El Ayuntamiento repara con cemento las fisuras de algunas fuentes del pueblo

El Ayuntamiento de Priego reparó hace unas semanas varias de las fuentes que se reparten a lo largo y ancho del pueblo. Algunas de ellas tenían fisuras en sus pilones por las que se filtraba el agua, así que los operarios municipales las han tapado con cemento, tal y como ha confirmado a este periódico la concejal del PP Esther Parra. Las Cuatro Esquinas ha podido comprobar que han sido reparadas, al menos, la fuente de la plaza Batalla de Lepanto, la de las cuatro esquinas y la fuente más antigua del pueblo: la de La Plaza, que lleva más de un mes sin agua.

DSC_1398_opt

Fuente de La Plaza, todavía vacía, en la que se puede observar el cemento utilizado | Foto: G.A.

En julio de 2015 las fuentes fueron protagonistas del primer patinazo que dio la nueva Alcaldía cuando apenas llevaba un mes en el poder. Muchos vecinos criticaron duramente que el Ayuntamiento no hubiera advertido a los ciudadanos de que había limpiado los pilones con productos químicos, por ejemplo colocando carteles, lanzando un pregón o publicándolo en Facebook. Una vez se limpiaron los pilones, volvieron a llenarse, pero durante días el agua desprendió un fuerte olor a cloro. Las críticas se centraron en que de ese agua todavía contaminada podrían haber bebido los perros (si sus dueños hubieran desconocido el estado del agua), y en que los niños suelen jugar con el agua de los pilones durante los días de verano.

DSC_1400_opt

Fuente de ‘las cuatro esquinas’ a la que también se han tapiado con cemento sus fisuras. | Foto: G.A.

La Alcaldía respondió a las opiniones de los vecinos con un rotundo mensaje publicado a través de Facebook: “‘La ignorancia es muy atrevida’. Ahora las fuentes de Priego son más sanas que antes. Ahora se las trata con cloro –y como es sabido el cloro es muy volátil– porque tenían un exceso de bacterias microbiológicas, incluso en el ‘moco de rana’, imposible para consumo. Ahora y antes de los pilones solo la pueden consumir los animales. Nunca las personas. Conviene no hablar si se desconoce el tema”. Esta contestación fue interpretada por algunos pricenses como un acto de despotismo y soberbia. Se desconoce quién lo escribió. Lo que sí pudo averiguar Las Cuatro Esquinas es que los operarios del Ayuntamiento  limpiaron la suciedad de las fuentes pero que fue una empresa contratada por la Alcaldía la que echó el cloro, que supuestamente era “apto para el consumo humano” y que que se utilizó en proporción a la cantidad de agua de cada uno de los pilones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s