Por qué no se puede plantear una moción de censura en el Ayuntamiento de Priego

Mucho se está hablando en España durante las últimas semanas sobre las mociones de censura. Primero fue en Murcia, donde el PSOE planteó echar del Gobierno al entonces presidente, el conservador Pedro Antonio Sánchez, investigado por varios delitos de corrupción. Ante el temor de que esa moción pudiera triunfar con el apoyo de Podemos y Ciudadanos (que formarían una nueva presidencia), Sánchez presentó su dimisión. Y solo unos días después estallaba la Operación Lezo, en la que fue encarcelado el expresidente madrileño por supuestamente haberse enriquecido ilícitamente con el Canal de Isabel II. El dinero, incluso se habría desviado para financiar al Partido Popular. Podemos planteó una moción de censura contra la presidenta regional, Cristina Cifuentes, pero fracasó al no conseguir el apoyo de PSOE y Ciudadanos. Acto seguido, intentó una nueva moción, en este caso contra Mariano Rajoy. Y fracasó por el mismo motivo.

DSC_0283-002_opt

Nicolás Cano (izquierda) discute con los concejales del PP en el Pleno en el que se pasó a la oposición.

En Priego han sido muchos los vecinos que han pedido una moción de censura contra la alcaldesa. Creen que podría prosperar si fuera apoyada por el Partido Socialista y por Nicolás Cano, el concejal que dejó en minoría a la Alcaldía tras abandonar el Grupo del PP. Sin embargo, actualmente no es posible porque al PSOE le faltan dos concejales, así que Azucena Redruello sí tiene ahora mayoría. Y además, el motivo de peso es otro.

La Ley de Régimen Electoral General establece que la moción de censura tiene que ser “propuesta” por la mayoría absoluta del Pleno. Es decir, en el caso de Priego tendría que ser impulsada por cuatro concejales del PSOE y Nicolás Cano. Pero he aquí donde empiezan los problemas. La ley dice que si alguno de los concejales que propone la moción pertenece o ha pertenecido al mismo grupo político que la alcaldesa, serán necesarios más apoyos. “En el caso de que alguno de los proponentes de la moción de censura formara o haya formado parte del grupo político municipal al que pertenece el alcalde cuya censura se propone, la mayoría exigida en el párrafo anterior se verá incrementada en el mismo número de concejales que se encuentren en tales circunstancias”, especifica la ley.

Y esta circunstancia se da en el Ayuntamiento de Priego ya que Nicolás Cano se presentó a las elecciones con el mismo grupo que la alcaldesa, el Grupo del Partido Popular. Por lo tanto, sería necesario que un concejal más apoyara la moción, algo que es imposible en Priego, donde el Pleno ya no tiene más concejales de otro partido.

Moción de reprobación

Los miembros de la oposición siempre han sido conscientes de que no podían plantear una moción de censura contra Azucena Redruello, así que en un primer momento optaron por reducir su poder. En cuanto Nicolás abandonó la Alcaldía, apoyó una moción del PSOE para suprimir la Junta de Gobierno Local, que es un organismo que permite a la alcaldesa aprobar algunas medidas sin necesidad de que se sometan a votación en el Pleno. Aprovechando la ausencia de Nicolás en otro Pleno, la Alcaldía la recuperó.

Y el propio Nicolás Cano propuso una moción de reprobación contra Azucena para criticar la gestión política que había hecho en sus primeros seis meses de Gobierno. Esta moción, que fue apoyada por el PSOE, no tiene efectos de otro tipo más allá de la responsabilidad política que debiera asumir la alcaldesa por haber sido suspendida por todos los miembros de la oposición. Por aquel momento, en esos primeros seis meses de legislatura, la Alcaldía fue criticada (tanto por la oposición como por muchos ciudadanos) por haber despedido improcedentemente al monitor deportivo (al que tuvo que indemnizar con 10.300 euros y reconocer que le despidió sin motivos), por no recuperar el servicio de deportes (del que disfrutaban cada tarde unas 60 personas), por no haber seguido colaborando con el Curso de Poesía (uno de los eventos literarios más importantes de la región y que se celebraba en Priego desde hacía 15 años), por los cambios poco acertados en las Fiestas del Cristo y por no haber previsto que la suspensión del servicio de limpieza supondría dejar a Priego sin barrenderos durante un año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s