al Ayuntamiento de Jesús Escamilla que nos dejara utilizar la Casa de la Juventud. Por ser miembros de una asociación se nos informó de que podíamos hacer uso de las instalaciones y realizar actividades culturales en las que pudieran participar tanto los miembros de la asociación como otros vecinos del pueblo. Después de llevar un año esperando a que el Ayuntamiento dotara de luz al edificio, cuando entramos allí lo único que había dentro era polvo, por lo que decidimos meter algunos muebles que pudieran ser utilizados por cualquier persona, fuera o no de Crescendo.

Durante años, la Casa de la Juventud fue el lugar en el que organizamos los preparativos para muchos de los eventos que hicimos: jornadas medievales, taller de músicos, noches de cine y el veterano Barrorock. Tantas fueron las actividades, que en este edificio guardábamos muchos de los materiales que en ellas utilizábamos.

Con la llegada del nuevo Ayuntamiento, los pricenses perdimos el derecho a utilizar nuestros edificios públicos: los que hemos pagado y cuidado entre todos, y a los que hemos dado vida y utilidad. Ya en el primer Pleno de este equipo de gobierno (al que asistió una representante de Crescendo), la Alcaldía criticó el uso que se había hecho hasta el momento de los edificios públicos y sus llaves, y se concretó que sería necesario pagar una fianza de 200 euros para utilizarlos. A partir de entonces, comenzó la cuesta arriba para la realización de actividades por y para el pueblo.

Una de las primeras decisiones tomadas por este Ayuntamiento, y que perjudicó a las actividades, fue el despido del monitor deportivo, Arturo Aragón Cuevas. La alcaldesa Azucena Redruello reconoció que lo había despedido sin motivos, por lo que se le tuvo que indemnizar con la máxima cantidad posible: 10.300 euros sacados de nuestros bolsillos. Arturo, su mujer y sus dos hijas pequeñas se vieron obligadas a marcharse del municipio. Además de monitor deportivo, Arturo era presidente y fundador de la asociación Crescendo.

Un “buen” día, para poner en práctica su política de desalojo de los edificios públicos, Azucena exigió a la madre de una de las integrantes de la asociación que sacaran de la Casa de la Juventud todas sus pertenencias. Puesto que ninguno de los miembros de la asociación estábamos en pueblo en ese momento (ya que todos estudiamos fuera), no pudimos asistir a la retirada de los objetos. Además no se nos notificó oficialmente. Así que, debido a las exigencias de la alcaldesa, que solo dio la oportunidad de que las cosas se retirasen en ese preciso momento, dos madres que no forman parte de la asociación subieron a retirar urgentemente los instrumentos con los que se llevaban a cabo las actividades del taller de música. Puesto que estaban solas, y no eran conocedoras de qué material pertenecía o no a la asociación, las madres retiraron solo aquello que sabían que era de la asociación y tenía más valor.

En la Casa de la Juventud se quedaron algunas de nuestras pertenencias: estanterías, mesas, un sofá,  un televisor, una impresora, marionetas, juegos de mesa, un guiñol… cosas que posteriormente fueron utilizadas por otras personas que hicieron uso del local, algo con lo que los miembros de esta asociación estamos totalmente de acuerdo. Tras muchos meses de inactividad en la Casa de la Juventud consideramos que debíamos recuperar nuestras cosas para poder emplearlas en otras actividades. Es por ello por lo que la pasada Semana Santa pedimos a la alcaldesa que nos dijera cuándo podríamos subir con ella a retirar nuestros materiales. En un primer momento Azucena no nos quiso atender, y tras insistirle, nos respondió que lo solicitáramos por escrito. Y así lo hicimos el 13 de julio, ya que antes nos fue imposible porque solo estamos en Priego los fines de semana. Puesto que Azucena no nos contestaba, un día que nos la encontramos en la calle volvimos a preguntarle que cuándo recibiríamos respuesta a nuestro escrito. Su contestación fue que a nosotras no nos quería atender y que si queríamos algo tenía que ser en horario de ayuntamiento. Nos gustaría saber cuál es su horario de ayuntamiento. En cualquier caso, eran las dos de la tarde y ella estaba en la puerta del consistorio. Tras recibir esta respuesta decidimos acudir al ayuntamiento durante tres días en horario de oficina para visitar a la Señora Alcaldesa. El cuarto día tuvimos la suerte de encontrárnosla. Le pedimos por favor que nos diera una respuesta, y ella, con total desprecio y dándonos la espalda, nos contestó de nuevo que no nos iba a atender. Y se fue bajando por las escaleras del ayuntamiento.

Ante este despotismo, decidimos contactar con Jesús Valle, teniente de alcalde; Isabel Parra, concejal del PP; y Joaquín Canales, concejal del PSOE. Todos ellos se mostraron comprensivos con nuestra petición y se comprometieron a tratar el tema con la alcaldesa. Nuestro empeño en recuperar las cosas lo antes posible era porque sabíamos que la Casa Juventud se había convertido en una vivienda para el socorrista de la piscina. En ese momento nos preguntamos qué habría sido de nuestros materiales, y movidos por los rumores, que apuntaban a que estaban en la basura, nos acercamos al Punto Limpio y comprobamos que allí estaba nuestro sofá. Pero ni rastro de lo demás. Es decir, la alcaldesa, aun sabiendo con bastante antelación que queríamos recuperar nuestras cosas, finalmente ha hecho con ellas lo que ha querido.

WhatsApp Image 2017-08-16 at 01.35.38

El sofá que los miembros de Crescendo subieron a la Casa de la Juventud y que ahora ha aparecido en el Punto Limpio.

Ese mismo día recibimos la esperada contestación de Azucena. Por escrito nos acusaba de “ocupación, apropiación y uso de instalaciones públicas con el agravante del cambio de cerraduras ni autorizado ni notificado al propietario del inmueble, el Ayuntamiento”. Según la alcaldesa, nosotros habríamos estado ocupando la Casa de la Juventud sin permiso del Ayuntamiento, además de haber cambiado la cerradura, cosa que ningún miembro de esta asociación hizo. Desde un primer momento contamos con el permiso del Ayuntamiento de Jesús Escamilla para utilizar dicho local y se nos facilitó una llave que fue devuelta cuando cambió la Alcaldía.

Después de estas andanzas, a día de hoy seguimos sin saber dónde están nuestras cosas y Azucena no se digna a explicárnoslo. Si a ella le gusta perder el tiempo de esta manera, a nosotros no.

Azucena es torpe. Primero acusó a la Diputación de haber pagado con dinero público una comida del PP, y el presidente de su partido la llamó mentirosa. Ahora nos acusa a nosotros de haber ocupado un edificio público, por lo cual podríamos denunciarla por un supuesto delito de injurias y calumnias. Pero preferimos limitarnos a describir el proceder de esta señora.

Azucena es un cargo público y juró respetar la Constitución. No le pedimos una sonrisa, que sea nuestra amiga o que nos trate con favoritismos. Solo le pedimos que cumpla con su obligación de atender a los ciudadanos, y que cuando por fin se digne a hacerlo, lo haga con esa buena educación de la que tanto alardea y que brilla por su ausencia.

Azucena nos discrimina por la que ella cree que es nuestra ideología política, aunque no nos conozca. Y como nos discrimina, nosotros y otros colectivos del pueblo no hemos querido ni hemos podido continuar con las actividades que veníamos organizando hasta el momento, para evitar enfrentamientos con ella.

Esta excelentísima señora es la alcaldesa de Priego. Nuestra alcaldesa. Vuestra alcaldesa. Y la tragicomedia continuará dos años más.

Puy Martínez, Luna Lorenzo, Elisa Arias, Eva Bueno, Laura Canales
e Ivana Loyacono, miembros de la Asociación Cultural Crescendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s