Algunos vecinos critican la “poda salvaje” que ha llevado a cabo el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Priego lleva semanas lavándole la cara al pueblo. Ha cambiado los bancos de La Plaza y la calle Larga, ha regado de flores las maceteras, ha pintado algunos pasos de peatones y ha podado los árboles que se reparten a lo largo y ancho del municipio. Sin embargo, esta última actuación ha levantado algunas quejas entre los pricenses, que se han reflejado sus críticas en las redes sociales, donde han publicado algunas imágenes que dan cuenta de lo poco que ha quedado de algunos árboles.

DSC_1119_opt

Árboles plataneros de la calle Gorgonio de la Llana tras la poda.

La poda ha sido especialmente intensa (algunos vecinos la califican como “salvaje”) en la calle Gorgonio de la Llana, la que entra al pueblo desde el parque. Como es evidente, los plataneros que se reparten por toda esta vía presentan ahora un aspecto muy diferente al que tenían hace unas semanas, cuando estaban cargados de ramas y posiblemente necesitados de una limpieza. Pero los vecinos críticos no lamentan que estos árboles no vayan a recuperar su esplendor, sino que la poda se ha llevado a cabo sin demasiado criterio, según opinan. Algunas ramas se han cortado, dicen, de manera que el agua de lluvia puede pudrir estas zonas en las que se ha producido el corte, generando así la muerte progresiva del árbol.

También se han hecho podas en otras zonas del pueblo y se han plantado árboles nuevos en los alcorques que estaban vacíos. La limpieza ha llegado hasta la calle Larga, y en sus árboles ya han brotado nuevas ramas y flores que confirman que la naturaleza es capaz de abrirse paso aunque se le pongan dificultades. En esta calle, y en La Plaza, se han decorado con flores las maceteras, algunas de las cuales lucían bastante descoloridas.

DSC_1113_opt

Árbol de la calle Gorgonio de la Llana en el que ya han surgido algunas florecillas tras la poda.

Nuevos bancos

Además de estos cambios en el mobiliario urbano, el Ayuntamiento ha sustituido los bancos de La Plaza y la calle Larga, que estaban totalmente astillados. Hace dos años les puso unas cuñas metálicas en sus patas para darles mayor altura y facilitar así que las personas mayores se sienten y levanten sin grandes esfuerzos. Los bancos que no se habían cambios (al menos hace unos días) son los que hay instalados en el parque Luis Ocaña y en la calle Gorgonio de la Llana, cuyo estado es todavía más lamentable que el resto. Muchos no solo están astillados y faltos de una capa de barniz, sino que han sido destrozados en actos vandálicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s