El servicio de limpieza se adjudicará para dos años, tendrá un coste de 80.700 euros e incluirá trabajos de jardinería

El Ayuntamiento de Priego anunció el pasado 19 de julio que ha iniciado un concurso público para contratar a una empresa que se encargue de limpiar las calles del pueblo. El plazo para presentar ofertas acaba el 2 de agosto, así que los interesados tendrán que darse prisa si quieren optar a quedarse con este servicio. Y antes de convencer al Ayuntamiento de que su oferta es la mejor, lo más conveniente es que se hayan leído con detenimiento las condiciones que impone el Consistorio.

DSC_0967_opt

Material utilizado por uno de los empleados del Ayuntamiento que se dedicaba a limpiar las calles | Foto: Gabriel Arias.

El contrato, que no se podrá prorrogar, tendrá una duración de dos años: acabará el 30 de junio de 2019, cuando haya terminado la actual legislatura de Azucena Redruello. Durante todo este tiempo, la empresa que se quede con el servicio no solo tendrá que ocuparse de la limpieza de calles, sino que también le corresponderán los trabajos de “plantación , trasplante, poda de la vegetación, así como mantenimiento y limpieza de jardines y zonas ajardinadas”. Esta es la principal diferencia entre este contrato y los que se hicieron bajo otros gobiernos, ya que las tareas de jardinería siempre se han encomendado al alguacil o a los trabajadores que se contrataba de manera esporádica durante el verano. El pliego de condiciones no se refiere en ningún caso a la limpieza de los edificios públicos, que habitualmente ha estado ligada a estos contratos. Según ha sabido Las Cuatro Esquinas, el mantenimiento de las dependencias municipales seguirá prestándose al margen del servicio de limpieza viaria.

El servicio se prestará de lunes a sábados y durante cuatro horas al día. En total son 24 horas semanales. Los sábados tendrán que limpiarse los residuos que genera el mercadillo en la plaza Batalla de Lepanto. No obstante, estos son los horarios mínimos que exige el Ayuntamiento, así que las empresas podrán ampliarlos si desean hacer una oferta más competitiva.

En total –durante los dos años de contrato–, el Ayuntamiento pagará por este servicio 80.707 euros, IVA incluido. Sin embargo, la factura podría reducirse ya que las empresas saben que el Consistorio concederá el servicio a aquella que presente la oferta económicamente más favorable para las arcas municipales, así que les conviene reducir costes. La mesa de contratación estará compuesta por la alcaldesa, la secretaria, dos concejales (que serán elegidos por la Alcaldía y que ejercerán como vocales), y por un empleado municipal que hará de secretario. Todos ellos, aparte de atender a la oferta más ventajosa desde el punto de vista económico, también valorarán otras cuestiones que sumarán puntos a favor de la empresa.

La empresa contratará al personal

Será la empresa adjudicataria la que tenga que contratar a los trabajadores que se encarguen del servicio. Aun teniendo libertad en este aspecto, el Ayuntamiento sí obliga a que dichos empleados reúnan “los requisitos de titulación y experiencia exigidos” en el pliego de condiciones. Además, los cambios en la plantilla no podrán “alterar el buen funcionamiento del servicio” y tendrán que ser comunicados a la Alcaldía.

El contratista tendrá que disponer del material necesario para desarrollar los trabajos y asumirá los gastos de los productos de limpieza necesarios, “incluido el gasoil que se utilice en el vehículo o maquinaria”. “El Ayuntamiento asume únicamente el coste de reposición de las bolsas de basura”, salvo que la empresa se ofrezca a ello para intentar convencer a la Alcaldía de que su oferta es mejor.

DSC_1122_opt

Labores de jardinería que se llevaron a cabo en Priego a principios de 2017 | Foto: Gabriel Arias.

El Consistorio podrá rescindir el contrato o sancionar a la empresa si esta no presta el servicio durante el plazo marcado, si no lo hace tal y como se comprometió o si no utiliza los medios personales y materiales que garanticen un buen servicio. Durante el último año el servicio de limpieza se adjudicó a una empresa local formada por trabajadoras autónomas. El Ayuntamiento recurrió a la fórmula del contrato menor de servicios para poder adjudicarlo “a dedo”, evitando así iniciar un concurso público al que se pudieran haber presentado otras empresas. Pero esta opción implicaba que el contrato no podía superar los 18.000 euros ni durar más de un año.

El pliego de condiciones puede consultarse aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s