Estos son los actos vandálicos cometidos en el interior de la residencia de mayores de Priego

Hace tres semanas que alguien reventó con una piedra los cristales de la puerta de la residencia de ancianos de Priego. El boquete que se abrió en la entrada ha dejado a la vista de todos los numerosos desperfectos que se le han ocasionado a este enorme edificio público de 3.300 metros cuadrados, que fue construido en 2010 gracias a un convenio firmado entre la Junta de Castilla-La Mancha y la Diputación de Cuenca. El coste de la obra superó los 3,5 millones de euros. Jamás se le ha dado utilidad.

DSC_1543_opt

Bancos que se han introducido dentro de las habitaciones para hacer botellón.

Las fotografías a las que ha tenido acceso Las Cuatro Esquinas demuestran que los desperfectos de la residencia no solo son consecuencia del paso del tiempo, sino que también se han cometido en su interior actos de vandalismo que han consistido en reventar puertas, armarios, luces, techos, aparatos del suministro eléctrico, cristales, extintores, enchufes, etc. Los vándalos se creyeron seguros e impunes en el interior del edificio mientras cometían sus tropelías. Tanto es así que incluso metieron los bancos de un parque dentro de tres habitaciones para sentarse y hacer botellón. Allí están todavía las latas de cerveza que se bebieron y los refrescos con los que acompañaron sus cubatas. Alguien se empeñó también en arrancar todos los carteles de “salida de emergencia”, como si pretendiera coleccionarlos.

Tampoco se vaciaron por arte de magia los extintores. Alguien se dedicó a esparcir por todas la habitaciones el polvo con el que se apagan los incendios, manchando puertas, ventanas y paredes. En el suelo, ante la abundancia del producto, incluso se permitieron hacer algún dibujo, tal y como puede comprobarse en una de las imágenes. El autor de esta obra de arte quizá fue el mismo que dejó secos los extintores, o quizá fue alguien que entró después, ya que la residencia ha sufrido varios asaltos en los últimos años.

DSC_1539_opt

Basura acumulada en el interior de un armario. A la izquierda, el apoya brazos arrancado de un cuarto de baño.

Se han reventado a patadas –aún es visible la suela del zapato– algunas paredes y algunos elementos de los cuartos de baño, por ejemplo las duchas. Del techo se han arrancado, a base de golpazos, algunas planchas que protegían los cables que recorren todo el edificio, y el vándalo, aprovechando que miraba hacia arriba, se dio cuenta de que todavía podía provocar más daños, así que arrancó el cableado, los focos y los sistemas contra incendios.

Nadie asume responsabilidades

Es el Ayuntamiento de Priego el que siempre ha respondido ante esta situación. Según ha explicado la alcaldesa en alguna ocasión, el alguacil ha tenido que reparar varias veces las ventanas por las que se han colado los intrusos. Sin embargo, esta vez el Consistorio está tardando más de lo normal en poner un cristal nuevo en la puerta de entrada para evitar así que los vándalos tengan vía libre. El caso es que la residencia todavía no es propiedad del Ayuntamiento, así que no es su responsabilidad encargarse del mantenimiento del edificio. Pero las dos instituciones que se agruparon para construirla (Junta y Diputación) no asumen su titularidad y llevan años evitando poner en funcionamiento este servicio público, que tendría capacidad para 50 personas mayores y generaría 35 puestos de trabajo. Se convertiría en la mayor empresa del pueblo.

La voluntad del Ayuntamiento por acelerar la apertura de la residencia no está del todo clara. Aunque bien es cierto que el teniente de alcalde ha asegurado que mantuvo contactos con algunos políticos de la Diputación para exponerles la situación, la alcaldesa reconoció en un Pleno que “no” tenía “prisa” por resolver los problemas burocráticos que impiden la puesta en marcha del servicio. Sea como fuere, la responsabilidad del Ayuntamiento en todo este embrollo resulta ser poca, tal y como se deduce del convenio que firmaron en 2005 la Diputación de Cuenca y la Junta de Castilla-La Mancha para construir la residencia; en él se deja claro que el Ayuntamiento simplemente facilitará los terrenos para la construcción del edificio, y que asumirá su titularidad cuando esté completamente construido y totalmente amueblado, algo que todavía no ha ocurrido.

Y es que, es este último el principal escollo que impide poner en marcha el servicio: ¿Quién tiene que amueblar la residencia? El Ayuntamiento asegura que en el convenio se dice que es la Diputación la que tiene que correr con los gastos del equipamiento. Y aunque desde la institución provincial lo niegan, lo cierto es que en el convenio que firmó sí se le hace esta encomienda, aunque también es cierto que con algún matiz. En concreto, se dice lo siguiente: “La Diputación Provincial tiene la obligación de contratar la redacción del proyecto, la Dirección Facultativa, la ejecución de la obra y el equipamiento, en el supuesto que concurran las circunstancias que se determinan en la estipulación segunda apartado 3”. Aunque tras leer esto parezca evidente que la Diputación tiene que encargarse del mobiliario, la última frase añade algunas dudas.

DSC_1544_opt

El falso techo también ha sufrido el paso de los vándalos.

¿Qué dice el apartado 3 de la estipulación segunda? Que “las sumas de los importes de las bajas de adjudicación que pudieran producirse sobre la suma de los presupuestos de licitación, serán destinadas a la adquisición del equipamiento de los centros”. Es decir, que si las obras se adjudicaron a la constructora por menos dinero del que estaba previsto, ese dinero sobrante debía utilizarse para comprar el mobiliario. ¿Significa esto que la Diputación solo tenía que amueblar la residencia si se daba esta circunstancia? Y si no sobró dinero, ¿a quién le correspondería comprar los muebles? Son dudas que nadie ha querido explicar a este periódico.

MÁS FOTOGRAFÍAS


DSC_1495_opt

DSC_1536_opt (1)

DSC_1486_opt

DSC_1492_opt (1)

DSC_1489_opt (1)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s