Valentín Argandoña, tercer concejal que dimite, evidencia las discrepancias con la líder del PSOE

Posiblemente sea este un hecho sin precedentes en la política pricense: que tres concejales de un mismo partido –en este caso del PSOE– hayan presentado su dimisión cuando apenas llevaban un año en el cargo. El último en hacerlo ha sido Valentín Argandoña, que renunció el 1 de septiembre debido a que su mujer ha sido contratada por el ayuntamiento para limpiar las calles del pueblo. “No podemos estar los dos, ella trabajando y yo de concejal”, se lamenta este pastor de 40 años. Y aunque asegura que habría seguido en el cargo si su mujer no hubiera encontrado el empleo, Valentín ha querido aprovechar la ocasión para sacar de paseo otro motivo por el que ya se planteó la dimisión hace tiempo: sus discrepancias con Isabel Giménez, la líder socialista. Los problemas empezaron a principios de este año, cuando Valentín pidió al ayuntamiento unos documentos sin habérselo comentado antes a Isabel. Según su versión, ella se enfadó sobremanera y dejó de confiar en él. Valentín recibió entonces el apoyo de Gabriel Galán, que también tuvo sus desencuentros con la líder del PSOE y acabó dimitiendo el pasado julio. Él prefirió no concretar los motivos de su renuncia, pero admite ahora a Las Cuatro Esquinas que dejó el cargo por la “nula comunicación” y la “falta de confianza” que les expresaba Isabel. La otra concejal que también dimitió, María del Carmen López, alegó motivos personales y todavía hoy mantiene aquella versión, así que no lo relaciona con las tensiones del partido. El caso es que tres de los cuatro concejales que representaban al PSOE han acabado abandonado. La sustituta de Valentín, Elba Taravilla, no ha confirmado a este periódico si aceptará el cargo.

Estos desencuentros no solo han afectado al funcionamiento interno del partido sino también al ejercicio de la oposición. Isabel apenas ha participado en los Plenos que se han celebrado desde que surgieron estas discrepancias, de hecho, incluso en alguno de ellos se mantuvo totalmente callada. Además, Valentín asegura que ella se ha negado a respaldar algunas de sus propuestas y que ha evitado tener relación con Nicolás Cano, el concejal que abandonó el PP y ofreció su voto a las propuestas de los socialistas. Con su apoyo, la oposición podría haber aprobado algunas medidas, pero la negativa de Isabel a negociar con Nicolás y la incertidumbre sobre si ella las apoyaría ha dejado en suspenso cualquier iniciativa. Así las cosas, desde abril fueron Valentín y Gabriel quienes tomaron las riendas del PSOE en los Plenos para criticar a la Alcaldía y hacer propuestas.

¿Por qué dimite?

Principalmente porque a mi mujer la han contratado en el ayuntamiento y no voy a ser yo una piedra en el camino.

¿Es incompatible?

Sí, porque siendo yo concejal no puede trabajar en el ayuntamiento ninguna persona con consanguinidad de primer o segundo grado y afinidad de primer grado, y este es el caso de mi mujer.

¿Ha tenido algo que ver con su contratación?

Absolutamente nada. Cuando salió el último bando en el que ponía que se necesitaban autónomos para prestar el servicio de limpieza, yo le dije a mi mujer que presentara una instancia y ella la presentó. Este tiempo atrás la llamaron para preguntarle si seguía interesada y dijo que sí.

Ha dicho que este es el principal motivo, ¿hay otros?

Sí, las discrepancias que tengo con la líder de mi grupo, Isabel. Aunque los dos tengamos la misma finalidad, el bien del pueblo, no pensamos de igual manera a la hora de hacer oposición, como bien se ha visto en los Plenos. Todo empezó cuando yo pedí el contrato de la piscina [del año pasado], que no lo había, e Isabel se enfadó bastante porque no le pedimos permiso para pedir la documentación. Convocó una reunión para recriminarnos esa acción. Que un concejal tenga información y luego la exponga en el Grupo creo que es lo que hay que hacer. Después, poco menos que cada uno hemos ido por nuestro lado. También es muy reacia a compartir la información que ella tiene, y sé que es porque desconfía de nosotros.

¿Qué espera que ocurra ahora en el PSOE?

Que reconduzcan la situación y que estén unidos, porque si cada uno va por su lado no hacemos nada. Pero claro, si cuando intentas hacer las cosas de otra manera no recibes apoyo de tus compañeros, se te quitan las ganas de seguir.

¿Entiende a quienes critican que la oposición no está haciendo lo suficiente?

Creo que hemos hecho bastante menos de lo que podíamos hacer. Nicolás y yo queríamos convocar un Pleno extraordinario en enero para tratar el tema de la dehesa. Estoy seguro de que si se hubiera celebrado no habrían salido las cosas como se han hecho, que los agricultores no se habrían quedado con la dehesa a coste cero. Isabel no quiso convocarlo y yo estoy arrepentido de no haberlo hecho.

Isabel Giménez no ha respondido a las cuestiones que este periódico le había planteado a través de correo electrónico.

Anuncios

2 comentarios en “Valentín Argandoña, tercer concejal que dimite, evidencia las discrepancias con la líder del PSOE

  1. Pingback: El PSOE lleva más de seis meses sin sustituir al último concejal que dimitió | LAS CUATRO ESQUINAS

  2. Pingback: Dimite Isabel Giménez, líder del PSOE de Priego | LAS CUATRO ESQUINAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s