PSOE y Diputación se enzarzan por las irregularidades de la residencia de Beteta

Apenas unos días después de denunciar las supuestas irregularidades cometidas en la construcción de la residencia de mayores de Beteta, la Diputación Provincial de Cuenca ha anunciado que pedirá a los tribunales que investiguen por qué se pagó por trabajos no realizados. Así lo confirmó el pasado 13 de junio el vicepresidente de la institución provincial, Julián Huete, según el cual, la jefa del servicio de Urbanismo de Diputación ha calculado que se abonaron 1.175.977,05 euros por obras que nunca llegaron a producirse.

ReuniónPrietoAlcaldeBetetaWeb

A la derecha, el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, acompañado por el alcalde de Beteta, Abel Cava | Foto: Diputación.

Según Julián Huete, estas supuestas irregularidades se le facilitarán al juez para que sea él quien determine “la responsabilidad que pueda tener la asistencia técnica, porque realmente quien certifica la obra ejecutada es la dirección facultativa”. Esa dirección corría a cargo de una empresa externa, que será la que tenga que explicar por qué supuestamente certificó que se habían realizado trabajos que en realidad no estaban hechos. Días atrás, el presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, denunció que “se había certificado obra que no estaba hecha” y que “la empresa pedía cantidades que no le correspondían, ante todo con la complicidad y el silencio de los anteriores gestores de esta Diputación”. En declaraciones a Las Cuatro Esquinas, el alcalde de Beteta, Abel Cava (PSOE), pidió a Diputación que si tenía indicios de que se hubiera cometido alguna irregularidad abriera una investigación.

Sobrecoste en la construcción

Por otra parte, Julián Huete también explicó ante los medios de comunicación el sobrecoste que a lo largo de los años se ha ido produciendo en la construcción de la residencia. La obra se adjudicó en 2006 por 5.524.000 euros, pero solo un mes más tarde se añadieron al presupuesto 513.000 euros. La operación se repitió en 2009 y 2010, disparándose el coste de las obras hasta los 6.131.000 euros, es decir, 607.000 euros por encima del presupuesto inicial.

En realidad, ese primer presupuesto con el que contaba la residencia de Beteta ya era bastante abultado. El convenio que firmaron en 2005 la Junta y Diputación para la construcción de las residencias de Priego, Cañete y Beteta cifraba en 6.611.133,22 euros el presupuesto total de los tres edificios, de manera que la residencia de Beteta ha acabado costando casi tanto como lo que tendrían que haber costado las tres intervenciones en su conjunto. La construcción de esta residencia fue adjudicada a la empresa Obrum Urbanismo y Construcciones S.L.U, que lleva en concurso de acreedores desde marzo de 2009.

El PSOE exige que se finalicen las residencias

Las supuestas irregularidades denunciadas por la Diputación se habrían cometido bajo mandato del PSOE, así que el mismo día en que se anunció que estos hechos han sido puestos en conocimiento de la Justicia, el portavoz del Grupo Socialista, Joaquín González de Mena, pidió al presidente de la institución que “deje de enredar con el asunto de la residencia de Beteta y la finalice de una vez, pues la responsabilidad es toda suya”. “Los problemas con la residencia de Beteta comenzaron con la llegada de Benjamín Prieto a la Diputación, momento en el que se enfrasca en pleitos con la empresa y deja las residencias totalmente abandonadas”, añadió el socialista.

Respecto al supuesto pago de obras no realizadas, González de Mena tildó esta acusación de “falsedad”. “Era el director de obra, alguien externo a la administración, quien mandaba las certificaciones. Estas eran supervisadas por los técnicos de la Delegación de Bienestar Social, se pasaban a la Diputación, eran fiscalizadas por el interventor y pasaban a la comisión de obras, donde eran aprobadas por todos los diputados, tanto del PSOE como del PP, y se pagaban”, concretó el portavoz de los socialistas.

gonzalez-mena-20170530-web

El portavoz del Grupo Socialista en la Diputación, Joaquín González de Mena | Foto: PSOE.

González de Mena también pidió en esta ocasión a Diputación que abra cuanto antes las residencias de Priego y Cañete, que “ya fueron recibidas hace dos legislaturas, con un Gobierno socialista en la Diputación”, aunque el actual presidente de la institución provincial “eludió su responsabilidad y la cargó sobre los entonces alcaldes socialistas en ambos municipios, diciéndoles que las abriesen ellos mismos”.

Desde la Diputación explicaron que terminar la residencia de Beteta constaría un millón de euros aproximadamente, y recordaron que Benjamín Prieto intentó continuar con las obras en 2012 aprobando el último sobrecoste que se había previsto unos meses antes. Sin embargo, la Justicia frenó ese incremento presupuestario al entender que no estaba justificado continuar con la obra (paralizada desde 2011) ya que se habían producido retrasos y suspensiones desde que se formalizó el contrato. Además, Diputación insistió en que el año pasado la Junta quiso poner fin al convenio que ambas instituciones habían firmado para financiar conjuntamente las tres residencias. Diputación se negó ya que esto supondría que la Junta dejaría de aportar su financiación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s